Despliega el menú
SD Huesca

SD Huesca

Yáñez, el portero siempre preparado

El guardameta de la SD Huesca, ante la ausencia de Álvaro, volverá a ser de la partida el sábado en Fuenlabrada por tercera vez en este curso. "Tengo más ganas de jugar que nunca", asegura.

Rubén Yáñez, durante el entrenamiento de la SD Huesca de este martes.
Rubén Yáñez, durante el entrenamiento de la SD Huesca de este martes.
Verónica Lacasa

Tres veces ha marchado ya Álvaro Fernández concentrado con la selección española sub 21 y otras tantas habrá sido incluido en el once inicial de la SD Huesca Rubén Yáñez si, ante la nueva ausencia del riojano, el sábado vuelve a ser alineado en la visita al Fuenlabrada. La posición de portero trae aparejadas una gran cantidad de peculiaridades y una de ellas, en el caso de no ser el titular, es la intermitencia a la hora de entrar en el campo. "Tengo más ganas que nunca de poder jugar, de ayudar al equipo y de ganar", manifestó este martes el futbolista cedido por el Getafe.

Yáñez, que no disputaba un partido oficial desde enero de 2018, en Copa del Rey con el Cádiz, y que no actuaba en un choque liguero desde 2015, en Segunda B con el Real Madrid Castilla, debutó con la camiseta azulgrana en la visita del Sporting, saldada con un 1-0, en la jornada cuatro. Su actuación resultó providencial con una gran parada en el último momento que evitó el empate. Después, le tocó volver a sentarse en el banquillo hasta que en el recibimiento al Racing, siete citas después, se puso de nuevo los guantes. En esta ocasión, poco pudo hacer en el tanto firmado por Cejudo, que Ivi equilibró ya en el descuento.

Entre aquella última actuación y la que se espera en el Fernando Torres se habrán vivido de por medio cuatro enfrentamientos sin su participación. "Es lo que toca", se resigna, consciente de que debe centrarse en trabajar y "en dar la talla" cuando tiene la oportunidad de pisar el césped.

El jugador, de 26 años, fue incorporado tras la primera jornada de liga con la intención de cubrir el hueco que iba a dejar la marcha de Jovanovic. Desde el primer día dejó claro que su objetivo era "jugar los máximos minutos posibles, ser titular e importante", pero delante se ha encontrado con la fiabilidad que ofrece Álvaro, que en trece partidos solo ha encajado nueve tantos y que desde el inicio ha contado con la confianza del entrenador Míchel Sánchez. Yáñez califica la competencia que vive con su compañero, dentro de una demarcación que completa Antonio Valera, como "sana". "Nos ayuda a nosotros y al equipo", consideró.

Yáñez, se sumó a la cantera del Real Madrid en 2010 para formar parte del juvenil B. Desde ahí fue ascendiendo en el escalafón hasta debutar en el primer equipo en 2016 en un 6-1 contra la Cultural Leonesa en la Copa del Rey. Su estancia a las órdenes de Zinedine Zidane a la sombra de Keylor Navas y Kiko Casilla le permitió acumular un curriculum en el que aparecen dos Ligas de Campenes, una Liga, una Supercopa de Europa y un Mundial de Clubes. También es internacional en categorías inferiores y participó en el Mundial sub 20 de 2013.

Del club blanco pasó al Getafe, que se lo prestó al Cádiz, con el que disputó seis partidos de Copa. Ya la temporada pasada con los del sur de Madrid se quedó inédito y por ello llegó de cara a la actual a Huesca en busca de minutos.

"Es muy tranquilo, se mantiene frío, domina el juego aéreo y también se desenvuelve bien con los pies", le define Adrián Mallén, el preparador de porteros de la SD Huesca con el que convive a diario. "Por desgracia hasta el momento no ha tenido un papel protagonista en ninguno de sus destinos, pero es muy valorado, no le faltan ofertas todos los veranos", comenta.

Acerca de la relación entre los tres cancerberos, el técnico explica que es la temporada en la que más está "disfrutando en el plano personal". "Álvaro, Yáñez y Valera son tres jóvenes que captan todo rápido y que entre ellos se están ayudando a crecer. Dentro de que cada uno tiene sus características, todos van en la misma dirección", pone en valor.

Etiquetas
Comentarios