Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

La SD Huesca cae ante el Racing y deja de depender de sí misma para el ascenso

Los azulgranas no pudieron con el colista ya descendido en un partido en el que acusaron su mala primera parte y en la que no tuvieron capacidad de reacción.

De nuevo toca mirar con suma atención a lo que hagan los rivales directos y especialmente al Real Zaragoza. La derrota ante el Racing de Santander en el partido que abría la antepenúltima jornada por 1-0 provocó que la SD Huesca haya dejado de depender de si misma para conservar al final del curso la segunda plaza y con ella el ascenso directo. Ahora mismo, si los blanquillos ganan los tres partidos que restan, aunque los azulgranas no fallen el próximo viernes con el Numancia y el lunes siguiente con el Sporting, tendrán que conformarse con el ‘play off’. Los de Míchel suman 64 puntos por 62 de los de Víctor Fernández y 60 del Almería, cuarto clasificado. Los blanquillos se miden el domingo al Oviedo y los andaluces, el lunes al Rayo.

[Así hemos contado en directo el partido entre el Racing de Santander y la SD Huesca]

El duelo en El Sardinero para los altoaragoneses resultó bastante gris. Después de la buena imagen dada el miércoles anterior en la visita del Alcorcón a El Alcoraz (2-1), el desplazamiento a Santander para medirse con el colista, descendido matemáticamente sin haber ganado ningún partido desde el confinamiento y que se presentaba con diez bajas aparecía como una buena ocasión para seguir dando pasos decididos hacia el regreso a la élite. Sin embargo, todas las cábalas optimistas se quebraron.

El gol del racing que pone en apuros al Huesca.
La Liga

Los altoaragoneses protagonizaron una mala primera parte en la que carecieron de mordiente y en la que fueron castigados a la contra. Cerraron el periodo con un 1-0, pero podría haber sido peor. Después, el equipo volvió mucho más activo del vestuario y Mir logró marcar, pero su gol fue anulado y a partir de ahí los visitantes se fueron apagando.

En tierras cántabras, las únicas novedades respecto a los titulares de la cita previa con el Alcorcón fueron la entrada de Miguelón al lateral derecho por Pedro López y de Datkovic al central izquierdo en el lugar de Sá. Continuó así la apuesta por Cristo González. El canario, por tercer careo consecutivo, fue de la partida situándose entre Okazaki y los dos centrocampistas más puros, Mosquera y Mikel Rico.

El primer jugador en destacar entre los visitantes fue Álvaro, que a los cinco minutos del comienzo tuvo que despejar un lanzamiento de Nando tras una contra. El esquema se seguiría repitiendo durante los siguientes cuarenta minutos. Aunque el peso del juego lo llevaron los visitantes, en realidad fue algo engañoso. No consiguieron generar peligro alguno hasta el descanso. A pesar de contar en las bandas con carrileros como Galán y Miguelón, insistieron en atacar por el centro sin generar peligro alguno. En una de las pocas veces que el Huesca entró en el área local, Cristo que se había sabido mover bien no fue capaz de levantar la cabeza para ver a Mikel Rico situado en una posición franca. La acción fue todo un ejemplo de lo que le estaba ocurriendo a un equipo faltó de ideas y velocidad.

Enfrente, en cambio, el Racing estuvo cómodo. Esperando a las contras para practicar un fútbol vertical fue capaz de crear peligro. A Míchel, de hecho, no le gustaba lo que estaba viendo y se lo hizo saber a sus jugadores con gestos vehementes. En un primer aviso de Guillermo, el delantero se revolvió a escasos centímetros de Álvaro, pero Pulido le taponó bien. Fue un primer aviso del punta, que en un ataque posterior, antes de la media hora de juego, abrió el marcador.

La reacción azulgrana fue rápida y en un córner el balón le llegó junto a la línea de gol a Okazaki, que no pudo rematar bien. La jugada fue invalidada por fuera de juego, pero al menos sirvió para que el Huesca diese algo de miedo.

Tras la pausa para la hidratación, en el Racing se fue Hernando y entró Olaortua en un cambio de central por central. Hasta el descanso, la dinámica no cambió con unos visitantes que no sabían cómo acercarse a Iván Crespo y que aún pudieron entrar en la segunda parte con un panorama más complicado. En un saque de esquina en el que Figueras cabeceó a la red en una acción que se invalidó por falta a Pulido.

Algo había que tocar en el equipo para reaccionar y volverlo más punzante y tras el paso por los vestuarios Sergio Gómez y Mikel Rico se quedaron en la ducha dejando su sitio a Eugeni y Rafa Mir. Los altoaragoneses pasaron a jugar con sus tres delanteros sobre el césped.

Galán se coló hasta la cocina en la primera gran ocasión del periodo y se la dejó al recién ingresado Mir, que no llegó por poco a lo que bien podría haber supuesto el empate. El ariete murciano, en estado de gracia, dio otro aire a los oscenses. El tener un referente junto a Okazaki de mayor presencia física facilitó el trabajo a sus compañeros y dificultó las cosas a los defensas racinguistas.

En un envío largo, a los 57 minutos Okazaki prolongó a Mir que fusiló a Crespo. Sin embargo, Iglesias Villanueva estimó que el delantero se había ayudado con la mano y anuló el tanto. Irse del Sardinero sin puntos era todo un fracaso, así que Míchel echó un vistazo a su banquillo y llamó a Mboula y Juan Carlos, que entraron por Ferreiro y Cristo para aportar frescura de cara a la última media hora después de que la efervescencia inicial empezase a decaer.

Cuando el cronómetro llegaba al minuto 70, Rafa Mir centró desde la derecha a Okazaki, pero Mboula se cruzó como una centella para rematar sin demasiada fortuna.

El último cambio azulgrana fue el de Nwakali por Mosquera. Los azulgranas tocaban, buscaban, pero no se acertaba con ese pase decisivo que terminase de abrir la defensa rival. Ni se daba con la llave y el reloj corría. En el 83, Álvaro salvó el 2-0 ante un remate de Camus, uno de los canteranos a los que Oltra dio minutos. En los instantes finales, el partido se rompió volviéndose de ida y vuelta. Dentro del último minuto Mir peinó un balón que en el despeje no entró por poco. En el córner posterior el murciano la volvió a prolongar, pero nadie llegó. Ahí murió definitivamente el partido.

Ficha técnica

Racing de Santander: Iván Crespo; Carmona, Figueras, Manu Hernando (Olaortua, 32) Moi Delgado; Mario, Nkaka, Martín Solar (Camus, 67), Hidalgo (Cejudo, 67), Nando (Goñi, 78); y Guillermo (Siverio, 78).

SD Huesca: Álvaro; Miguelón, Pulido, Datkovic, Galán; Mosquera (Nwakali, 71), Mikel Rico (Eugeni, 46); Sergio Gómez (Mir, 46), Cristo (Juan Carlos, 63), Ferreiro (Mboula, 63); y Okazaki.

Árbitro: Iglesias Villanueva (comité Gallego). Amonestó al local Moi Delgado (90) y al visitante Mboula (65).

Goles: 1-0, min. 26: Guillermo.

Incidencias: Partido correspondiente a la 40ª jornada de Segunda División disputado en el Sardinero. En cumplimiento de las normas de seguridad sanitaria, no hubo público en las gradas.


La SD Huesca cae ante el Racing y deja de depender de sí mismo para el ascenso. Vídeo resumen del partido.
La Liga
Etiquetas
Comentarios