Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

reacciones

"Esto es una patraña, no un plan de rescate a la hostelería"

Los empresarios aragoneses rechazan que les den "limosna" y cuando están al límite les planteen "endeudarse más".

Bares y terrazas de Zaragoza en el primer día de la entrada del nivel de alerta 3 en Aragón
Bares y terrazas de Zaragoza en el primer día de la entrada del nivel de alerta 3 en Aragón
FRANCISCO JIMENEZ PHOTOGRAPHY

El plan presentado para la hostelería aragonesa no es sino "la constatación de que los políticos no entienden la gravedad de lo que hay: que muchos negocios no van a poder llegar vivos al año que viene". Así ha reaccionado Luis Vaquer, presidente de la Confederación de Empresarios de la hostelería de Aragón (Cehat) al plan de rescate presentado este viernes por el vicepresidente aragonés Arturo Aliaga "Esto no merece ser llamado plan de rescate. Es una patraña", ha aseverado. "Con un sector al límite, con la mayoría de establecimientos en ruina y cerrados, vienen a darnos una limosna", ha criticado. "No es que las ayudas no sean bienintencionadas, es que son insuficientes y no solucionan nada". El sector no puede más", ha clamado: "Los hosteleros están desesperados. Es como si para detener una hemorragia, ponen una tirita".

Pese a faltarle calificativos para describir cómo están los empresarios del sector -agotados y desamparados-, Vaquer ha advertido que la hostelería va a seguir con las movilizaciones y anunció que el jueves habrá una protesta en toda España ante las delegaciones de Gobierno de cada provincia para exigir de verdad una inyección de liquidez que les salve de esta muerte lenta. "Es muy sencillo echar las cuentas. La hostelería en España está reclamando 8.500 millones para un verdadero plan de rescate, pues que calculen lo que representa el sector en Aragón en el PIB nacional y nos den esa parte", ha explicado. "Un pago único de 1.000 para los bares o 3.000 euros para los establecimientos de ocio nocturno, que encima no llegará a todas las empresas, e inmersos como estamos en un segundo confinamiento, no resuelve nada", ha reiterado, a la vez que ha exigido "ayudas por cada día y cada mes que nos sigan restringiendo la actividad".

Vaquer ha reconocido comprender que otros sectores se quejen de que, aunque también sufran, ni siquiera les lleguen ayudas, pero "he de decirles que al menos ellos pueden trabajar, mientras que a nosotros nos lo están impidiendo". Por las restricciones, ha insistido que "los empresarios de la hostelería no podemos trabajar", aunque "no quieren verlo".

Ayudas "insuficientes"

"Las ayudas son absolutamente insuficientes y nos dejan en el mismo desamparo que estábamos", ha manifestado por su parte Luis Femía, gerente de la Asociación de Cafés y Bares de Zaragoza y provincia. Cinco millones en ayudas directas y diez repartidos entre avales y créditos "no mejoran en nada la situación del sector. Si al menos hubiera sido al revés y hubieran dado 10 millones en ayudas directas, pero ni eso", se ha lamentado, asegurando que "no es de recibo que Lambán ya el 19 de abril hablase de un plan de rescate al sector y ocho meses después nos venga con esto". 

Cataluña, ha recordado, "acaba de dar 20 millones en ayudas directas y sin ir tan lejos, la Diputación Provincial de Huesca ha dado un millón que comparativamente es mucho más que lo que da el Ejecutivo autonómico", ha indicado. Para Femía que "abran una línea de créditos para endeudarse más cuando ya hay otras de Sodiar y Avalia que no se han utilizado es absurdo". Y en cuanto a los mil euros para un bar y tres mil para el local de ocio nocturno, ha apuntado que "habría tenido más sentido darlos en abril que ahora, cuando la situación es muchísimo más crítica". 

En su opinión, el Gobierno aragonés "tiene un problema de perspectiva" y "no se da cuenta de que estamos en noviembre y no en mayo". Que lo que entonces podía haber sido un paño caliente, explicó, hoy no puede detener la hemorragia. "Me preocupa que no lo vean", ha insistido preguntándose quién va a dar un crédito a un negocio que es incapaz de obtener ingresos porque está cerrado. Estas ayudas, "son un pequeño parche que no arregla nada" y ha criticado que en este plan, mal llamado de rescate, no haya ninguna medida que posponga el pago de los arrendamientos o incluya alguna moratoria en vencimiento de créditos. "No se comprende que la única solución que nos den a estas alturas sea endeudarnos más cuando no podemos ni abrir para hacer caja. Nos sentimos desamparados al darnos solo migajas".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión