Zaragoza
Suscríbete

#YoComproEnAragón

zaragoza

Dos chinos, una infancia en Bilbao y su nueva tienda de ropa en Zaragoza: Xi Store

Yaxi Ye y Geng Wu acaban de abrir un establecimiento de prendas, zapatos y complementos de mujer en la zona centro. Para ellos, la crisis de la covid es una oportunidad para desarrollar nuevos proyectos.

Yaxi Ye y Geng Wu en la nueva tienda Xi Store que han abierto en la calle de San Clemente en Zaragoza.
Yaxi Ye y Geng Wu en la nueva tienda Xi Store que han abierto en la calle de San Clemente en Zaragoza.
Oliver Duch

El dibujo de una percha y el de una aguja con hilo son los tatuajes que el joven Geng Wu luce en uno de sus brazos y aún tiene previsto grabarse el de un maniquí. Constituyen toda una declaración de amor por el mundo de la moda, que le ha llevado a abrir una tienda de ropa, zapatos y complementos para la mujer en pleno centro de Zaragoza (calle de San Clemente nº 13) junto a su socia Yaxi Ye. Se trata de Xi Store, que en chino quiere decir "doble felicidad", y la acaban de inaugurar este mismo miércoles.

Para ambos (amigos de la infancia en Bilbao, donde se criaron), la crisis del coronavirus ha supuesto una oportunidad para desarrollar nuevos proyectos. Como buenos chinos no les da miedo emprender, aunque tienen claro que son la siguiente generación "renovada" de aquellos primeros emigrantes del gigante asiático que llegaron a nuestro país y que sus necesidades y demandas son diferentes. "Mantenemos la cultura del trabajo porque nos la han inculcado desde casa, pero también nos gusta disfrutar. Buscamos cosas más exclusivas y nos fijamos mucho en las calidades. Y demandamos una atención personalizada", explica Yaxi, que lleva la parte administrativa del negocio.

Precisamente, exclusividad -en producto, servicio y clientes- es lo que pretenden ofrecer desde Xi Store y el que hayan elegido un local (de dos plantas) en la 'milla de oro' de la capital aragonesa ya denota, subrayan, "una personalidad". "La tienda se ha montado con una necesidad. No me gustaba que gente como yo no encontráramos establecimientos para comprar ropa para ir al trabajo que no fueran las grandes cadenas. Después ves en la calle a muchas personas con las mismas prendas. ¿Dónde está la diferencia y la personalidad?", señala la joven.

No obstante, la ropa, zapatos y complementos que se pueden adquirir en el nuevo comercio no van enfocados solo para ir a la oficina también hay prendas de calle y para eventos especiales, y van dirigidos a mujeres de todas las edades. "Nos centramos en looks bonitos, cómodos y fáciles de combinar y a un precio asequible. El producto está seleccionado por su calidad y resultado. En cuanto al estilo, hay prendas básicas, de fondo de armario, bohemias, chic y elegantes", detallan ambos, que adquieren los artículos en Madrid de proveedores de Francia e Italia.

A Geng Wu, que estudió diseño de moda en la ciudad china de Shanghái, le gustaría que sus futuras clientas disfrutasen del espacio y el ambiente de la tienda y que se empoderaran con su ropa. "Cuando veo en la calle a chicas de Zaragoza compruebo que tienen potencial para ser mucho más estilosas", dice este joven, que ya montó en su día otro establecimiento de moda en la capital vizcaína -donde sus padres se dedicaban a la venta de prendas al por mayor-.

En firmas de lujo

Además, Geng trabajó en Barcelona para grandes firmas internacionales  como Bulgari o Louis Vuitton. "También me fichó la marca Celine. El lujo es un mundo en el que los detalles y el trato al cliente son exclusivos. Me interesaba ver cómo mantienen la fidelidad de esa clientela", explica. En sus planes estaba regresar de nuevo a China para crear una marca de ropa propia, pero en una de sus visitas a la capital maña para ver a su amiga de la infancia surgió la oportunidad de embarcarse ambos en este proyecto.

Por su parte, Yaxi aspira a que Xi Store se convierta en un punto de referencia de las aragonesas a la hora de vestirse y en menos de un año confía en poder contar con el canal de venta 'online'. "Para nosotros es una apuesta; todos los negocios lo son. Hemos contratado a dos chicas a media jornada. No solo pones ilusión en poder vender tu idea sino que también te arriesgas a que no sea aceptada", indica.

De momento, pocos minutos después de abrir al público ya habían hecho la primera venta: un top de cuadros y un vestido adquiridos por una mujer por 34 euros (todos los artículos llevan un 30% de descuento durante el periodo de rebajas). "Me ha gustado la tienda, correré la voz", les ha dicho satisfecha su primera clienta. Después de más de un año de pandemia, con continuos cierres de negocios, ver nuevos establecimientos alegra la vista y sube los ánimos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión