Despliega el menú
Economía

comercio

Los zaragozanos vuelven a tomar el centro pero la afluencia todavía es casi la mitad

Un estudio de CBRE cifra en un 40% el incremento de público por el cambio de fase, pero el comercio sitúa las ventas en un 40% menos que antes del confinamiento.

"Como vamos a salir poco este verano voy a pasar con la ropa que tengo", reconocía este viernes por la mañana María Pilar Romeo, jubilada de Zuera, mientras miraba escaparates en el paseo de la Independencia de Zaragoza. "Llevo unas cremas para el sol. Por si podemos irnos a la playa este verano", decía mostrando su bolsa. Era su primera salida desde el confinamiento por la crisis sanitaria, que como colectivo de riesgo por su edad y alguna patología previa, había respetado a rajatabla."Yo no he salido en tres meses", aseguraba.

El paseo de la Independencia ha recuperado la actividad comercial desde hace un mes, aunque todavía se ven por las aceras muchas personas y pocas bolsas con compra. Hay más público en las terrazas de los bares, que se estrenaron con más ganas después del obligado encierro por la covid-19.

"La gente tiene muchas ganas de mirar cosas", aseguraba Raquel Turón, que salía con dos amigas de una tienda de ropa de mujer en la calle Alfonso, otro de los ejes comerciales del centro. "Tenemos ganas de comprar", aseguraba su compañera Berta Sánchez, que había ido un par de días a Puerto Venecia y había visto mucho movimiento en el centro comercial. Ana Roca, que completaba el trío de treinteañeras en su primer reencuentro para ir de compras, confesaba que había comprado "mucho" por internet durante el encierro por la pandemia. "Ropa, libros y zapatos. Estas sandalias que llevo", decía señalando a sus pies. Salían de la tienda sin bolsas, pero porque querían seguir mirando.

Más visitantes con el cambio de fase

Un estudio de la consultora CBRE sobre la afluencia de visitantes en el eje comercial que marcan el paseo de la Independencia y la calle Alfonso confirma el regreso de los visitantes a las principales calles comerciales del centro de Zaragoza. Este "se aceleró en las semanas de la fase 2 de la desescalada, contribuyendo a la recuperación de la actividad de los retailers", asegura la firma, que utiliza una herramienta digital, llamada Calibrate, para conocer la afluencia de personas y sus hábitos en un área concreta.

En base a los datos de la geolocalización de los móviles de quienes pasan por estas zonas, entre el 25 de mayo y el 7 de junio, el citado eje recibió "un 40% más de visitantes que las dos semanas anteriores, todavía en fase 1, y con menos flexibilidad de movilidad para los ciudadanos y de actividad para los retailers". En cuanto a  los horarios, los principales picos de afluencia se produjeron entre las 18.00 y las 20.00, coincidiendo con las franjas horarias en las que salieron niños y mayores.

Estos datos suponen que respecto a inicios de mayo, fecha en la que arrancó el plan de desconfinamiento gradual en el país, la afluencia en esta calle casi se ha triplicado.

Sin embargo, la cifra está todavía en torno a un 55% por debajo de las cifras semanales medias de antes de la covid-19.

"Restauración y alimentación serán los sectores que más rápido se recuperen, pese a las inversiones que han tenido que llevar a cabo"

"Restauración y alimentación serán los sectores que más rápidamente se recuperen, pese a las inversiones que han tenido que llevar a cabo para adaptarse a la nueva normalidad", asegura Miguel Ángel Gómez Rando, director regional de CBRE Zaragoza. "El ser Aragón una de las comunidades autónomas que antes han pasado en su totalidad a la fase 2 sin ninguna duda está ayudando para recuperar la confianza de los habitantes. Asimismo, creemos que con la reapertura de centros comerciales y de numerosos locales comerciales, la temporada de verano puede salvarse en cierta manera", añade Gómez Rando.

Las ventas han caído un 40% desde marzo

Sin embargo, la mayor afluencia no se traduce todavía en una recuperación de las ventas para los comercios. Desde la federación de empresarios de comercio de Zaragoza (Ecos), su presidente, José Antonio Pueyo, reconoce que "cada día que transcurre vamos a mejor porque la situación de partida es desesperada", pero la caída en las ventas ronda el 40% de media. Los números avanzan "en positivo" con respecto al parón de marzo, aunque siguen "muy alejadas del nivel del año pasado". 

En estos meses sin actividad para muchos negocios no solo se han perdido ventas sino que "los hábitos de compra y el ánimo del consumidor ha caído". Por ello, espera que todo vaya mejor. A medida que han avanzado las fases en la desescalada reconoce que "cada vez más los consumidores se ven más en nuestros establecimientos". De momento, el 80% de los comercios habrían abierto, "pero la afluencia del cliente no llega a cubrir todo el espacio comercial". Confía en que de aquí en adelante se incrementen las visitas a los establecimientos.

""La desaparición de la vida social hizo que vestidos y cosméticos cayeran en picado y por otra parte la larga estancia en el hogar ha supuesto nuevas necesidades"

Calcula que alrededor del 75% del público anterior ya ha vuelto a las tiendas. Aunque el porcentaje varía según el tipo de comercio. "La caída ha sido más acentuada en vestido y calzado y menos en equipamiento del hogar muebles-electrodomésticos-ferreterías porque el confinamiento en casa ha incrementado las necesidades hogareñas". El cambio ha supuesto que el consumidor en un primer momento acaparara productos básicos sobre todo en limpieza y alimentación. "La desaparición de la vida social hizo que vestidos y cosméticos cayeran en picado y por otra parte la larga estancia en el hogar ha supuesto nuevas necesidades", reconoce.

Pueyo afirma que la recuperación se producirá "pero siempre que se restablezca la seguridad sanitaria y se acompañe de más confianza en que la situación económica va a ir a mejor".

El comercio de proximidad ha ganado puntos durante el confinamiento, sobre todo, en zonas rurales "y en las ciudades grandes nos hemos percatado de que sin comercio la ciudad no es lo mismo", afirma.

Pueyo critica que "el Gobierno central en lo que a nuestro sector se refiere no tiene ni idea" y cree que las medidas de la "nefasta" ministra de trabajo junto con otros ministerios "nos van a llevar al desastre". Por ello, pide a las autoridades autonómicas y locales "medios para paliar nuestra situación".

No considera suficientes medidas como la prestación por cese de negocio aprobada para autónomos durante el estado de alarma.  "En algunos casos nos han llegado los 660 euros y en otros no, pero esto es lo de menos, los costes fijos y el lucro cesante es lo que más sube". Y todo ello, ante lo que define como "panorama desolador" en cuanto a las ventas.

La actualidad del coronavirus, minuto a minuto.

Toda la información sobre la enfermedad, en HERALDO.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios