Despliega el menú
Huesca

binéfar

Los Titiriteros de Binéfar reivindican en el estreno de ‘Memoria Histriónica’ en el II Festival País de Moñacos la figura de Joaquín Costa

El montaje también repasa la vida de los capitanes republicanos Fermín Galán y García Hernández, una crítica social de María de la O Lejárraga y las greguerías de Gómez de la Serna.

Los Titiriteros de Binéfar se acercan en su último trabajo a la figura histórica y al legado político de Joaquín Costa, padre del Regeneracionismo español. Desde su particular mirada social y cómica de la historia, la compañía binefarense estrena este viernes en el II Festival País de Moñacos, que se desarrolla hasta el domingo en la Casa de los Títeres de Abizanda, la obra ‘Memoria Histriónica’. La función se representa el viernes a las 22.00 y abre el programa de adultos del festival que contará con actuaciones, a esa misma hora, también el sábado (‘Formas de perder la cabeza’, de la Tía Helena) y el domingo (‘Adagio’, de Karlos Herrero).

‘Memoria Histriónica’ es un juego de palabras en el que Los Titiriteros de Binéfar quieren ahondar en la memoria histórica de este país y en figuras claves del ámbito de la política como de la literatura de corte más social, así como de las vanguardias a través del histrionismo o la exageración en el relato para llegar al público. Lo hacen además con el teatro de títeres y objetos en una obra compuesta en cinco escenas. La primera de ellas aborda la vida y obra de Joaquín Costa, nacido en Monzón y conocido como el León de Graus, muy admirado por el abuelo y el fallecido hermano de Paco Paricio, destacado dirigente del PP aragonés y alcalde de El Grado. Objetos como una boina, juguetes o una bolsa de pan de la madre del titiritero bastarán para recrear la austera atmosfera en la que vivió Costa.

El siguiente cuadro está basado en un relato de María de la O Lejárraga, autora que vivió a caballo del siglo XIX y XX y que firmaba sus obras con el nombre de su marido, Gregorio Martínez Sierra. La autora riojana escribió un auto sacramental, por encargo del músico Joaquín Turina, en el que cuenta cómo la Virgen María decide por Navidad salir de la Catedral y recorrer los suburbios. Allí se encuentra a una anciana muy pobre, la vieja Ubalda, que le muestra cómo viven las clases más paupérrimas. La puesta en escena de este diálogo se realiza con títeres de guante y de vara con la técnica italiana pupi.

El tercer acto aborda la sublevación militar republicana de diciembre de 1930 que protagonizaron los capitanes Fermín Galán y García Hernández. La historia, en la que se utiliza el teatro de papel, se cuenta la vida de estos militares desde su juventud, su periplo en la guerra de África, su enfrentamiento con el dictador Primo de Ribera y el intento fallido de la sublevación, hasta el momento de su fusilamiento.

La cuarta escena tiene un carácter más festivo y ofrece el contrapunto a un relato marcado por escenas tristes de la sociedad y la política anterior a la Guerra Civil. En ella se escenifican con juguetes las greguerías de Gómez de la Serna, ahondando en el movimiento literario de las vanguardias. Gómez de la Serna vuelve a aparecer en el epílogo de la obra al interpretarse su monólogo ‘Un escritor sin cabeza’. El montaje cuenta con la música tradicional que saldrá del acordeón del zaragozano Rafe Sánchez.

Paricio está especialmente emocionado ante este estreno en “casa”. “Son pruebas que he ido haciendo de varios cuadros que representamos cuando recibimos el Galardón Joaquín Costa en Monzón, en el Día Mundial del Teatro en Zaragoza, … He ido haciendo un puzzle que he armado y puedo estrenar en La Casa de los Títeres, con un público siempre muy receptivo a lo que hacemos”, explica.

El II Festival País de Moñacos, que reúne hasta el domingo a doce compañías aragonesas, comenzaba este mediodía con la representación de ‘Antón Retaco’, basada en el libro del mismo título de María Luis Gefaell (Premio Nacional de Literatura en 1956). Una emotiva historia de inclusión en la que se cuenta la vida de un niño enano que vive con su familia, en una compañía de artistas ambulantes que recorren los pueblos de España.

Exposición 35 años de Teatro Medianoche

El certamen, único festival de la Comunidad Autónoma que cuenta con una programación formada por compañías aragonesas más una invitada, rinde un homenaje a los 35 años de la zaragozana Teatro de Medianoche. La compañía inaugura este viernes a las 16.30 una exposición sobre su trayectoria escénica y a las 18.00 ofrecerá la función de teatro de sombras ‘El pirata que quiso capturar la Luna’. Otro homenaje recibirá Luis Pardos, director de una compañía de teatro vodevil que se inició como artista con títeres. Pardos protagonizará el primer café tertulia que se celebrará tras la inauguración de la exposición. En los próximos días habrá nuevos cafés tertulia con las compañías Arbolé y Medianoche, el sábado, y A contraluz, el domingo.

La programación infantil del viernes tarde se completa con la verbena ‘Jolgorio del bueno’ con Los Titiriteros de Binéfar que echarán mano a partir de las 20.00 de un repertorio que bebe de las fuentes de la tradición oral. Asimismo por la tarde ya estará instalada la Carpa del Tangram de la compañía invitada, los italianoargentinos A2Mano, que ofrecerán el espectáculo poético visual ‘El Cruce’ con este popular juego.

El II Festival País de Moñacos cuenta con la colaboración del Ministerio de Cultura y del Gobierno de Aragón y constituye el mejor escaparate para conocer el buen estado de las compañías de títeres aragonesas así como descubrir sus distintas técnicas en el manejo de marionetas y el teatro de objetos.

Sobre la Casa de los Títeres

La Casa de los Títeres abrió sus puertas por primera vez en 2004 y en estos quince años se ha convertido en un referente internacional de las marionetas, así como en un espacio para dar a conocer la evolución de este popular teatro. Cuenta con un teatro donde representar funciones teatrales, un museo de títeres de todo el mundo, una instalación de juegos en la era y Casa Maza, un espacio polivalente donde tienen lugar exposiciones, charlas, espectáculos y donde también se encuentra una torre del siglo XI junto a los rincones de los cuentos, los duendes y las hadas.

Etiquetas
Comentarios