Huesca
Suscríbete por 1€

Pillan a un bar de Huesca con 25 clientes almorzando en el interior

La Unidad Adscrita de la Policía desalojó a las personas que estaban dentro y levantó un acta de infracción contra el establecimiento.

La parte trasera del bar donde se encontró a los clientes, con cuatro paredes de obra y un toldo.
La parte trasera del bar donde se encontró a los clientes, con cuatro paredes de obra y un toldo.
Unidad Adscrita de la Policía

La Unidad Adscrita de la Policía Nacional desalojó el viernes por la mañana de un bar de Huesca a 25 personas que se encontraban dentro, incumpliendo la prohibición de consumir en el interior. Los agentes levantaron acta de infracción contra el establecimiento, según confirmaron fuentes del Gobierno de Aragón, e hicieron salir uno a uno a los clientes. 

Los hechos se produjeron sobre las 10.30, a la hora del almuerzo. Cuando los policías de la Unidad Adscrita a la Comunidad Autónoma entraron en el local se encontraron con que había personas consumiendo en la barra y en la parte trasera, amueblada con varias mesas y dos estufas. 

Desde el pasado día 26 de octubre, cuando entró en vigor el nivel 3 de alerta en Aragón está prohibido el consumo en el interior de los locales. El decreto del Gobierno de Aragón solo permite el consumo en terrazas y considera como tales aquellas dispuestas en el exterior, con o sin cubierta, pero con un máximo de dos paramentos laterales.

La dueña del bar mostró su desacuerdo con el número de clientes que se encontraban en el interior cuando llegó la Policía. Según declaró a este periódico, "solo estaban los que venían a pedir y a pagar". Dijo que la parte trasera es "una terraza cubierta", pero lo cierto es que está cerrada por todos los lados, con cuatro paredes de obra y un toldo como cubierta. 

Además de quedar prohibido el consumo en el interior, el citado decreto establece que  siempre será sentado en mesa, mientras que las barras solo podrán ser usadas por las personas consumidoras para pedir y para recoger su consumición

Esta es una de las infracciones más graves detectadas en Huesca desde la entrada en vigor del nivel 3 de alerta. Solo unos días antes, cuando ya regían las restricciones sobre los grupos de más de seis personas y la ciudad se encontraba confinada, la Policía Nacional denunció a 10 que celebraban una fiesta privada en un domicilio, aunque por las declaraciones de los testigos se cree que en total había unas 20 en el interior de la casa. Los hechos ocurrieron en la calle Doña Sancha, en torno a las 3.30 de la madrugada. Los infractores se enfrentan a multas que pueden llegar hasta los 60.000 euros.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión