Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

SALUD 

Sobre la punta del pie y durante media hora: así debes caminar para adelgazar

Una buena postura corporal y entre 4.000 y 5.000 pasos diarios pueden aportar los mismos beneficios que se obtienen tras realizar ejercicio físico intenso, cuya práctica es menos apetecible durante el verano. 

Caminar
Para obtener los máximos beneficios, hay que prestar atención al pie trasero: lo más recomendable es que solo la punta del pie toque el suelo.
Freepik

Pasar la tarde en el gimnasio, cuando todo el mundo se refresca en piscinas o puntos verdes, o salir a correr cuando el calor aprieta no es nada apetecible y, sin embargo, el periodo estival no deja tregua en lo que a realizar ejercicio se refiere. Aunque no sea el plan más atractivo, hacer deporte sigue siendo necesario durante el verano y existen muchas alternativas para convertir esta tarea en una seductora propuesta: dar largos paseos por la playa, recorrer los atractivos naturales de Aragón, como los nacimientos de los ríos, o disfrutar de excursiones por la montaña en familia

No obstante, hay una opción muy efectiva que se puede realizar en cualquier lugar, se esté o no de vacaciones, ya que no requiere demasiada intensidad: caminar. Entre los beneficios de esta práctica, además de prevenir el dolor de espalda (una de las lesiones más frecuentes durante el estío), se encuentra el de adelgazar. Eso sí, hay que saber cómo andar para contribuir a la pérdida de peso real. 

Adelgazar mientras se camina: trucos para lograrlo 

Los científicos han advertido que se debe ser prudente a la hora de iniciarse en la práctica de la carrera descalza.
1

Caminar durante media hora

Entre los 4.000 y los 5.000 pasos al día, es decir, apenas media hora de caminata. Esa es la cifra que, según el entrenador norteamericano Eric Bowling, ayuda a mantenernos sanos y tonificados. El experto está especializado en los llamados NEAT, un conjunto de ejercicios que buscan convertir actividades rutinarias como lavar el coche o limpiar la casa (que también nos hace más felices), en pequeños momentos de entrenamiento. Sin embargo, este paseo de media hora deberá aumentar hasta un mínimo de 7.500 pasos para aquellas personas que pasen sentados gran parte del día. 

caminar
2

La postura 

Como ocurre cuando se está sentado, la postura también influye a la hora de lograr los resultados más beneficiosos. Para ello, hay que prestar atención al pie trasero: su posición ideal es aquella en la que solo la punta toca el suelo, parecido a la postura de una bailarina de ballet. Además, es recomendable fortalecer, junto con los abdominales, los músculos de la espalda baja. Esto se puede lograr mientras se camina: basta con meter y sacar tripa de forma pausada, durante unas cuantas repeticiones. Por último, se debe andar con el cuello recto y con los brazos moviéndose como un péndulo. 

Pasear
3

¿Andar rápido? 

Para aquellos que disponen de poco tiempo, andar rápido también es una buena solución que contribuye a la pérdida de peso. Asimismo, caminar de manera enérgica aumenta la esperanza de vida y mejora la función sexual, entre otros beneficios. 

Etiquetas
Comentarios