Zaragoza
Suscríbete por 1€

Hostelería

Las terrazas de Zaragoza empiezan a ‘marcar territorio’ e instalar sonómetros para cumplir la nueva ordenanza

La Policía y los inspectores de Servicios Públicos intensificarán la vigilancia una vez entregadas las licencias.

Marcas blancas que delimitan el perímetro de los negocios de la plaza de España
Marcas blancas que delimitan el perímetro de los negocios de la plaza de España
Francisco Jiménez

Las terrazas de Zaragoza han empezado a adaptarse a las exigencias de la ordenanza de veladores y de sus nuevas licencias, que hacen que los negocios ya no se rijan por un número de mesas, sino por los metros cuadrados autorizados. Esto está teniendo consecuencias directas, con el ‘repliegue’ de parte de las terrazas que ampliaron su superficie en los peores meses de la pandemia, la delimitación de los perímetros para "prevenir excesos de ocupación" y la instalación de sonómetros en aquellas que superan los 25 metros cuadrados.

La concejala de Movilidad y Servicios Públicos, Natalia Chueca, confía en que las nuevas licencias contribuyan a reducir "de forma natural" el espacio ‘de más’ ganado por estos negocios, especialmente en las plazas, ya que al ceñirse a su perímetro se garantizarán "sí o sí" los 1,80 metros de distancia exigidos para facilitar el paso peatonal. La situación actual había generado multitud de quejas entre los vecinos por los problemas de ruido y suciedad. 

Por ello, desde el Ayuntamiento advierten de que, una vez entregadas las licencias, los inspectores de la Policía Local y de Servicios Públicos intensificarán la vigilancia sobre el cumplimiento de la ordenanza. "Informarán de quien no lo haga y si pasado un tiempo no se corrigen los problemas se procederá a sancionar a los incumplidores", señaló Chueca, al tiempo que recordó que, con la nueva normativa, los hosteleros se exponen "a perder su licencia".

Cafés y Bares ultima ya el reparto de las 1.051 licencias solicitadas al Consistorio."A este ritmo, habremos entregado la mayoría antes de que termine la próxima semana", afirmó su gerente, Luis Femia. La medida tendría que llevar ya meses en marcha, pero un error material, según explicó la propia concejala de Servicios Públicos en comisión, ha terminado retrasando los plazos.

Hasta ahora, el principal efecto de la ordenanza había sido la reducción de horarios, con el límite de la medianoche entre semana y la 1.30 como tope en sábados y domingos. Esto, no obstante, está empezando a cambiar.

La plaza de España ha sido uno de los primeros puntos en ‘marcar territorio’ con señales blancas en el suelo que establecen la ‘frontera’ entre unas terrazas y otras. La del Gran Café Zaragozano no ha reducido mesas, pero sí espacio. "Ahora ocupamos menos metros cuadrados. Es más estrecha, con menos espacio de separación", explicaba ayer Jorge López, uno de sus camareros.

En adelante, los establecimientos tendrán que tener expuesto "en un lugar visible desde la calle" un plano de la superficie ocupada y su licencia. "El propio documento establece de forma clara y concisa qué puntos hay que cumplir, pero si alguien necesita asesoramiento puede contactar con la asociación", dijo Femia.

Para los hosteleros, poder arañar unos metros cuadrados durante los meses de restricciones de aforo fue "una ayuda tremenda", según reconoció el presidente de la asociación de veladores, Francisco Montaner. "El verdadero problema lo tuvieron quienes carecían de terraza. Con las nuevas licencias volvemos, en cierta manera, a la normalidad", agregó.

Los empresarios piden un tiempo de adaptación, ya que no todos los propietarios están familiarizados con los nuevos requisitos de la ordenanza. "Habrá que darse hasta final de agosto para hacer valoraciones. Si entonces vemos problemas o incumplimientos valoraremos intensificar la campaña informativa", señaló el gerente de Cafés y Bares.

"Es un calvario. Es incomprensible que sigamos así"

Los vecinos afectados por el ruido aseguran que la ‘expansión’ de las terrazas durante la pandemia "ha sido y es un calvario". "Lo lógico y normal es que al mejorar la situación hubiésemos vuelto a la normalidad. Es incomprensible que sigamos así", dijo el presidente de Stop Ruido Casco Histórico, Antonio Pérez. En su opinión, hay ejemplos que "son una barbaridad". 

Ocurre con la plaza de San Pedro Nolasco o la de José Sinués, detrás del Principal. "Han dado el espacio de las calzadas a precio de saldo, y eso se ha traducido en ruido y molestias. Pedimos que se cumpla la ordenanza", expuso. Los hosteleros, en cambio, creen que "no se puede generalizar", y que en los próximos meses "se va a producir una mayor readaptación" fruto del reparto de las nuevas licencias, según señaló el gerente de la Asociación de Cafés y Bares, Luis Femia

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión