Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

Los vecinos del Gancho salen a la calle: "Este no es un buen barrio. Es impensable que un matrimonio con niños venga a vivir aquí"

La Plataforma de Afectados del Gancho y del Entorno Pignatelli ha convocado una manifestación este domingo para reclamar mejoras en el mantenimiento de los edificios y una mayor presencia policial.

Vecinos del Gancho y del entorno de Pignatelli protestan en la plaza del Pilar
Una de las protestas de vecinos del Gancho y del entorno de Pignatelli en la plaza del Pilar
Guillermo Mestre

La Plataforma de afectados del Gancho y del Entorno Pignatelli llama a los vecinos a salir a la calle este domingo a las 11 para exigir un “barrio abierto, seguro e integrado” y para protestar por la “dejadez, abandono y desidia de las instituciones”, tal y como explican en la convocatoria.

El vicepresidente de la plataforma, Javier Magen, se lamenta de que en el barrio se hacen “planes parciales” pero hacen falta “reformas integrales y globales” porque hasta ahora “solo se han puesto parches y estos, a largo plazo, se acaban cayendo”. Magen asegura que este “no es un buen barrio” y se queja de que “no es atractivo ni para la iniciativa privada, ni para construir vivienda, ni para montar un negocio, ni para que gente nueva se venga a vivir aquí” y añade que, por ejemplo, “es impensable que un matrimonio con niños venga a vivir aquí”.

La principal queja que lleva a convocar a los vecinos a las calles este domingo es la degradación urbanística y su mayor reivindicación es un mejor mantenimiento de los edificios del barrio ya que, según aseguran, hay más de un centenar de edificios en estado de “ruina o semiruina” e incluso varios “han colapsado desde el verano”. Otras de las reivindicaciones son la limpieza y la seguridad del barrio que se ve mermada según dicen, por los robos, la ocupación ilegal y el tráfico de droga y objetos robados.

La plataforma solicita una reunión urgente a cuatro con el Ayuntamiento de Zaragoza, la Subdelegación del Gobierno en Aragón, el Gobierno de Aragón y diferentes asociaciones de vecinos. “Esperamos que se marquen pautas para el barrio, porque nos han prometido mucho de palabra pero necesitamos que se pongan manos a la obra”, desea Magen.

La concentración comenzará este domingo a las 11.00 en la plaza de Santo Domingo y continuará por Las Armas, Pedro Dosset, San Blas, Mayoral, San Pablo, Miguel de Ara, Boggiero, Santa Inés, Conde Aranda, Ramón y Cajal, Ramón Pignatelli para finalizar en la Glorieta Aznares.

Edificios en “estado deplorable”

Uno de los temas que más quebraderos de calle había dado hasta ahora a la plataforma, la ocupación, parece estar “estabilizada”, según dicen. El Ayuntamiento de Zaragoza ha tapiado algunos edificios para evitar más ocupaciones, algo que Magen asegura que también han hecho muchos bancos propietarios de viviendas pero, desde la plataforma, querrían que se les diera salida a estos inmuebles. Pero esto no sucede “quizá porque la zona no es atractiva para el mercado”. El portavoz vecinal se lamenta de que muchos edificios están en un estado deplorable y “están así hasta que se caen”.

En concreto, desde la plataforma han contabilizado que en el barrio hay “120 edificios en estado de ruina o semiruina, con las fachadas cayéndose y con un mantenimiento pésimo o nulo”. Se muestran preocupados por la imagen “nefasta” que esto otorga al barrio y proponen varias alternativas.

Por un lado, proponen que el ayuntamiento compre solares o edificios en ruinas y edifique viviendas destinadas “a alquileres baratos para jóvenes, estudiantes, personas jubiladas o con pocos recursos”. Por otro lado, solicitan que se acelere en las Cortes de Aragón la tramitación urgente de la Ley de Vivienda de Aragón que permita la expropiación de solares y edificios abandonados y “en estado ruinoso” que estén catalogadas y que afecten a edificios colindantes.

Diversificar la vivienda social y más patrullas a pie

Magen expone que en el Gancho hay un total de 35 edificios de vivienda social y apuesta por que este tipo de solución “se diversifique por toda la ciudad” porque “concentrarla en un mismo lugar favorece que se creen guetos y no genera riqueza en el barrio”.

Además, “pedimos que aumente el personal de Acción Social para que se vigilen estos edificios y se haga un seguimiento de las personas a las que se les conceden estas viviendas sociales, para que se mantenga la limpieza del edificio”, reclama Magen.

Otra de las preocupaciones habituales de los vecinos es la inseguridad provocada en el barrio por el tráfico de estupefacientes y objetos robados. El portavoz vecinal insiste en que reciben muchas quejas al respecto y aseguran que la Policía Nacional suele acudir a su llamada con rapidez. En lo relativo a la Policía Local, Magen dice haber reclamado “más patrullas a pie de calle para que vengan, no solo a impedir delitos,sino también para inspeccionar edificios, infraestructura etc. Pero no hay cambios, ya no sabemos qué hacer para que la Policía local tenga más presencia en el barrio”.

Fuentes autorizadas del Ayuntamiento exponen que el consistorio viene reforzando la presencia de la Policía Local “desde hace ya tiempo” y recuerdan que la concejala delegada de la Policía Local, Patricia Cavero, se reunió recientemente con la plataforma vecinal y abordaron este asunto. Se les explicó ese refuerzo y el modo en el que se está trabajando.

Ayuntamiento de Zaragoza: "Se ha hecho más en dos años de legislatura que en los 16 anteriores"

Desde el Ayuntamiento de Zaragoza recuerdan que han sido numerosas las actuaciones acometidas en la zona de Pignatelli en estos dos años de legislatura. Recalcan que se ha elaborado un plan urbanístico especial del área Pignatelli y en “próximos días se espera tener un plan que pueda salir adelante con bastante consenso entre todos”. También ahora se está poniendo en marcha el proyecto de una residencia de estudiantes en Pontoneros que incluye espacios vecinales, culturales y sociales. Se trata de un proyecto que lleva “atascado muchos mandatos”.

Desde el Consistorio zaragozano se ha reforzado también la inspección de edificios y limpieza de solares: “En dos años se llevan realizadas dos tercios de las inspecciones y acciones de todo lo que se hizo en cuatro años anteriores”, recuerdan. Añaden que han salido adelante, además, varios proyectos en la zona para hacer vivienda social o de alquiler. También se han instalado cámaras de seguridad por la zona del Gancho y Pignatelli y hay cuatro en tramitación.

Respecto a la okupación se ha puesto en marcha una asesoría jurídica para los afectados por la okupación ilegal y que ha tenido una buena acogida. Señalan que “el consejero de Urbanismo se ha reunido en múltiples ocasiones con asociaciones vecinales, sociales, comunidad educativa del entorno, incluso con la Junta Municipal del Casco Histórico”.

Con todo, fuentes municipales sostienen que “se es consciente de la realidad que se vive en el barrio y se pide la implicación de todas las administraciones”. Y aunque los problemas que reivindican los vecinos “no son de ahora, sino que llevan años y no se pueden solucionar en un periodo corto de tiempo”, recalcan que “se ha hecho más en esta legislatura que en los últimos 16 años”. Y apuntan que es “al Gobierno central a quien corresponde modificar la ley en materia de okupación para poder dar una mejor respuesta”.

Por su parte, el Gobierno de Aragón afirma que no tiene competencias directas para actuar en la zona pero sí puede hacerlo a través de subvenciones y planes previstos en materia de rehabilitación. De hecho, señalan que se firmó un convenio con el Ayuntamiento de Zaragoza para actuar en el ARRU a través de los fondos del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021. En estos momentos existe una propuesta de resolución que servirá para dar vía verde a 11 expedientes en el entorno de la calle Pignatelli y que supondrá una actuación en 60 viviendas. Se destinarán un total de 310.679,59 euros, financiados por el Gobierno de España, Gobierno de Aragón y Ayuntamiento de Zaragoza, para cubrir algo más del 50% de las inversiones previstas.

Tal y como señala la directora general de Vivienda, Verónica Villagrasa, “nuestra labor es, además de aportar la financiación, supervisar los proyectos, gestionar el Plan Estatal de Vivienda y conceder las ayudas”. Por otro lado, Villagrasa señala que “la intervención en materia de vivienda del Gobierno de Aragón se centra más en otro tipo de ayudas, como las ayudas al alquiler, que permitan mejorar la calidad de vida de las personas y, además, evitar la pérdida de la vivienda”. En este caso, están activas ahora dos convocatorias de ayudas con un importe de más de 8 millones de euros.

Un año y medio de trayectoria

La Plataforma de afectados del Gancho y del Entorno Pignatelli lleva un año y medio de trayectoria del que hacen “un balance muy positivo porque, poco a poco y pese a no ser asociación, nos hacen bastante caso”, opina Magen. El núcleo duro de la plataforma lo integran 12 personas y ya cuentan con el respaldo de más de 2.000 seguidores en redes sociales. Actualmente están a la espera de poder oficializar su situación como asociación para así poder asistir a los plenos con el Ayuntamiento.

“Nos hacen caso también porque hacemos ruido”, expone Magen. El 3 de octubre llevaron a cabo una concentración frente al Ayuntamiento en la que cerca de 2.000 vecinos mostraron su haztazgo ante la “inseguridad, degradación urbanística y conflictos sociales” que llevan años sufriendo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión