Despliega el menú
Aragón

covid-19

Gran respuesta de los usuarios en la reapertura de los centros comerciales

A pesar de la lluvia, la afluencia en las grandes superficies ha sido elevada y constante a lo largo de la mañana.

La reapertura de los centros comerciales al 40% de aforo representa la principal novedad de la entrada de la fase 2 este lunes, y el público está respondiendo con una afluencia elevada y constante. A primera hora de la mañana, ya se veían algunas colas a la entrada de El Corte Inglés del paseo de Sagasta, que ha levantado la persiana a las 10.00 tras más de dos meses de cierre forzado a consecuencia de la crisis sanitaria.

Las instalaciones siguen estrictas medidas de seguridad y limpieza, con objeto de que los clientes tengan todas las garantías a la hora de realizar sus compras. Los probadores se abren de forma alternativa para que no haya cruce de personas y las prendas que no se compran se limpian con luz ultravioleta y vapor. Además, tanto en los pasillos como en las zonas de pago hay vinilos por el suelo, para diferenciar un camino de entrada y otro de salida. 

Los clientes más madrugadores han quedado sorprendidos por el nuevo uniforme que visten los trabajadores -los caballeros no llevan americana y corbata y las damas no llevan chaqueta- de un grupo que ha recuperado el 100% de la plantilla en sus centros de Gran Casa, Independencia y Puerto Venecia.

Allí, en Puerto Venecia, la mayor parte de las tiendas del centro comercial han reabierto este lunes cumpliendo un protocolo de más de 50 medidas de seguridad. A pesar de la persistente lluvia, ha habido afluencia constante de usuarios durante toda la mañana. Algunos, como María Luisa Gil, han acudido a realizar compras de “primera necesidad”. Otros, a disfrutar de una jornada completa de ocio.

Por la mañana compraremos ropa, que ya va siendo hora de renovar el vestuario, y después comeremos por aquí y pasaremos la tarde”, explicaba Juan Carlos Esteban, antes de sentarse a tomar un café en la terraza del local MasQmenos. Y es que la actividad hostelera del centro comercial también se va recuperando paulatinamente. Bares como El Molino han levantado la persiana este lunes, encontrando buena respuesta entre los clientes.

La gente tenía ganas. Aunque el día no acompaña, hemos trabajado bastante a la hora de los desayunos y al mediodía. Para comer, ofrecemos un doble turno”, indicaba Jordi Vilá, también vinculado a la cadena D’Jorge, que, además de en Puerto Venecia, tiene local en Gran Casa.

Esta última área comercial, que atrae a clientes de la margen izquierda del Ebro fundamentalmente, también ha registrado una afluencia elevada de usuarios esta mañana. A lo largo de la semana se irán reincorporando más operadores, hasta recuperar poco a poco la normalidad. Lo mismo ocurre en Aragonia, que este lunes ha recibido a numerosos vecinos de la zona.

Etiquetas
Comentarios