Despliega el menú
Economía

economía

Inditex quiere cerrar unas 300 tiendas pequeñas en España y vender el 25% por internet

El gigante textil, que ha presentado pérdidas históricas por la covid-19, apuesta por establecimientos más grandes y app que permitan saber al cliente en qué tienda está el producto que busca.

Tienda de la cadena Inditex en la calle Preciados de Madrid.
Tienda de la cadena Inditex en Madrid.
Mariscal/EFE

Inditex  inicia una nueva etapa tras conocerse los malos resultados históricos que ha sufrido en el primer trimestre del año por los efectos de la pandemia de la covid-19. El gigante textil fundado por Amancio Ortega, incluye en su plan para los próximos dos años, el cierre de entre 1.000 y 1.200 tiendas en todo el mundo, de las que entre 250 y 300 estarán situadas en España. La mitad se cerrarían este año y la otra mitad, en 2021. Las pérdidas han alcanzado los 409 millones de euros y han supuesto un giro en el modelo de negocio de la compañía gallega.

Inditex quiere mantener el tirón de las ventas por internet que se ha producido durante el confinamiento de la población por la crisis sanitaria. Por ello, apuesta por crecer en ventas 'online' del 14% que representan ahora  hasta un 25%. Para ello, ha señalado que cada una de sus tiendas actuará "como una pequeña plataforma de distribución de moda desde los lugares comerciales más estratégicos de las principales ciudades de todo el mundo".

Nuevas tiendas "integradas"

De esta forma quiere contar con "una red capilar global de distribución integrada con 'online' para atender los nuevos hábitos de compra", según ha detallado en la presentación de resultados.

En cuanto a las tiendas físicas, apuesta por un nuevo modelo en el que habrá menos tiendas pero más grandes. Tiene previstas 150 aperturas al año de establecimientos de mayor tamaño. El millar de tiendas afectadas por los cierres "representan entre un 5% y un 6% de las ventas totales, y tienen una menor capacidad para prestar los nuevos servicios al cliente", ha indicado la compañía.

En cuanto a las enseñas del grupo más afectadas, solo ha concretado que son "establecimientos más antiguos de las cadenas diferentes a Zara". El grupo cuenta con marcas como Zara, Pull & Bear, Bershka, Stradivarius, Oysho, Massimo Dutti, Zara Home y Uterqüe.

Durante la presentación de resultados de este miércoles, la enseña ha explicado que las tiendas que cerrarán están al final de su vida útil, cuyas ventas se pueden recuperar en tiendas cercanas y 'online'. El presidente del grupo, Pablo Isla, ha incluido en el plan 2020-2022 de la compañía una inversión de 1.000 millones  de eurospara reforzar la apuesta por 'online' y 1.700 millones para las tiendas "tecnológicamente integradas".

Consultar en qué tienda está una prenda desde el móvil

En el nuevo modelo de tienda que va hacia la integración de la tienda física y 'online' se incluirán nuevos servicios para los clientes. A través de las aplicaciones móviles se permitirá que los clientes consulten en tiempo real el stock de un artículo en tienda para su compra online y recogida inmediata; accedan a la reserva de probadores cuando lo necesiten o puedan localizar de forma precisa dónde se encuentra una prenda dentro de una tienda.

El confinamiento ha obligado a la cadena a cerrar el 88% de sus tiendas repartidas por 79 países. En la actual etapa de desescalada había abierto el 78% en la primera semana de junio, unas 5.700. La compañía espera que todas las tiendas estén reabiertas a finales de este mes. En China, Japón y Corea, donde la apertura se hizo antes, la compañía ha asegurado que los establecimientos ya han alcanzado casi los niveles de ventas del año pasado. El gigante cuenta con 7.412 tiendas, según los datos a 30 de abril.

Inditex tiene más de 176.600 empleados en todo el mundo. La compañía ha asegurado que la nueva estrategia no afectará al empleo y que los trabajadores afectados por las tiendas "absorbidas", serán recolocados dentro del grupo.

Etiquetas
Comentarios