Despliega el menú
Ocio y Cultura

moda

Moda y religión comulgan en el Santo Sepulcro

Alumnos del Centro Superior de Diseño convierten el monasterio zaragozano en pasarela creativa en un desfile de fin de curso

Sor Ana María Martín, canonesa del Monasterio del Santo Sepulcro, no podía ocultar ayer su emoción al ver el claustro convertido en pasarela creativa. Desde hace meses, las canonesas tienen una misión: salvaguardar el patrimonio material, pero también el espiritual. «Este desfile forma parte de diversas colaboraciones que estamos haciendo con el Centro Superior de Diseño Hacer Creativo. Es la primera vez en la historia de nuestra comunidad, y llevamos ya 700 años aquí, que el claustro recibe a creativos de la moda».

Al ritmo de una versión monástica del ‘Dancers’ de The Killers, se presentó el desfile, que abrió Nieves Casaus, creativa tras Cachito Spain, que se inspiró en los ángeles protectores. La suave melodía de ‘My Immortal’ del grupo Evanescence combinaba con los tonos pastel y las plumas, que culminaron en una peculiar Inmaculada, con manto incluido.

Cachito Spain dio paso a Guillermo Díaz y sus ‘Memorias de Géminis’, inspirado en los chamanes, la religión politeísta africana y el vudú centroamericano, que desarrolló mediante cortes asimétricos, mangas abullonadas y capas a media altura. A continuación, Teresa Gasca, ‘Darkbeetle’, presentó la propuesta ‘Souls’, inspirada en el purgatorio, en la que reinterpretó prendas y añadió cadenas.

China, Ra y Judas Iscariote

Cantal Comín, ‘Naimok’ viajó con sus ‘Cápsulas’ hasta Oriente, para mezclar lana y origami y crear unas prendas que destacaban por su fuerte color y el volumen. Y, de Japón, el ‘Amanecer’ de la diseñadora Ariana Higueras hizo la luz en el antiguo Egipto, donde Ra triunfa frente a la oscuridad de Apofis. Higueras apostó por los flecos, los tules y los cuellos de fantasía.

Ángeles inspiran a Cachito Spain.
Ángeles inspiran a Cachito Spain.
[FRANCISCO JIMENEZ

Llegó el momento de regresar al cristianismo y Judas Iscariote sirvió de inspiraicón a Patricia Calvo, ‘Lescarboura’, en su colección ‘Por 30 denarios’, que comenzó con un diseño inspirado en el hábito monacal y que (seguramente, tras recibir los 30 denarios de plata) se transformó en una alegoría del lujo, con brillantes y reflejos metálicos en los que no faltaban los bolsos donde guardar el dinero.

La Semana Santa fue la base de los diseños de Sofía Cabrera, ‘Sophie CDA’, que mostró unos diseños donde jugó con el morado nazareno, el blanco y rojo del cofrade, las espinas de la corona y la mantilla.

Guillermo Díaz, con uno de sus modelos
Guillermo Díaz, con uno de sus modelos
[FRANCISCO JIMENEZ

Y tras el viaje cristiano, Brenda Sulay mostró las diferentes facetas del sintoísmo y el inicio de la creación. El caos, guerra y amor lo mostró a través de la superposición de tejidos, cinturones y kimonos. Así se cerró el desfile, en una jornada que «sirve de aprendizaje para los alumnos, un incentivo que les lleva a completar diseños y a organizar su propio desfile de moda», resumió Cruz Burillo, directora de Diseño de Hacer Creativo.

La fiesta continuó con la ceremonia de graduación de la promoción, tras cuatro años de estudio en el centro, y una degustación de vino en el jardín del claustro. Que nunca, en sus 700 años de historia, estuvo tan animado.

Etiquetas
Comentarios