Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

teatro y música. ocio y cultura

Los Titiriteros de Binéfar publican su ‘Retablo de Navidad’ con música popular aragonesa

El libro álbum lleva ilustraciones de David Vela, con desplegables, un CD de diez canciones y reproduce el espíritu del montaje con marionetas

[[[HA REDACCION]]]detalleescenario.jpg
La marquesa Leopolda Maldonado anuncia la funciónde títeres: 'Retablo de Navidad'.
David Vela.

ZARAGOZA. Los Titiriteros de Binéfar combinan la modernidad con la tradición. Están atentos a cuanto sucede en el mundo, en la escena, en las artes, en la política y en las nuevas tecnologías, y a la vez alimentan al público ávido de historias, especialmente a los niños. Ahora, en vísperas de una época en la que se implican mucho, publican ‘Retablo de Navidad’, un libro que contiene un CD con 10 cantos de Navidad antiguos y un código de descarga, con textos de Paco Paricio e ilustraciones de David Vela.

"Cuando Los Titiriteros montamos el ‘Retablo de Navidad’ por primera vez en el año 1995, habíamos hecho ya ‘El bandido Cucaracha’, ‘Almogávares’, ‘Dragoncio’ y ‘El Pasacalles Medieval’, cuatro espectáculos, con gran presencia de música tradicional aragonesa. Y fue por entonces cuando nos planteamos este retablo, por diversas razones: el ‘Auto de los Reyes Magos’ es la primera obra de teatro escrita en lengua castellana; vimos retablos así en varios museos, etc.". Un día la compañía se preguntó: ¿por qué no afrontar la tradición navideña desde la cultura aragonesa?

"Nos gusta mucho esa historia de pastores, el niño que va a nacer, los magos, tan extranjeros, tan exóticos, tan diversos, y el rey Herodes...". Paco Paricio hace una pausa y añade: "Por cierto..., adjudicamos el papel del ‘malo’ a Herodes, más que a los diablillos traviesos y juguetones". Que también los hay.

Por allí apareció uno de los grandes expertos en música popular aragonesa: Blas Coscollar, que estaba trabajando sobre villancicos tradicionales aragoneses para armonizarlos y les pasó una recopilación. "La primera versión para el montaje la trabajó Roberto Serrano y después Ángel Vergara, dos grandes músicos. En la actualidad aquella primera selección ha dado muchísimas vueltas. Este libro-disco se nutre también de grandísimas aportaciones de Pablo Borderías, de Elena Polo y de Quiri Aquilué, además de Ángel Vergara, que es el músico oficial del ‘Retablo’".

No deja de ser chocante o curioso que un marionetista agnóstico como Paricio se anime con un proyecto así. "Ja, ja, ja. Esta historia, leyenda, cuento o dogma de fe, como la queramos llamar, es de todos, no solo de los creyentes. Tiene tal fuerza, tanta enjundia, que un contador de cuentos como yo la desea hacer porque contiene material de primera calidad", explica.

Como si hubiéramos tocado en hueso, Paco va un poco más allá: "Después de haberla representado tantos años, pienso que puede ser un buen lugar de encuentro de laicos, agnósticos, creyentes y ateos. Encierra una apuesta por la vida decisiva y una crítica mordaz a quienes se agarran al poder y son capaces de matar niños inocentes para perpetuarse en él".

[[[HA REDACCION]]]detalle-ilustracioninfierno.jpg
Detalle de la ilustración del infierno con sus diablillos.
David Vela.

El libro tiene formato de álbum ilustrado, con desplegables, o de relato de hechizos con elementos humorísticos. "Llevábamos un año con David Vela analizando el espectáculo y viendo como podría pasar a libro. El retablo de títeres tiene tres niveles: abajo el infierno, en medio la tierra, arriba el cielo. Tres niveles que como algunos viejos retablos de las iglesias se abren, así que reprodujimos la técnica del espectáculo, el gesto fascinante de descubrir lo oculto con esos desplegables. Toda una vieja dramaturgia de iniciación y descubrimiento. David Vela es la imagen de Los Titiriteros», dice Paricio.

David Vela explica así su aportación: "He intentado ante todo ser muy fiel a la representación de la obra, reflejando el aire primitivo y muy expresivo de los títeres y, en el colofón, desvelando el complejo trabajo de los actores. Hay una labor previa de documentación muy exhaustiva, tanto para cuidar el aspecto de las marionetas, como de los instrumentos musicales, decorados o vestuario de los actores". Añade que el proceso ha sido muy laborioso, desarrollado con Paco Paricio.

"Él, como creador de la función, tenía muy claros los aspectos que quería resaltar. Las páginas desplegables a gran formato fueron idea suya, y funcionan como una metáfora del espacio escénico del ‘Retablo de Navidad’: el lector abre y cierra las páginas del libro de la misma forma que sobre el escenario el retablo va abriendo y cerrando sus puertas", resume David Vela.

[[[HA REDACCION]]]reyherodes.jpg
El cruel rey Herodes antepone el poder a la inocencia y la vida de los niños.
David Vela.

EL LIBRO Y SUS CLAVES

El ilustrador. David Vela, ya lo dice Paco Paricio, es la imagen visual de Los Titiriteros de Binéfar. Ha colaborado en varias publicaciones de la compañía y en los montajes. Es un especialista en la obra de Ramón Gamón de la Serna, al que le ha dedicado dos libros, ha ilustrado a Bécquer, y ha recibido varios premios internacionales por su elaborados dibujos humorísticos.

El libro. Con diseño de Ismael Campos, el libro contiene la historia clásica, con texto de Paco Aparicio y dibujos de David Vela, páginas desplegables y abundante información sobre los instrumentos musicales, los trucos del Palacio de Herodes, del cielo y del infierno, y las diez canciones con sus letras, que son de Robres, Laspaúles, Sariñena, Pallaruelo o Lanaja.

El arte de contar. "Buscamos muchas cosas: entretener, fascinar, divertir, hacer pensar, encontrar un punto de vista original de la historia, pero sobre todo queremos devolver a las gentes algo que les pertenece: como en aquella vieja fábula árabe que glosó Borges, un tesoro escondido en su propio jardín", dice el marionetista Paco Paricio, director de Los Titiriteros.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión