Despliega el menú
Zaragoza

desapariciones

Así se busca a los desaparecidos en Aragón: sin tregua ni descanso desde la primera llamada

Las pesquisas de personas desaparecidas no cesan nunca. La Policía Nacional es uno de los cuerpos de seguridad que coordinan este tipo de actuaciones, como en el último caso de Regina Cabeza.

El Grupo de Desaparecidos de la Policía Nacional investiga y coordina las búsquedas.
El Grupo de Desaparecidos de la Policía Nacional investiga y coordina las búsquedas.
Raquel Labodía

El retrato de Regina Cabeza empapela Zaragoza. Esta vecina de la capital aragonesa desapareció el pasado miércoles, 22 de enero, y desde entonces se le busca por toda la ciudad. Familiares, amigos y voluntarios barajan opciones, según fuentes cercanas a sus allegados, y en la actualidad estudian las líneas de autobuses próximas. En la capital aragonesa también se busca a Virgilio Jiménez, otro vecino de Zaragoza de 75 años a quien se vio por última vez el 30 de noviembre. Y a otros desaparecidos que no han sido encontrados, pero se les sigue la pista.

"Empezamos a trabajar antes de la denuncia, desde la primera llamada que se recibe"

"Empezamos a trabajar antes de la denuncia, desde la primera llamada que se recibe en la centralita del 091, aunque lo conveniente es denunciar", señala Abel Ferro, jefe del Grupo de Desaparecidos de la Policía Nacional, uno de los seis miembros que forman el equipo en Zaragoza. Para avisos de este tipo no es necesario esperar 24 horas: "Hay que desmitificar eso, se puede acudir inmediatamente. De hecho, las primeras horas son cruciales". En cuanto la Policía recibe el llamamiento comienza el análisis.

Los primeros pasos de los agentes consisten en reconstruir las últimas horas y el entorno de la persona desaparecida. "Tomamos declaración al denunciante, a sus familiares, amigos y a otras personas del círculo, como a sus compañeros de trabajo; a todo el mundo posible para ampliar información", apunta Ferro. Un rastreo del teléfono móvil del desaparecido o si portaba dinero son factores de utilidad. Se consulta si padecía alguna enfermedad, tomaba medicación vital o tenía problemas de algún tipo. Con todos los datos se trata de dibujar la rutina diaria del desaparecido, así como las circunstancias en que se le vio por última vez, tanto el estado como la localización. De aquí se valora si ha podido ser voluntario, involuntario o, incluso, si hay terceras personas implicadas en su ausencia.

La investigación se ejecuta paralelamente a la búsqueda 'in situ'. "Se peinan los lugares que frecuentaba o que existe constancia que visitó antes de perderle la pista", explica Ferro. A lo que se suman hospitales, pensiones, hoteles y hostales. Aunque la coordinación la acometa Policía Nacional, se pone en alerta al resto de las unidades y se informa inmediatamente al resto de cuerpos de seguridad, como la Guardia Civil o la Policía Local, e incluso internacionales. Los Bomberos trabajan en ríos o en el Canal Imperial. También ayudan los perros y cuentan con el helicóptero de esta jefatura. A la par, se informa al Centro Nacional de Desaparecidos, que lo difunde por las redes sociales.

"De esta forma no caen en el olvido porque nosotros no cesamos de buscar nunca"

Las identidades de estas personas pasan a la base de datos de Personas Desaparecidas y Restos Humanos sin identificar (PdyRH), una vez se firma la denuncia por el funcionario y el denunciante, tal y como se informa en una guía del Centro de Personas Desaparecidas. Se trata de una información compartida a tiempo real entre instituciones interesadas. En este banco también se muestra una dimensión científica, a través del ADN obtenido en pertenencias o de familiares, lo que se denomina 'ante morten'. "Así, se pueden cotejar las identidades de los cadáveres que se encuentran y que coinciden con los desaparecidos", detalla la Policía. "De esta forma no caen en el olvido porque nosotros no cesamos de buscar nunca", aseguran desde este grupo policial. Y confiesan: "No los vamos a dejar, nos acordamos de todos ellos".

La Policía Nacional informa a otros cuerpos de seguridad sobre las desapariciones de personas.
La Policía Nacional informa a otros cuerpos de seguridad sobre las desapariciones de personas.
Raquel Labodía
"Lo vivimos con incertidumbre también, nos implicamos de tal manera que estamos constantemente en vilo"

Las familias están en continuo contacto con los agentes y les derivan a otras instituciones si precisan ayuda psicológica o social. "Lo vivimos con incertidumbre también, nos implicamos de tal manera que estamos constantemente en vilo. Estamos en continuo contacto con la familia", confiesan. Realizan batidas, unas intervenciones que coordinan con otros órganos implicados, como Protección Civil, Bomberos o voluntarios de Cruz Roja. Estas prácticas varían en función de la naturaleza de la zona a peinar, si es rural, urbana o de montaña.

Otras ayudas

Una de las entidades que también velan por el hallazgo de personas es 'SOS Desaparecidos'. Joaquín Amills, presidente de la asociación, afirma que brindan ayuda anímica: "Tenemos asistencia psicológica, criminológica, jurídica y social. La desaparición de una persona querida se vive como un duelo congelado". En una búsqueda en Villamayor de Gállego participó José María López, fundador de la Unidad Voluntaria de Intervención de Perros (UVIP). "Soy voluntario y participo en batidas que se convocan en La Rioja, Navarra y Aragón", relata. Tiene cinco perros (de pastor belga malinois, labrador retriever o mezcla de ambos), aunque asegura que se presta voluntario también sin los canes. Antes de intervenir hablan con la familia del desaparecido y está bajo las órdenes de Policía Nacional y Guardia Civil. Estas entidades contribuyen en la difusión.

"La desaparición de una persona querida se vive como un duelo congelado"

La repercusión también juega un papel importante. Desde esta unidad aseguran el alcance que provocan las llamadas a la ciudadanía: "Con el caso de Regina, al igual que con otros, recibimos multitud de llamadas, un aluvión. Se comprueban absolutamente todas y cada una". Este grupo encargado de desaparecidos ha resuelto casos como la señora que encontraron la pasada semana. "Hace un año encontramos a unos hermanos que habían desaparecido hace tres décadas", recuerdan los agentes.

Etiquetas
Comentarios