Huesca
Suscríbete por 1€

huesca

La residencia de Sariñena levanta el encierro y Binéfar concentra los últimos positivos

El centro covid La Abubilla de Yéqueda solo tiene 12 ingresados ahora, todos ellos con cuadros leves o asintomáticos.

Las trabajadoras de la residencia de Sariñena podrán salir hoy del centro después de dos meses de confinamiento.
Las trabajadoras de la residencia de Sariñena podrán salir hoy del centro después de dos meses de confinamiento.
Voluntarios de Protección Civil de Los Monegros

Poco a poco, las residencias de mayores de la provincia de Huesca están regresando a la normalidad después de varias semanas de mucha presión por la multiplicación de casos y por el elevado número de fallecidos.

Prueba de esta mejoría es la situación de La Abubilla, el centro que habilitó la DGA en Yéqueda para pacientes covid y que este fin de semana solo tenía a 12 personas ingresadas, todas asintomáticas o con cuadros leves. En los picos más altos de la pandemia, la residencia estuvo casi al 100% de sus 47 plazas, como recordó su director, Mateo Ferrer, quien destacó que en estos dos meses han aprendido a ser "cada vez más eficientes". La DGA les ha comunicado que seguirán abiertos por ahora hasta mediados de junio.

Precisamente los últimos positivos que han ingresado en La Abubilla proceden de Binéfar, donde ha habido dos recientes focos en sendas residencias, una privada (María Llevot) y la de la Comarca de la Litera. En la primera dieron positivo 7 de los 26 usuarios –que fueron trasladados al hospital de Barbastro o al centro de Yéqueda– y 3 auxiliares. Mientras, en la segunda detectaron solo 5 positivos (2 ancianos y 3 trabajadoras) de las 115 pruebas que no fue necesario evacuar.

Entre las buenas noticias está el caso de la residencia municipal de Sariñena ya que el Ayuntamiento ha decidido poner fin este lunes al confinamiento de internos y trabajadoras tras el brote registrado hace dos meses y que causó la muerte de al menos nueve internos con test positivo. Las trabajadoras volverán a entrar y salir del centro aunque para garantizar la seguridad, la plantilla se mantendrá separada en dos turnos y seguirán usando equipos de alta protección. También se prorrogará el refuerzo de personal. Actualmente tan solo quedan 5 internos que sigan dando positivo, todos asintomáticos.

También han experimentado una notable mejora notablemente la situación en las residencias de Sabiñánigo y Biescas, dos de las más golpeadas por la pandemia. La primera, donde solo queda un positivo y los residentes pueden salir a tomar el aire por el exterior del propio recinto, ya no está intervenida; y la segunda, cuyos usuarios han dado ya resultados negativos y también pueden pasear por un pequeño jardín interior, espera seguir sus pasos esta semana.

Las residencias de Ribagorza también presumen actualmente de no tener afectados por coronavirus. Las de Castejón de Sos y Campo, que sufrieron la pandemia con mayor virulencia, se felicitan de que los resultados de los últimos test han constatado la ausencia de positivos por lo que, de seguir así, se plantean permitir que a comienzos de junio entren residentes nuevos. Mientras, en las de Graus y Benabarre no llegaron a registrar ningún caso.

Las dos residencias de Monzón, la municipal Riosol y la privada Torrefuentes, tampoco han detectado positivos de momento. Idéntica situación a la de las cuatro de Barbastro (la municipal y las tres privadas de las Hermanitas de los Desamparados, Casa Amparo y Somontano, ), así como la pública de Estadilla.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión