Aragón
Suscríbete por 1€

desescalada

Primeras visitas en residencias: "Se ha emocionado como un niño pequeño, a ver cuándo lo podemos llevar a Boquiñeni"

Fernando Cuartero, de 71 años, ha compartido un emotivo encuentro con su hijo y su hermana en la terraza del centro Delicias de Zaragoza. Unas escenas que se repiten en otras instalaciones similares de la Comunidad.

La lluvia ha estado a punto este lunes de dar al traste con la visita que Fernando Cuartero, de 71 años, esperaba en la residencia de la tercera edad Delicias de Zaragoza, gestionada por la Fundación Rey Ardid. Pero el cielo se ha abierto y, finalmente, la terraza de las instalaciones, con acceso directo desde la calle, ha acogido un conmovedor encuentro entre Fernando, su hijo mayor Juan y su hermana Ascensión. Aunque Fernando padece una demencia reconoce a los suyos y echa de menos a esos hijos que, uno u otro, lo iban a visitar a diario y charlaban en la mesa de algún café cercano antes de que el coronavirus parara el mundo. "Se ha emocionado como un niño pequeño cuando nos ha visto, ahora a ver cuándo lo podemos llevar a su pueblo, a Boquiñeni, que es una de las cosas que más le gusta y recuerda", contaba Juan Cuartero tras los primeros minutos de charla con mascarilla.

Emotivos encuentros como este se han podido vivir en este estreno de la 2 fase de la desescalada en la que la DGA ha autorizado de nuevo las visitas tras más de dos meses de estricto confinamiento, solo en aquellas residencias que están libre de covid-19 y con cita previa. Aunque los encuentros pueden tener lugar ya en el interior de las instalaciones, en esta residencia como en las 14 que Rey Ardid gestiona en la Comunidad se siguen llevando a cabo de momento en espacios al aire libre, una práctica que se considera la más aconsejable.

"¿Tienes frío?¿Te tapamos? Ya tenía ganas de ver a tu hijo y a tu hermana ¿verdad? Te acuerdas mucho de ellos todos los días". Fernando acababa de sentarse a una distancia más que prudencial de los suyos y separados por la valla del terrado. En segundos ha abierto el paquete de galletas de barquillo, "sus favoritas", que le ha llevado su hermana y que la trabajadora social Sofía Conches ha desinfectado antes de entregárselo. Los ojos se le empañaban cuando le han recordado que por estos días se tendrían que haber celebrado las fiestas de Boquiñeni y la jota que un amigo le dedicó el año pasado. "Es un gran aficionado a las vacas, le siguen gustado, y un devoto del Santo Cristo de la Capilla. Siempre va al cementerio a ver a las tumbas de sus padres", dice su hijo.

Y aunque durante estos más de dos meses han hablado con él diariamente por teléfono o por videoconferencia y lo han podio ver en vídeos "gracias a los que hemos sobrevivido no es lo mismo que estar con él en persona", comentaba Juan. "No puedo darte un abrazo, pero es un alivio verte así, tan guapo, que has salido como un dandi, con el pelo perfecto y el bigote arreglado", bromeaba emocionada Ascensión. Se han puesto al día de las novedades de allegados y amigos, incluso del perro al que le han cortado el pelo, pero lo importante es que han podido "compartir con él cerca de una hora y es muy agradecer", subraya Juan. Valoraba positivamente que la residencia echara el cierre el pasado 8 de marzo, lo que ha facilitado que no haya habido ningún contagio, a excepción de dos trabajadoras a las que se les diagnosticó durante sus vacaciones.

Las familias pueden visitar ya a los ancianos que residen en las residencias de mayores en Aragón con el cambio a la fase 2. Heraldo TV ha acompañado a Ascensión y Juan Cuartero, hermana e hijo de Fernando, de 71 años, que vive en la residencia de mayores Delicias, en Zaragoza. Un encuentro que ha estado lleno de emoción tras 71 días sin verse.

"Las familias se quedan más tranquilas cuando los ven en persona"

"Las familias demandaban poder ver a los suyos y es algo muy comprensible, porque se quedan más tranquilos cuando los ven en persona. En cuanto ha sido posible hemos articulado la forma de hacerlas. Recibimos una media de cuatro cada día de lunes a domingo y la agenda está llena. Los horarios están espaciados para que cada uno tenga su tiempo, para que no tengan que correr y no coincidan", cuenta la directora Minerva Morago. La residencia dispone de 98 plazas, de las que en estos momentos están ocupadas 85 y una plantilla de unos 70 profesionales. Morago explica que con los usuarios han tenido que trabajar también el "miedo y el temor" que expresaban ante esta novedad: "Son muy precavidos. Les hemos explicado cómo se iban a cumplir todas las medidas de seguridad, porque dicen que se siente muy seguros aquí dentro".

Aunque cada visita exige su preparación y su tiempo y un despliegue de personal "compensa y es muy reconfortante", asegura la coordinadora de la residencia, Conchita Martínez. Ella y la trabajadora social han acompañado a Fernando durante todo el rato. "Estos días han sido una montaña rusa de emociones continuamente. Los perfiles profesionales de todos se han desdibujado, todos hemos hecho de todo, lo que se necesitaba en cada momento. La pandemia ha sacado lo mejor de cada uno de nosotros", subraya.

Los centros asistenciales aragoneses pueden también recuperar servicios suspendidos, como peluquería o fisioterapia, dentro de una desescalada que los liberará de mantener la reserva de un 10% de sus plazas y de obtener una autorización previa para acoger a nuevos usuarios, siempre y cuando no hayan tenido casos de coronovirus en los últimos 28 días. En la residencia Delicias la peluquera forma parte de la plantilla y este martes reanudará su consulta el podólogo. "Para ello hemos establecido unos circuitos de seguridad. Habitualmente él tiene su espacio en la sexta planta ,pero les vamos a habilitar un lugar para trabajar en la planta a pie de calle", describe la directora. Justo empiezan a caer unas gotas cuando Juan Cuartero se despide de su padre y su tía Ascensión le lanza besos con la mano a través de la valla y se despide de él hasta "muy pronto".

Última hora del coronavirus.

Coronavirus en Aragón.

Coronavirus en España.

Suscríbete al boletín de Heraldo.es sobre la covid-19.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión