Despliega el menú
Zaragoza

ley de eutanasia

Médicos de paliativos: "Poca gente pedirá la eutanasia si está bien atendida"

Los profesionales sanitarios que se ocupan del dolor al final de la vida consideran que la regulación de la eutanasia es algo "positivo", pero creen que lo verdaderamente "prioritario" es una ley de cuidados paliativos. 

El texto aprobado reconoce el derecho de todas las personas a recibir cuidados paliativos integrales.
El texto aprobado reconoce el derecho de todas las personas a recibir cuidados paliativos integrales.
Pixabay

El debate a favor y en contra de laeutanasia lleva años encima de la mesa. Las opiniones en este sentido varían de una persona a otra y ocurre lo mismo entre el colectivo médico, que puede acogerse a la llamada objeción de conciencia. Desde la Sociedad Aragonesa de Cuidados Paliativos (Cusirar) consideran que es una cuestión que debía regularse, aunque creen que a la ley le queda todavía "mucho recorrido" para llegar a aplicarse por comunidades y ven mucho más "prioritario" el desarrollo de una ley de paliativos. 

"Decir que la tenemos, con sus criterios y condiciones, puede ser un alivio; otra cosa serán los recursos y las personas que se pongan en este proyecto. Harán falta comisiones y sociedades científicas como cuando se hizo la Ley de Muerte Digna, que fue un tema complejo y que aquí en Aragón fuimos los segundos en aplicar", presume orgulloso el doctor Emilio González, responsable del área de cuidados paliativos del hospital San Juan de Dios de Zaragoza. A juicio de este médico, es "un poco temprano" sacar esta ley para junio, si bien reconoce que "la enfermedad está ahí y no se puede mirar para otro lado".

"La sociedad aragonesa es lo bastante madura como para poner este tema encima de la mesa"

La situación para muchos profesionales sanitarios es comparable a la que vivieron en su día con la Ley del Aborto. "La parte personal depende de cada uno, como cuando se empezó a legislar esta cuestión y fue un ‘boom’ social. Al principio generó mucha reticencia, pero al cabo de los años se considera algo normal dentro de la sociedad española y aragonesa, que es lo bastante madura como para poner este tema encima de la mesa", asegura. Desde Cusirar, insisten en poner en valor los cuidados paliativos y creen que en este sentido la ley no va a cambiar nada. En todo caso, añaden: "podría servir como puerta de entrada a que haya una demanda asociada, y aprovechar para que la atención paliativa especializada se extienda a más población y sea un área reconocida en cuanto a formación médica y enfermera", apostillan. Para Pilar Aguirán, psicóloga y presidenta de esta Sociedad, cabría reivindicar también una mejora de las prestaciones sociales a las familias. "Lo que vamos a dar son recursos y apoyo como venimos haciendo", puntualiza.

Por su parte, el doctor González, que confía en que la legislación de la eutanasia traiga mejoras para la atención paliativa, se muestra convencido de que no habrá una demanda alta: "En 32 años que llevamos atendiendo estas situaciones nadie nos ha pedido expresamente que le quitáramos la vida; muy poca gente va a pedir la eutanasia si está bien atendida", confiesa este médico.

Más recursos para poder "atender a toda la población"

Al margen de la ley de eutanasia que ha iniciado su andadura en el Congreso, los médicos de paliativos insisten en que lo verdaderamente "prioritario" en estos momentos sería implementar la atención a enfermos terminales que padecen dolor físico o emocional al final de sus vidas. "Queremos que se doten con urgencia los recursos necesarios para que podamos atender a toda la población, tanto en la ciudad como en los pueblos", recalca Aguirán, quien explica que una de las carencias del sistema actual reside en la formación de estos equipos. La mayoría están compuestos por médicos y enfermeras, pero no todos los ESAD ofrecen apoyo psicológico, una cuestión que a juicio de esta psicóloga clínica "ayudaría mucho a que el paciente esté atendido en el final de su vida". 

Desde Cusirar denuncian que esta es una cuestión que llevan años reivindicando. Y no solamente sociedades científicas como la suya, también enfermos y agrupaciones de pacientes y profesionales como la AECC. Así, en reiteradas ocasiones, han denunciado el "lento" desarrollo de estos servicios y la "desigual" distribución o reparto de los mismos. De hecho, mientras en algunas comunidades se ha reconocido la especialidad de estos profesionales paliativistas, en Aragón -lamentan- se trabaja sin tenerla reconocida. 

"La sociedad demanda una ley que regule el acceso a los cuidados paliativos, que sea universal y que se puedan prestar en cualquier territorio con profesionales cualificados y reconocidos", reclaman. A juicio de los sanitarios consultados, esta cuestión sería independiente de una futura ley de eutanasia, y aunque la ven como algo "positivo", piensan que no es tan prioritaria como lo que ellos reivindican. 

"La actual ley de muerte digna es de 2011. Se hizo, pero coincidió con época de crisis y se ha quedado en tierra de nadie; sin desarrollarse lo suficiente y pidiendo que se implemente en la mayoría de comunidades", explican.

Para Marta Agudo, una profesional sanitaria de los equipos de soporte y atención domiciliaria (Esad) de Teruel, la ley de eutanasia que ha iniciado su camino en el Congreso se está creando para una demanda ciudadana que es "minoritaria", puesto que afecta -dice- a una parte muy pequeña de la población. "No hay registro de casos porque hasta ahora no era legal y es difícil conseguir cifras, pero por experiencias profesionales nuestras vemos que el porcentaje de pacientes que han estado en paliativos, que es para quienes se legisla esta ley, es muy reducido", señala. 

Sin embargo, siendo los cuidados paliativos un servicio que va a afectar al 100% de la población, puesto que "todas las personas a lo largo de su vida van a necesitar en un momento dado estos cuidados", los profesionales consultados aseguran que la "prioridad" se tendría que dar al desarrollo de esta ley, "independientemente de que haya una legislación de eutanasia que también creemos necesaria", matizan. 

España ya es el cuarto país de Europa y el sexto del mundo en legalizar la eutanasia activa. Pero ¿sabe cuáles son las diferencias entre eutanasia, muerte digna y suicidio asistido? Se lo contamos en el siguiente vídeo.

Por su parte, la doctora Agudo, que forma parte de un grupo nacional de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (Secpal), informa de que están trabajando actualmente en un glosario de términos que ayude a diferenciar cuestiones que a menudo confunden a la ciudadanía, como es el caso de la eutanasia, la sedación o muerte digna y el suicidio asistido. "La sociedad en general no define la eutanasia como lo que es. Hasta en la misma ley es confuso y personalmente creo que a nuestros políticos les debería preocupar más este tema porque incumbe a mucha más población que lo que es la eutanasia", reiteran. 

Etiquetas
Comentarios