Despliega el menú
Aragón

coronavirus

El parón en las fábricas chinas se puede empezar a notar en las tiendas en marzo

Las empresas no saben si recibirán a tiempo los envíos de ropa y calzado de verano porque la logística se complica para traer contenedores con producto desde China. 

Contenedor en la terminal marítima de Zaragoza.
Contenedor en la terminal marítima de Zaragoza.
Toni Galán

Las empresas aragonesas compran en China productos que van desde el textil y calzado a los componentes para la industria de la automoción o los electrodomésticos. En Aragón había registrados 2.333 importadores de productos fabricados en China en 2019, según datos de Aragón Exterior (Arex). Para el sector logístico que se encarga de traer la mercancía del país asiático se han complicado las operaciones desde el parón en la mayor fábrica del mundo, que comenzó como todos los años con la festividad del Año Nuevo chino a finales de enero, pero que se ha prolongado por las restricciones del coronavirus. La reducción de las importaciones amenaza con retrasar los envíos que se esperaban en marzo en sectores como el textil o el calzado para la temporada de verano.

El cierre de las fábricas ha provocado "que las navieras hayan decidido no escalar todos los barcos en los puertos chinos porque estimaban que no iban a tener toda la carga preparada. Eso ha provocado que haya retraso en la importación de mercancías durante todo el mes de febrero. Hay menos espacio para cargar al haber menos barcos. Y sube el coste del transporte", resume Ismael de Marcos, presidente de la Asociación de Transitarios de Aragón (ATEIA), los operadores logísticos que gestionan los servicios aéreos, marítimos y terrestres para las empresas que exportan o importan.

Transporte aéreo más caro

"La alternativa es enviarlo por transporte aéreo pero el precio es desorbitado y tenemos los mismos problemas. Los aviones de pasajeros suelen llevar carga en las bodegas, pero como se han reducido los vuelos por las restricciones del coronavirus hay menos capacidad para traer carga por aéreo", indican desde la asociación perteneciente a la patronal Fetraz.

La "normalidad" podría volver a las plantas del norte de China a principios de marzo. "En el sur, se espera que el 60% de las fábricas y de los transportistas durante esta semana ya estén disponibles y la zona más complicada es el centro de China, donde se encuentra Shanghái", prevén los transitarios. "Todo el producto 'made in China' se ve afectado", reconocen.

Del lado de las exportaciones, De Marcos advierte que puede haber problemas en alimentos como el cerdo refrigerado que se envía desde Aragón a China. Se transporta en contenedores frigoríficos que pueden quedar parados un mes en un puerto con los riesgos que supone para un producto perecedero y el incremento de los costes.

"Hay terminales colapsadas para el tema de refrigerado. No hay suficientes enchufes para atender a la demanda de contenedores frigoríficos por lo que se buscan puertos alternativos", advierte Óscar Calvo, desde JCV Shipping, dedicada también a la gestión logística. "Al estar dedicados más a la exportación por ahora no estamos notando la caída en volumen. Los que más van lo a notar son los que importen", asegura. A ello une que "tenemos destinos diversificados" por lo que "no lo hemos notado en volumen pero sí en precio, porque las navieras lo empiezan a subir" y cuesta encontrar espacio en los contenedores.

"Vamos a estar un mes con volúmenes bajos"

Desde la navieras se reconoce que "el volumen ha disminuido mucho en la importación de China" y las compañías tratan de "buscar nuevas cargas en países del sureste asiático pero es imposible compensarla al 100%", reconocen desde Cosco. La compañía opera desde 2017 en la terminal marítima de Plaza. A Zaragoza llegan los productos, principalmente desde los puertos de Valencia y Barcelona. "Vamos a empezar a notar a partir de la semana que viene que llega mucho menos volumen de lo que viene habitualmente". Y una vez que se recupere la actividad en China se tardará al menos otro mes en normalizar la situación. "Vamos a estar un mes con volúmenes bajos", calculan. 

"Sabemos que dentro de cuatro semanas viene un barco pero con la mitad de lo que viene normalmente al puerto", estiman sobre los siguientes envíos. "Vamos a empezar a notar que falte alguna mercancía."

Con estas mismas estimaciones trabajan sectores como las empresas de calzado que importan productos desde China. Ahora están a punto de recibir los zapatos que salieron por barco antes de que se desatara la epidemia del coronavirus. "Lo que salió en diciembre está llegando ahora. Es calzado de primavera, más cerrado", explican desde Kaymo, cadena de zapaterías que trabaja desde Cuarte de Huerva. Sin embargo, no saben qué ocurrirá con el zapato abierto que tendrían que empezar a recibir a finales de marzo para vender en sus tiendas a partir de abril.

"No sabemos qué fábricas están cerradas", confiesan, ya que no tienen contacto directo con ellas, sino con los distribuidores. "Algún proveedor nos ha dicho que se atrasará", por lo que este año puede que se tarden en ver sandalias en algunos escaparates más de lo habitual o las tiendas tendrán que buscar proveedores alternativos.

La crisis del coronavirus ha afectado a otras decisiones de la empresa, ya que no asistió a la última Feria del calzado de Milán ni tampoco a la que se celebró en Madrid a principios de mes, "porque había mucha desinformación" y "por prevención".

Desde Ecos, la Federación de Empresarios de Comercio y Servicios de Zaragoza y Provincia, su presidente José Antonio Pueyo, asegura que "no se notan problemas, de momento, en la cadena se suministro". La falta de suministros solo la ha sufrido algún asociado en el caso de "algún componente informático que sí que empieza a faltar". Cree que más adelante se podrán notar efectos en el turismo y por ello repercutir en el comercio.

Turismo chino al alza hasta enero

En lo que se refiere al turismo, los visitantes chinos encabezan las visitas a Zaragoza, que ha comenzado el año ganando visitantes, tanto nacionales como internacionales. Dentro de estos últimos, los procedentes de China siguen aumentando y se colocan a la cabeza, seguidos de los viajeros llegados de Francia e Italia, según los datos que maneja la Oficina de Turismo del Ayuntamiento de Zaragoza. El crecimiento en viajeros fue de 13,28% (78.814 en enero de 2020 frente a 69.574 en 2019), y de un 12,30% en las pernoctaciones (132.323), según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

"Estas cifras tan positivas son consecuencia del crecimiento importante del turismo extranjero con un 32% en viajeros, y un 24,41% en las pernoctaciones, y el nacional, de un 6,46% en viajeros, y un 7,51% en las pernoctaciones", valoran desde el Ayuntamiento. "El turista chino es nuevamente el primero con 6.458 viajeros y 8.013 pernoctaciones, y un incremento de un 64,70% en viajeros y de un 80,80% en las pernoctaciones", indican. El segundo lugar lo ocupa Francia seguido de Italia.

Última hora de la información sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios