Despliega el menú
Ocio y Cultura

XXXIV edición

Una alfombra roja de los Premios Goya en blanco y negro

Actores, directores y académicos piden a Pedro Sánchez más apoyo para el cine español.

El blanco y el negro y la combinación entre ambos ha ganado la partida en la alfombra roja de los Goya, donde ellas han apostado por generosas aberturas laterales en faldas de líneas rectas, aunque no han faltado tejidos vaporosos y grandes volúmenes, y ellos han arriesgado más en blanco, azul y rojo.

Penélope Cruz se ha salido de esa tónica general en blanco y negro y ha apostado por un diseño de Ralph&Russo con mucha pedrería, en tonos lila. La modelo Nieves Álvarez ha conseguido alzarse con uno de los podiums de la elegancia con un diseño de Alberta Ferretti en verde esmeralda, como los espléndidos pendientes del museo Bulgari, que pertenecieron a Gina Lollobrigida.

Al más puro estilo Audrey Hepburn, Belén Cuesta, nominada a mejor actriz por "La trinchera infinita, ha conseguido con una presencia y un estilo delicado que Pertegaz regrese a la alfombra roja con un vestido, con escote palabra de honor, en crudo y negro, confeccionado en tafeta de seda y una gran lazada en la cintura.

Marta Nieto, nominada al Goya a mejor actriz por 'Madre', también ha apostado por el diseño español esta noche en la que ha confiado en la costura de Jorge Acuña, que ha confeccionado para ella un vestido en terciopelo en blanco y negro con escote asimétrico, muy favorecedor.

La conductora de la gala, Silvia Abril, ha posado de blanco con un vestido diseñado por Lorenzo Caprile, con un voluminoso y favorecedor escote, un diseño que después ha cambiado por pantalón de esmoquin negro combinado con cuerpo asimétrico en tejido jacquard de lúrex y maxi volumen en un hombro de Pedro del Hierro.

De blanco también ha asistido a la gala Paz Vega, María Esteve y Anna Castillo, que ha lucido una de las mayores aberturas en su falda. Un color con el que también se han atrevido los caballeros como Fran Perea.

Belén Rueda ha vuelto confiar en un diseño del granadino Benjamin Friman, en seda natural en tono verde aguamarina, inspirado en el Hollywood de los 50 con una gran cola.

Teresa Helbig es una de las diseñadoras estelares sobre la alfombra roja. Macarena Gómez ha vuelto a eligir uno de sus diseños, un vestido de lentejuelas tornasolado con abertura lateral. También ha confiado en la diseñadora catalana Carmen Arrufat, la nominada más joven a los Goya, con 17 años, que ha elegido un vestido de tul sedoso con valenciennes.

Cristina Brondo, con un vestido largo de tul de algodón de macramé, y Carla Simón, con abrigo kimono de piel y terciopelo de seda, han acertado también con su Helbig. Silvia Abascal es una incondicional de Elie Saab y no decepciona. Natalia de Molina deslumbró con un vestido de Óscar de la Renta. Y una tímida Greta Fernández se decantó por un cándido vestido de Gucci.

Los años 30 son los que han servido de inspiración a Alicia Rueda para diseñar un vestido muy femenino en blanco para Toni Acosta. Sin embargo, el negro ha sido el tono que ha lucido la expresidenta de la Academia de Cine Ángeles González-Sinde, que ha acudido a la ceremonia con un vestido de Devota&Lomba.

La nominada al Goya a mejor guión adaptado y zaragozana, Isabel Peña, habla en la alfombra roja de los Premios Goya sobre su trabajo de adaptación del corto 'Madre' a largometraje del director Rodrigo Sorogoyen.

Dos grandes mujeres de cine como Marisa Paredes y Ángela Molina no han decepcionado sobre la alfombra roja. La primera con un vestido de Duyos y la segunda con un diseño de Etro, con el que lucía una figura espectacular

Tres de los nominados gallegos, Benedicta Sánchez, Chelo Loureiro y Luis Tosar han hecho un guiño a la tierra al elegir prendas del diseñador a Adolfo Domínguez. Malena Alterio y Ruth Gabriel han confiado esta noche en Esther Noriega, de la que han lucido dos vestidos con los escotes más espectaculares de la noche, en V hasta la cintura.

Belén López en blanco y negro del sevillano Antonio García y Maribel Verdú de Dior estaban también entre las más elegantes. Lucía Jiménez ha confiado en la confección preciosista de Santos Costura y ha brillado sobre la alfombra roja con un vestido de escote halter de mangas mariposa en blanco y negro. El guiño a un diseñador malagueño como Rafael Urquizar lo han en hecho Adelfa Clavo y Laura Baena.

Cada vez más los caballeros arriesgan en la alfombra roja. Lander Urquijo ha sido el creador del esmoquin de Félix Gomez en terciopelo azul aguamarina con un gran trabajo de pasamanería.

El actor y director Eduardo Casanova, de blanco y con guantes de encaje, ha apostado por un nuevo talento en la moda masculina española, Jaime Álvarez, alma creativa de Mans, y también Enric Auquer. Sin embargo, Ana Locking ha sido la encargada de vestir al provocador Asier Etxeandía, nominado a mejor actor secundario por 'Dolor y Gloria'.

Clásico y elegante Antonio Banderas acudió vestido con un smoking hecho a medida de la firma Emidio Tucci y su pareja Nicole Kimpel lo hizo vestida de Pronovias.

Miguel Angel Muñoz, muy elegante Dsquared2, y José Coronado, de Brooks Brothers, dejaron claro que a cualquier edad la elegancia es algo innato. El buen concepto de la sastrería de García Madrid ha convencido a actores como Jesús Vidal, Gorka Lazcosa o el cantante Pablo Alborán. El 'profesor' de 'La casa de papel', Álvaro Morte, arriesgó con una chaqueta en tercipelo granate, mientras que el transgresor Óscar Jaenada eligió para la gala un Dior.

Etiquetas
Comentarios