Zaragoza
Suscríbete por 1€

hostelería

Adiós al Juan Sebastian Bar, víctima de la pandemia tras casi 40 años de historia

El considerado por muchos como el templo del humor zaragozano se ha visto abocado al cierre tras casi 40 años de historia.

Mariano Bartolomé, ante la puerta del Juan Sebastián Bar, que ha bajado la persiana despuñes de casi 40 años de historia.
Mariano Bartolomé, ante la puerta del Juan Sebastián Bar, que ha bajado la persiana después de casi 40 años de historia.
Camino Ivars

Aunque lo afronta con bastante entereza, son días tristes para el cómico zaragozano Mariano Bartolomé, así como para todos los amantes de la comedia y el ‘stand up’ de la capital aragonesa. Hace un par de meses, el mítico establecimiento Juan Sebastian Bar, ubicado en la zona universitaria, se sumaba a la lista de víctimas de la pandemia viéndose abocado al cierre tras casi 40 años de historia.

“Los cómicos tenemos nuestra propia manera de ver la vida, es como una filosofía. Supongo que forma parte de este oficio aprender a reírse de uno mismo, aunque a veces no tenga gracia”, explica el humorista de 50 años.

Todo empezó el pasado mes de marzo, con el inicio del primer estado de alarma. “Cerramos el viernes, 13, y estuvimos así hasta el mes de junio, y al poco de abrir di positivo en coronavirus y tuve que volver a cerrar”, afirma Bartolomé. Tras varios meses acumulando pérdidas, contratar a un camarero no era una opción, por lo que tuvo que esperar a recuperarse. “La apertura fue muy dura, se notaba el miedo en el ambiente y la inseguridad de la gente y con la limitación de aforo la situación era insostenible”, reconoce.

Todo esto se unió al hecho de que en septiembre finalizaba su contrato de alquiler: “al final no logramos llegar a un acuerdo con los dueños y decidimos cerrar el local definitivamente”. Sin embargo, a pesar de lo duro de la situación que atraviesa, asegura que tiene claro que ahora toca hacer todo lo posible por salir adelante. “Lo que más duele es sentir que 20 años de tu vida se van de repente, pero ¿con quién te enfadas? Esto no es culpa de nadie”, puntualiza.

Su historia de amor por la comedia comenzó muchos años antes en ‘El cantor de Jazz’, un local ubicado en la calle Dato. “Desde el año 1999 comenzamos a hacer monólogos allí, fuimos de los primeros en la ciudad y  la gente se volcó”, rememora. Así, en el año 2001, comenzaron a estrenar comedia en el escenario del Juan Sebastián Bar, por aquel entonces regentado por Javier Saénz de Jubera, fallecido el pasado mes de enero.  Este garito de la calle Luis Antonio Oro Giral fue el primero aude abrió Jubera a su llegada a Zaragoza en el inicio de la década de los 80.

“En 2005 me quedé al frente del local y ahí hemos estado apostando por la comedia, la improvisación y el ‘stand up’ de jueves a domingo durante más de 15 años”, asevera Bartolomé. El aragonés reconoce que, en aquellos momentos, no existía un garito que realizase una apuesta en firme por este formato en la ciudad. Parecido a un café teatro, por su escenario han pasado desde humoristas de primera línea. Pablo Carbonell, Ignatius Farray, Ricardo Castella, Patricia Sornosa o Iñaki Urrutia, así como de la tierra como Diego Peña, Juako Malavirgen, Encarni Tarumba, Minerva Arbués o Jorge Asín, entre otros. “No existía un local en el que se tratase bien a la comedia en la ciudad. Alguien tenía que hacerlo ¿no?”, bromea.

Y es que, en esta ciudad, quien más y quien menos había pisado alguna vez este local, aunque en ocasiones no supiera muy bien para qué. “Había gente que venía directamente y en taquilla nos preguntaba, ¿qué hay hoy? No sabían el qué, pero tenían claro que lo iban a pasar bien”, admite Bartolomé.

Sobre sus paredes y en cada rincón del local, a modo de curiosa exposición, se encontraban desde instrumentos, como un banjo o un contrabajo, un par de guitarras o un piano dorado, una colección de muñecas de porcelana y una foto de Tony Manero -lo primero que Mariano colocó en el bar-. También había una moto Ossa del año 64 en la entrada del baño. “La compré en Huesca y la adecenté para traerla al bar. Era como una especie de museo de mi vida, con cosas de cine, de música, de historias…”, asegura.

Cierra el mítico Juan Sebastián Bar
Cierra el mítico Juan Sebastián Bar
Camino Ivars

En busca de un nuevo escenario

A pesar de todo, Bartolomé se muestra esperanzado con respecto al futuro e incluso anda en busca de un nuevo local en el que volver a colocar todos sus recuerdos. “Para mí esto no es el final, es una transición”, añade. No obstante, denuncia sentirse “completamente abandonado por parte de las instituciones”, ya no solo como hostelero sino como comediante. “Que la cultura es segura se ha demostrado en numerosas ocasiones, la solución no es cerrar los teatros ni los escenarios. Alguien va a tener que hacer algo para que podamos salir adelante”, reivindica.

De hecho, desde la publicación de las últimas medidas que limitaban el horario de cines, teatros y salas a las 20.00, limitación temporal que se sumaba a la del aforo del 25%, el cómico asegura que ve “muy complicado” que salgan nuevos bolos a corto plazo. “La situación es límite, al final no nos están dejando opciones para salir adelante, y no solo a nosotros, es algo que afecta a todos, pero alguien tendrá que dar una solución. No sé cómo, pero volveremos a volver a disfrutar de la comedia y del Juan Sebastian Bar”, concluye.  

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión