Despliega el menú
Zaragoza
#YoComproEnAragón

zaragoza

Nuevo Pannus Café en el Actur: "A la gente le da esperanza que se abra cualquier establecimiento"

El emprendedor Fernando Romero acaba de inaugurar esta panadería con cafetería en Zaragoza, para la que ha contratado a seis personas a tiempo completo.

Fernando Romero, en la nueva Pannus Café de la avenida Zambrano, de la que es propietario.
Fernando Romero, en la nueva Pannus Café de la calle de María Zambrano de Zaragoza, de la que es propietario.
F. R.

De reto en reto. Ese es el periplo laboral -y también personal- de Fernando Romero, que acaba de abrir un Pannus Café (marca del sector bakery café con tradición artesana) en el barrio del Actur de Zaragoza en tiempo de covid. Mientras el panorama de incertidumbre y crisis económica provocada por la pandemia lleva al cierre de negocios, este emprendedor inaugura una nueva panadería con cafetería -franquicia del grupo catalán Solgepan-, que se suma al 100 Montaditos que ha montado recientemente en el centro comercial La Torre Outlet. En total, ha creado doce nuevos puestos de trabajo en el último trimestre del año (seis en cada uno de los establecimientos).

Romero es profesor de música y durante veinte años dio clases de piano, solfeo y lenguaje musical en los dos centros Acamúsica que su madre abrió en la ciudad, y que mantienen en la actualidad. Fue con la crisis de los 40 años, en 2010, cuando se planteó dar un giro profesional a su vida. "Todo lo que tenía me lo había enseñado mi madre y me pregunté si habría servido para emprender otra actividad si hubiera nacido en otro entorno", relata.

Dicho y hecho. Aunque no sabía nada de hostelería, inauguró el primer 100 Montaditos de Zaragoza, franquicia de Restalia. "Es la franquicia que más se ha extendido en la ciudad: un restaurante por año. Ahora hay nueve", explica. La idea le surgió en un viaje a Madrid al ver la afluencia de público en un establecimiento del grupo madrileño. "Contacté con la compañía, les parecí un buen perfil y me dieron la confianza de montar uno", añade.

Colas en las panaderías con obrador

También era lego en el mundo del pan y la repostería hasta que, tras el confinamiento, paseando por la ciudad comprobó cómo se formaban colas en dos negocios en concreto: las farmacias y las panaderías con obrador. "La gente demanda pan de calidad, de obrador. Ahí se me ocurrió la idea de montar este Pannus Café (hay otro en la estación del AVE). Era un nuevo reto; partía de cero. Me formé en la franquicia en Barcelona", indica.

Tras una importante inversión económica (unos 250.000 euros) y la contratación de seis personas a tiempo completo, el nuevo Pannus Café de la calle de María Zambrano abrió sus puertas el pasado jueves. Se trata de un local de unos 80 metros cuadrados con un mostrador de exposición para la repostería (pan, pastelería y bollería), otro mostrador de cafetería, el obrador donde elaboran todos sus productos, una sala con mesas y sillas para los clientes y una terraza con 10 mesas en la esquina del establecimiento. Y está abierto de 7.30 a 21.00 de lunes a domingo.

El nuevo Pannus Café cuenta con una terraza con diez mesas.
El nuevo Pannus Café cuenta con una terraza con diez mesas.
F. R.

Contar con una terraza lo considera "fundamental" después del cierre que ha vivido el sector de la hostelería durante estos meses tras las medidas del Gobierno aragonés para evitar nuevos contagios. "La gente se ha mentalizado de estar en el exterior y le va a costar volver a la normalidad en el interior de los locales. El estar al aire libre, en espacios abiertos, va a tener en cuenta en el futuro", sostiene. 

Asimismo, destaca que elaboran el pan y la repostería a partir de la masa madre que les suministra la franquicia. Y cuentan con todos los protocolos covid en aras de la seguridad de clientes y trabajadores.

Respaldo familiar y un buen equipo

Montar el Pannus Café en el Actur tiene un significado especial. Ahí estableció su primer 100 Montaditos y también está uno de los centros de música familiar. "Es un barrio de refugio; es como si fuera mi pueblo. Sus habitantes siempre me han apoyado", reconoce, al tiempo que hace hincapié en que su mujer y sus tres hijas son un pilar "fundamental" para emprender. "Y también gracias a los trabajadores puedo hacer esto; son parte del impulso", añade.

Solo llevan unos días abiertos y la acogida está sido "muy buena". Para él, que los ciudadanos vean nuevos negocios lanza un mensaje optimista: que se puede ir hacia adelante. "A la gente le da esperanza que se abra cualquier establecimiento. Se les ve más felices; piensa que eso es también parte de la salida", afirma.

Además, considera que los sectores de la hostelería y el comercio van a salir reforzados de esta crisis y que la ciudadanía va a valorar el esfuerzo que están haciendo estos duros meses de pandemia. "Hay que aguantar un poco. Es cuestión de que cada día que pasa es uno menos para llegar a una situación de progreso. La de la covid es una crisis más. Viviremos otras y no nos pueden atar las manos. Lo importante es superar las dificultades. El problema ya lo tenemos; busquemos la solución", dice.

"Hay que aguantar un poco. La de la covid es una crisis más. Lo importante es superar las dificultades"

De natural "muy positivo", Fernando Romero entiende que después de toda crisis viene la calma y que de todas ellas se puede aprender algo. "El hombre siempre ha buscado una solución a los obstáculos. En la del covid, he visto a amigos asustados. El miedo no te deja progresar; hay que superarlo. Con la vacuna está empezando una esperanza", señala. Él es un ejemplo de lo que dice: tenía en mente abrir los dos nuevos establecimientos y lo ha llevado adelante. "El coronavirus no ha frenado mi hoja de ruta".

Etiquetas
Comentarios