Zaragoza
Suscríbete

Un centenar de vecinos del meandro del Ebro piden a la CHE que subsane los daños de la riada

Exigen reparar dos motas que el agua se llevó por delante para evitar más perjuicios. La crecida anegó decenas de casas, campos y empresas que todavía están en muchos casos inutilizables.

Aragón. Parque Deportivo Ebro. Afecciones riada en Zaragoza / 07-01-2022 / FOTO: GUILLERMO MESTRE[[[FOTOGRAFOS]]]
Aragón. Parque Deportivo Ebro. Afecciones riada en Zaragoza / 07-01-2022 / FOTO: GUILLERMO MESTRE[[[FOTOGRAFOS]]]

Hace algo más de tres semanas desde que la última crecida extraordinaria del Ebro pasó por la capital aragonesa. Fueron un par de días en los que todas las miradas estuvieron puestas en el imponente caudal del río y 200 efectivos municipales se volcaron para que los daños fueran los menos posibles. Pero, mientras parece que la situación ha vuelto a la normalidad, todavía son muchos los zaragozanos que están lejos de poder dejar atrás lo ocurrido. En la zona de la ribera cercana a la Expo, decenas de familias se afanan cada día en recuperar sus viviendas o sus negocios con el miedo de que en cualquier momento el agua vuelva a arrasar con todo. No es la primera vez, pero ya han dicho basta. No quieren que la experiencia se repita.

Por eso, un centenar de personas residentes en el entorno y propietarios de alguna explotación agrícola, ganadera y otro tipo de empresas firmaron este viernes un escrito que remitirán a la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) para reclamar que se encargue de subsanar los daños causados por la crecida "con la mayor urgencia posible". No los personales, sino los ocasionados en dos motas defensivas que el río se llevó por delante y que deben estar listas antes de que comience la próxima campaña de riego. Porque además, según explican, cualquier pequeño aumento de caudal sin ser extraordinario podría llegar a ser fatal en estas circunstancias.

"Vamos a remitir un escrito dirigido a la presidenta de la CHE, María Dolores Pascual, para que reconozca la realidad que tenemos dentro de este meandro. No es que sean solo unas tierras, es que aquí hay negocios, granjas y viviendas. Pedimos que esto se repare en tiempo y forma lo antes posible para poder seguir con nuestra vida", resumió César Amorós, guardia de riego de la comunidad de regantes de La Almozara y portavoz de los damnificados. Desde uno de los puntos afectados recordó que, "aparte del agronómico", el entorno tiene "muchos valores añadidos". "Es una zona de expansión de Zaragoza, hay rutas ciclistas y urbanizaciones", recalcó.

Tramos intransitables

La primera mota perjudicada es la de Galandiez, de 60 metros de largo y más de 30 de ancho y que tiene una rotura de 9 metros de profundidad. La otra es la ubicada junto al puente de la A-2 y un carril bici del Ayuntamiento de Zaragoza. En este caso algo menor, de unos tres metros, debido a la orografía del terreno y los materiales que la componen. Además, como recalcan en el documento que enviarán al organismo de cuenca, la mota en Galandiez presenta una serie de fisuras a lo largo de su coronación que la están debilitando y que la hacen intransitable para los viandantes. Esto, en algunos tramos impide llegar a las parcelas, lo que puede provocar todavía mayores perjuicios en las cosechas.

El coste de acometer estos trabajos, según calculó Amorós, superaría los 250.000 euros. Nada comparado, eso sí, con los cuantiosos daños que, de nuevo, numerosas familias se han visto obligadas a afrontar. La mayoría, de hecho, ni siquiera han podido volver a pasar una noche en sus casas y han tenido que alquilar otra vivienda para residir de forma temporal hasta que la suya, con mucho esfuerzo mediante, vuelva a ser habitable.

Aragón. Parque Deportivo Ebro. Afecciones riada en Zaragoza / 07-01-2022 / FOTO: GUILLERMO MESTRE[[[FOTOGRAFOS]]]
n centenar de personas residentes en el entorno y propietarios de alguna explotación agrícola, ganadera y otro tipo de empresas firmaron este viernes un escrito
Guillermo Mestre

"Yo ya llevo casi un mes fuera de casa, que se dice pronto. Y vengo de rascar pintura en este momento y de quitar lodos", lamentó Joaquín Murillo, actor y director de teatro zaragozano y uno de los vecinos perjudicados, que no obstante, más allá de los desperfectos, pidió "poner el acento en el problema que existe a nivel de ingeniería para solucionarlo". "No está pasando que se inunde y ya está, sino que la inundación es tremendamente más gravosa desde que se hizo el dique de la Expo. Es maravilloso y ha renovado la ciudad pero hay que hacer aliviaderos y que salga el agua en condiciones", exigió Murillo, que consideró que tanto la CHE como el Ayuntamiento de Zaragoza y el Gobierno de Aragón deben poner "manos a la obra" para terminar con un problema que es "devastador".

De lo contrario, advirtió, estaremos hablando de "la crónica de una muerte anunciada".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión