Despliega el menú
Zaragoza

Los bomberos rastrean el Canal Imperial en busca de Regina Cabeza

Bomberos del Ayuntamiento de Zaragoza recorren el cauce por si allí encuentran algún rastro de la joven, de la que no se sabe nada desde el pasado miércoles.

La búsqueda de Regina Cabeza sigue imparable. Efectivos de rescate y de diferentes cuerpos de seguridad del Estado continúan rastreando ríos, caminos, y cualquier rincón de Zaragoza y alrededores para hallar algún rastro de la joven, que falta de su domicilio desde el pasado miércoles, cuando dejó su vivienda del barrio de Zalfonada y se fue sin llaves, ni móvil. A esta búsqueda desesperada se unen familiares y amigos de Regina que tampoco están dejando ni un solo lugar por revisar, apoyando la labor de la Policía y los bomberos.

Si que el pasado jueves estos últimos rastreaban el Ebro a la altura del embarcadero de Vadorrey, este lunes han dedicado sus esfuerzos al Canal Imperial a su paso por la capital aragonesa. Así, han repasado parte del recorrido haciendo especial hincapié en las zonas de peor acceso y donde hay mayor acumulación de ramas y arbustos. También han peinado las orillas y sondeado el fondo del caudal por si se pudiera hallar allí cualquier rastro de Regina. 

Mientras, sus amigos y familiares, y decenas de voluntarios que les están echando una mano en estos días difíciles, han visitado los hospitales de la ciudad, los hospedajes en pensiones y hoteles, también en iglesias y en parques, además del aeropuerto y la estación. Todo ello sin que de momento la búsqueda haya dado resultados.

Por eso solicitan la colaboración ciudadana. Han colgado carteles con la imagen de Regina por toda la ciudad, en su pueblo y en buena parte de la comarca del Campo de Cariñena, donde reconocen que la gente se ha volcado para intentar ayudar en la medida de lo posible.

Regina Cabeza, de 47 años, luce melena rubia, tiene una estatura media y complexión delgada. La última vez que se la vio vestía pantalón rojo de cuero, abrigo negro tipo plumas y un gorro de lana marrón claro, según su marido, Javier López.

López reconoció que Regina sufre depresión y que necesita medicarse para estar bien, algo que aumenta la preocupación de sus seres queridos, que reiteran que en caso de que alguien la vea, se ruega llamar a la Policía Nacional (091) o al teléfono 112.

Etiquetas
Comentarios