Real Zaragoza

real zaragoza

Luis Suárez: “Creo que en este Zaragoza un delantero se puede hinchar a meter goles”

El delantero colombiano del Real Zaragoza, de 21 años, llega del Nástic de Tarragona con el objetivo de explotar en el fútbol profesional. Propiedad del Watford inglés, ha jugado antes en España, a donde llegó con 18 años, en los filiales del Granada y el Valladolid.

Luis Suárez, delantero colombiano del Real Zaragoza, atendió a primera hora de este miércoles a HERALDO DE ARAGÓN en el Hotel Barceló Monasterio de Boltaña.
Luis Suárez, delantero colombiano del Real Zaragoza, atendió a primera hora de este miércoles a HERALDO DE ARAGÓN en el Hotel Barceló Monasterio de Boltaña.
Daniel Marzo

Es muy jóven, apenas 21 años, pero ha jugado ya en tres equipos en España. El Real Zaragoza será el cuarto. ¿Cómo fue su captación en Colombia para llegar a Europa?

Recuerdo que fue una llegada muy ansiada para mí. Todos los latinos deseamos jugar antes o después en Europa. Y poder llegar con tan solo 18 años fue un sueño. Me resultó duro. Me costó adaptarme… el estar solo al principio, lejos de los tuyos. Pero yo tenía muy claro mi sueño y mi meta: triunfar. Es lo que tengo propuesto desde pequeño.

Llegó al filial del Granada en un principio y el año siguiente cambió al equipo B del Valladolid. ¿Cómo fue eso?

Cambié de representante. Y llegamos al acuerdo de que tenía que buscar un filial para terminar de crecer y, posteriormente, dar el salto a un equipo de Segunda. Y así lo hemos hecho. Tras salir del Granada fui al filial del Valladolid, donde marque 11 goles y se fijó en mí el Nástic de Tarragona, que es el que me abrió el año pasado las puertas del fútbol profesional.

Ha vivido un año muy malo en Tarragona en lo deportivo, pues el equipo estuvo siempre en la cola de la clasificación y acabó descendiendo.

Ha sido un año muy duro. Pero muy duro. Todo el año metidos abajo del todo y esperando el descenso desde mucho tiempo antes del final de la liga, como al final sucedió. En lo individual, he sabido distinguir sensaciones. Para mí ha sido un año ilusionante, porque es el de mi debut en Segunda División. Tenía que hacer las cosas bien para mostrarme y, en un marco tan difícil, creo que lo logré. Por eso me encuentro ahora en el Real Zaragoza.

Decía Víctor Fernández la semana pasada que un futbolista que marca 7 goles en un equipo colista como el Nástic, seguramente tiene potencial para marcar el doble en un grupo que esté mejor clasificado.

Es lo que queremos todos. Para eso trabajo. Está claro que este año pasado, en el Nástic, para cualquier delantero era muy difícil marcar un gol. Muy complicado porque la situación se nos iba tragando. Sé que en otras condiciones yo puedo marcar muchos más goles. En un equipo donde se crea, se toca, se llega… sé que voy a anotar mucho más que en Tarragona. El año pasado se pasaban 20 minutos de partido y no pisábamos el área rival. En Zaragoza, cada 3 minutos somos capaces de tener una ocasión. Creo que, en este Zaragoza, un delantero se puede hinchar a meter goles.

¿Sabe que el partido que jugó el Nástic en La Romareda, con 3-0 final, su partido pegó al ojo de los ejecutivos del Real Zaragoza por su modo de acometerlo?

Ese día, curiosamente, yo no me había dado cuenta de que había hecho un buen partido. Salí muy molesto al final por el 3-0 y por el juego global del equipo y porque nos hundíamos. Y es verdad que en el vestuario, algún compañero y la gente del ‘staff’ me dijeron enseguida que había hecho un buen partido. Me quedé sorprendido. Y si es así lo del Real Zaragoza, pues es parte de la vida. De tu trabajo diario surgen cuestiones para el futuro muchas veces.

Le nombro a los compatriotas suyos colombianos que le han precedido en Zaragoza, sin demasiada fortuna el líneas generales. ¿Qué supone para usted Faryd Camilo Mondragón, el histórico portero?

Mondragón es un ídolo en Colombia. Muy ídolo. Ha sido portero mundialista durante más de dos décadas. Ha hecho su carrera en Europa con éxito. La portería colombiana tiene dos referentes: Mondragón y Óscar Córdoba.

Abel Aguilar.

Otro referente del fútbol colombiano moderno. Ha estado en varios mundiales, siempre fijo. Es un ejemplo de crecimiento desde las selecciones nacionales en categorías inferiores. Ha rendido muy bien en Europa, también en Sudamérica. Ahora mismo está en el equipo de mi ciudad, Santa Marta, en el Unión Magdalena. Y a su edad (34 años), creo que tiene aún mucho fútbol que ofrecer.

Marco Pérez. Este sí que tuvo mala pata en Zaragoza desde el primer día.

Sí.Tuvo muy mala suerte. Era su primera salida a Europa siendo muy joven y no le salió nada bien. En Colombia está siempre haciendo goles, le está yendo muy bien año tras año. Es muy buen delantero.

Freddy Hinestroza.

No sé quién es. No tengo ninguna referencia.

Jeison Medina, que estuvo el año pasado aquí.

A ver… yo creo que dar el salto a un equipo tan grande como el Real Zaragoza hace que te pueda comer la responsabilidad, el querer hacer cosas y que no te salgan. Medina dio un salto muy grande, a un club que, aunque ahora esté en Segunda División, es un grande por su gente, por su afición, por sus instalaciones… Y eso, al final, cuesta. Cuesta mucho a un chico joven.

Él vino del Leones de Itagüí, club en el que usted también jugó antes de venir a España.

No coincidimos nunca ahí. Hemos cubierto dos etapas diferentes, aunque seguidas en el tiempo.

A usted se le nota ya muy asentado. No tiene el acento cerrado colombiano y se percibe su asimilación de la vida española con gusto.

Sí. Yo ya pasé ese proceso de aterrizar aquí solo con 18 años y adaptarme con más o menos problemas. Esa transición ya la pasé. Y felizmente. Al principio, todos lo pasamos mal, cuesta mucho.

¿Tiene pareja, cómo es su día a día?

Estoy casado y tengo un hijo de casi 2 años. Mi vida gira en torno a mi mujer y mi hijo. Las fiestas son ya para otros, yo vivo muy centrado en lo mío, en el fútbol. Soy muy feliz en España y de este modo.

El Watford inglés es su club matriz, el propietario de su pase. Pero allí no ha jugado nunca.

No. Yo llegué a España desde Colombia para firmar por el Granada, cuando Gino Pozzo era todavía el dueño de ese club. Tras ese primer año, Pozzo decidió comprar mi pase e hizo el papeleo con el Watford, como lo pudo haber hecho con el Udinese italiano, pues son los otros dos clubes del mismo grupo empresarial. Pero yo no he estado nunca en Watford. Este verano quería haber ido, pero tendrá que esperar.

¿Tiene usted vocación de jugar allí, en la Premier League inglesa, alguna vez?

Creo que pronto me llegará ya el pasaporte español, por años de residencia. Y eso me abrirá las puertas.

¿Y baraja alguna opción de ser internacional con su selección, otra condición en Inglaterra para la entrada de extranjeros a su liga?

No he sido nunca internacional con Colombia. Hace poco, en una entrevista, dije que voy a tener la oportunidad de ir con la sub-21 con España en breve tiempo. Sueño con ser internacional, obviamente. Soy colombiano por una parte, pero también España me ha brindado ser jugador profesional, por otro lado. En cualquiera de las dos podría jugar y yo estaría abierto a todo. Ojalá salga todo bien en el futuro.

Con el nombre de Luis Suárez… ¿cuántas bromas está aguantando en los últimos tiempos tras la llegada al Barcelona del uruguayo de su mismo apelativo?

¡Buenooo! En todo momento surge el cachondeo. Ya en Santa Marta, en mi ciudad en Colombia, me ocurría antes de venir a España. Aquí se han multiplicado. Me llamaban ‘Mordeloncito’ (dinosaurio de dibujos animados) y cosas así. Lo típico. Pero lo llevo bien. Me da igual. Luis Suárez el uruguayo es un grandísimo delantero de nivel mundial.

El año pasado jugó en el Nástic con el dorsal 26, del filial, pese a ser jugador del primer equipo de facto. En Zaragoza parece que va a repetir.

Sí. Correcto. Quiero seguir con el mismo número. No me influye en nada por mi edad (sub-23). Al club le viene bien y no hay ningún problema. Igual es mi número talismán. Ojalá pueda marcar con él el doble de goles que en Tarragona, como dijo el ‘míster’.

Sabe que el Real Zaragoza lleva ya 7 años fuera de la Primera División. ¿Sueña con ser partícipe del retorno del equipo a su sitio natural?

¡Bufff…! (señala el brazo con carne de gallina). Es que yo he tomado la decisión de venir a Zaragoza precisamente por eso. Sé la situación que vienen pasando en estos años. Y quiero ser protagonista del año en que se logre devolver a este equipo a donde se merece por todo. Sería para mí lo máximo, lo mejor que me podría pasar en mi carrera y en mi vida después de mi hijo. Espero que este año sea magnífico para todos, el que se persigue en Zaragoza hace tiempo. Veo muchas cosas propicias.

Se le nota implicado, con sinceridad. Su talante no es de tópicos.

Mire. Yo ya lo he hablado estos días con mi familia, con mi gente. Si sale bien lo de Zaragoza, si logramos el ascenso, yo pediría quedarme aquí otro año. Sé que nuestro oficio es, últimamente, estar un año aquí, otro allí y otro no se sabe dónde. Yo tengo ganas de situarme un un sitio, de arraigar. Me gusta esa idea. Me apetece Zaragoza, porque vemos que la ciudad es bonita, cómoda. La gente es increíble cómo nos trata. En el fútbol, percibo que la afición es única. Deseo con todas mis fuerzas que todo salga como soñamos.

Etiquetas
Comentarios