Despliega el menú
Ocio y Cultura

planes

Ernesto Artillo: "La moda está aburrida de sí misma"

El diseñador, que vistió con un comentado traje pintado con una mujer desnuda a Alfred en 'OT2017', ofrece este martes en Zaragoza una charla-'performance' dentro del ciclo 'Confluencias', que traerá también a modistos que han creado vestidos para Rosalía, Rita Ora o Lady Gaga.

Ernesto Artillo, en la presentación del ciclo 'Confluencias'.
Ernesto Artillo, en la presentación del ciclo 'Confluencias'.
Toni Galán

Ernesto Artillo (Málaga, 1987) se aproxima a la moda desde todos los frentes: como fotógrafo, como director de arte, como diseñador, pintor, ‘performer’... Una carrera comprometida y de fondo que le ha llevado a colaborar con marcas como Loewe, Pepe Jeans o Sisheido y que tuvo en pico mediático entre 2017 y 2018, cuando su colección ‘La mujer que llevo fuera’ se ‘coló’ en una semifinal de ‘Operación Triunfo’ vistiendo a Alfred García.

Alfred, en 'OT2017', con un traje de Ernesto Artillo.
Alfred, en 'OT2017', con un traje de Ernesto Artillo.
Heraldo.es

El traje, que llevaba pintado en blanco unas formas de mujer desnuda y dio mucho que hablar, también hizo aparición en la alfombra roja de los Premios Feroz de ese año. Brays Efe, Alba Flores o Jordi Suquet se unieron así al mensaje feminista y contra la violencia de género que representaba la colección. Después lo hicieron muchos más rostros conocidos: Gonzo, Alejandro Amenábar, Tamar Novas, Ana Rujas... quienes, vestidos con los diseños de Artillo proclamaban al mundo que eran feministas. La colección fue finalmente subastada con fines benéficos.

Dos años después de aquello, Artillo visita Zaragoza, donde ofrecerá en el Patio de la Infanta de Ibercaja (este martes, 28 de enero, a las 19.00) una conferencia-‘performance’ dentro del ciclo ‘Confluencias’ que organizan Hacer Creativo y la Fundación Ibercaja.

Llega con su discurso intacto, aunque con matices: «Ojalá se hubiera pasado más de moda mi proyecto ‘La mujer que llevo fuera’. Es una pena que dos años después tengamos que seguir hablando de feminismo. Ser feminista debería ser algo que no tendría ni que decirse. Quien tendría que retratarse es el que no lo sea», asegura de aquel proyecto que, dice, «cumplió su función» y terminó con los trajes subastados con fines benéficos.

Artillo cree en el poder de la moda para abrazar causas comprometidas y su trabajo se mete de lleno en cuestiones con carga de profundidad como la relación entre lo comercial y el hecho creativo o el tratamiento de los géneros. «De lo más interesante de la actualidad es el hecho de que no tengamos que elegir entre solo dos opciones, ni en política ni en cuestiones sociales. Ahora uno puede ser lo que quiera, existe el género fluido, lo transgénero y en la moda es fácil ofrecer opciones para todo ello», sostiene.

El pasado sábado, volvió a estar presente en la alfombra roja, en esta ocasión de los Goya, con el diseño de un pendiente con un diamante ecológico (único en el mundo, realizado con una patente exclusiva en un laboratorio) para la firma David Locco que lució Najwa Nimri. 

Artillo eligió a esta actriz porque, a su juicio, representa la idea que anima el diseño de la joya, la relación entre violencia y belleza, la misma que está detrás de los 'diamantes de sangre' y que esta nueva técnica de Davi Locco pretenden erradicar. 

Artillo se reconce seguidor de las alfombras rojas. "Son una fantasía, las veo como si fuera un espectáculo de Rupaul'.

Él, que hoy presentará una ‘performance’, coincide con el historiador de moda Olivier Saillard en que los desfiles es un formato del pasado. «Son formatos que no casan con cuestiones actuales como la defensa del medio ambiente, la dictadura de la tendencia o el consumo compulsivo», opina. «Es una evidencia que al mundo de la moda no le interesa la moda, lo mejor que puede hacer quien quiera hacer moda es apartarse de sus referentes clásicos porque la moda está aburrida de sí misma».

El ciclo ‘Confluencias’ trae también a Zaragoza a Dominnico (25 de febrero), ManéMané (24 de marzo), Ángel Vilda (28 de abril) y Zap-Buj (25 de mayo).

Etiquetas
Comentarios