Despliega el menú
Deportes

real zaragoza

Una ilusión llamada Dwamena

El delantero está siendo uno de los jugadores destacados de la pretemporada y suma 11 goles en los cinco partidos de preparación del Real Zaragoza.

El delantero Raphael Dwamena itenta batir al meta del Ebro en el amistoso que tuvo lugar en la Ciudad Deportiva.
El delantero Raphael Dwamena itenta batir al meta del Ebro en el amistoso que tuvo lugar en la Ciudad Deportiva.
José Miguel Marco

El Real Zaragoza pujó fuerte por Raphael Dwamena este verano. Y de momento esa apuesta está dando sus primeros réditos. El atacante ghanés, de 23 años y 1,86 metros de altura, es puro músculo, potencia y velocidad. El ariete está mostrando los colmillos del gol en estos primeros partidos de pretemporada. Aunque se trate de rivales de categorías inferiores a la que ocupa el Zaragoza, Dwamena ha anotado 11 goles en los cinco encuentros de preparación. La ilusión por su rendimiento en este período estival es patente.

Fibroso, potente y letal en el campo abierto. Pero también con movilidad e inteligencia dentro del área. Así es ‘Rafa’. El doblete del miércoles ante el Calahorra da buena cuenta de las cualidades del internacional con Ghana. El delantero cedido por el Levante saltó a La Planilla en el minuto 56 con 0-2 en el marcador. Solo le hicieron falta cuatro minutos para estrenarse en el partido. Recuperación de Jorge Pombo en campo propio, conducción del ‘8’ y pase al hueco para dejar a Dwamena frente a frente con el meta riojano. El ‘11’ zaragocista dio un toque sutil con el exterior de su pie izquierdo y marcó su primer tanto del encuentro. Una definición que derrochó clase y elegancia.

El segundo tanto de Dwamena ante el Calahorra llegó en los compases finales. Con el equipo calagurritano cansado y Raphael fresco. Luis Suárez se hizo con el balón y dibujó un pase profundo hacia la banda izquierda. Dwamena cabalgó próximo a la línea de cal, haciendo gala de su portentosa velocidad. Con un toque esquivó la salida del portero para después controlar y desde fuera del área definir a placer con un disparo centrado. No dejó lugar al suspense en su definición.

Abonado al gol

A los pocos días de la llegada de Raphael Dwamena, se estrenó con cinco goles en el partido ante el Peña Ferranca. Y también abrió su cuenta de asistente con un pase de gol a Luis Suárez tras ganar en carrera a un defensor del conjunto barbastrense. Minutos después, el cafetero le devolvió el favor con otra asistencia. Tras su estreno, Raphael continuó perforando la meta rival con un póquer de goles ante el Boltaña. Y también aumentó su cuenta como pasador de gol, tras asistir a Pep Biel y Álex Blanco.

Tras la estancia en el Pirineo, el Real Zaragoza jugó ante el Deportivo Aragón un partido de entrenamiento y después ante el Ebro. En ninguno de los dos compromisos pudo Dwamena aumentar su cifra goleadora, aunque fue un continuo incordio para las defensas rivales. El ariete ghanés ilusiona a la parroquia blanquilla. Algo común cada verano cuando el Real Zaragoza muestra a sus caras nuevas en los amistosos de preparación de la nueva campaña. Sin embargo, el propio Víctor Fernández ya realizó una serie de declaraciones en Boltaña respecto a los fichajes. «Son muy buenos. Encajan perfectamente a mis exigencias y a mi gusto. Nos van a ayudar a crecer muchísimo», aseveró el técnico, que también afirmó: «No me preocupa la euforia con Dwamena porque sé que esto es el fútbol». Y de momento el ghanés parece ser un fijo en los esquemas de Víctor, que ya lo ha probado como único punta y también con Luis Suárez como acompañante, tirado el colombiano a la banda izquierda, en la dupla atacante. Su socio cafetero también ha hablado respecto a esa posible asociación. «Él me dio una asistencia de gol. Luego, yo se la devolví más tarde. Creo que los dos podemos hacer una buena pareja atacante» predijo el ex del Nástic.

Dwamena llegó al Levante tras el pago del conjunto granota de 6 millones de euros al Zúrich. El delantero marcó en sus dos temporadas en Suiza 25 goles y dio 18 asistencias en 55 partidos. Sin embargo, la pasada campaña en Primera División tan solo consiguió anotar un tanto en Copa del Rey. Pero desde que aterrizó en Zaragoza el ghanés lo tiene claro: «Quiero tener buena conexión con los jugadores. No voy tras los goles o las asistencias. Quiero ayudar al equipo en su conjunto». Lo está consiguiendo.

Etiquetas
Comentarios