Economía
Suscríbete por 1€

economía

Reinventarse con un outlet de calzado: "Con la que está cayendo no me puedo quejar"

Miguel Ángel Pascual ha tenido que volver a emprender tras la pandemia al no poder seguir organizando ferias con su anterior negocio.

Miguel Ángel Pascual, en su tienda Calza2&co.
Miguel Ángel Pascual, en su tienda Calza2&co.
Javier Belver

Miguel Ángel Pascual ha tenido que reinventarse a los 48 años debido a la covid y volver a emprender casi 20 años después de crear su anterior negocio, ahora sin actividad por las restricciones de la pandemia. Nacido en Daroca, vive en Zaragoza, y se dedicaba a organizar ferias de comercio y servicios en varios municipios aragoneses hasta que en marzo, con el primer estado de alarma, se cerraron todas las actividades esenciales. "Expo Pinseque fue la última feria que organicé y luego cerraron", recuerda sobre la declaración del primer estado de alarma y el confinamiento para intentar frenar los contagios.

Hace tres años se decidió a montar un apartamento turístico en Daroca, en la casa familiar, que ahora "también está parado porque no hay turismo".

Entre los certámenes que organizaba se encuentra la feria del calzado de Brea de Aragón, municipio de larga tradición en ese producto en la Comarca del Aranda. De ahí le surgió la idea de organizar una feria en el nuevo centro comercial La Torre Outlet que se iba a estrenar, pero terminó por decidirse a abrir allí una tienda de calzado en la que vender producto de las fábricas aragonesas. Así nació Calza2&co, que comenzó con la inauguración del complejo comercial zaragozano el pasado 22 de octubre.

Adelanto del cierre a las 20.00

"Con la que está cayendo, no me puedo quejar", reconoce sobre la marcha de la tienda, aunque ha tenido que ir adaptándose a las restricciones para el comercio. Le ha descuadrado un poco sus cuentas el adelanto de los cierres en el sector a las 20.00 porque ha tenido que reducir la jornada de sus siete empleados.

Emprender dos décadas después ha sido distinto, aunque con el mismo estrés. "Esta vez en un mes he perdido cinco kilos del estrés de montarlo todo. La vez pasada perdí siete", confiesa. En su experiencia anterior acudió al antiguo Sacme, ahora servicio de emprendedores de CEOE Aragón. "Me ayudó con el proyecto de la empresa de ferias hace 19 años", recuerda. Ahora espera a ver cuándo podrá volver a retomar su negocio de ferias.

Para montar la tienda "me he dedicado muchos meses a ver muchas y mirar que fuera algo diferente", afirma. El interior es amplio, con 450 metros cuadrados, por lo que pese a las actuales restricciones de aforo del 25% por la pandemia, pueden entrar 32 personas. Al tratarse de un outlet, el producto, procedente de muestrarios y restos de colecciones, se va renovando continuamente. "Hay cosas de toda la vida, como zapato castellano, pero también pares de moda. Estoy siempre buscando proveedores", asegura, porque "la gente en un outlet busca marcas". Por ello, aunque la mayoría del calzado es aragonés, también ha tenido que traer de la localidad vecina de Arnedo (La Rioja) donde hay más desarrollo de marcas. A ello se une el goteo de cierres en la comarca aragonesa, iniciado ya en la crisis anterior.

Es la única tienda en la comunidad que vende la marca de montaña Altus. Y hace de "almacén" físico para alguna marca por internet. El coste de estar en un centro comercial es más elevado, y tiene más competencia, pero le compensa el apoyo en otras áreas como el márketing.

Confiesa que en su día a día, "el cambio ha sido brutal porque yo trabajaba en casa y mi familia me tenía a su disposición", recuerda. Ahora conciliar es más complicado. Solo pide "que nos dejen trabajar".

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión