Despliega el menú
Zaragoza

desaparecidos en zaragoza

Hallan muerta a la vecina de Zalfonada y vivo al anciano que se perdió en el Actur

Más de cien personas peinaron varias zonas de la capital en busca de tres personas desaparecidas. La Policía Nacional contó con la colaboración de bomberos, protección civil y voluntarios.

Lugar junto al río Ebro en el que ha sido encontrado con vida Narciso Ribote y fotografía de Regina Cabeza distribuida para su búsqueda
Lugar junto al río Ebro en el que ha sido encontrado con vida Narciso Ribote y fotografía de Regina Cabeza distribuida para su búsqueda
Guillermo Mestre

Policías, bomberos, miembros de protección civil y voluntarios –más de un centenar de personas en total– se unieron este viernes para participar en una excepcional batida con el único objetivo de encontrar a tres personas desaparecidas en Zaragoza. Su afán y su esfuerzo se saldó con el hallazgo de dos de ellas, pero con resultados muy desiguales.

Apenas llevaban media hora rastreando las zonas delimitadas por la Policía Nacional, coordinadora del rastreo, cuando dos agentes del Grupo de Motos se dieron la alegría de localizar con vida a Narciso Ribote, de 83 años. Estaba débil y semiconsciente, pero vivo. Casi tres horas más tarde, sobre las 13.00, un grupo de voluntarios y agentes hallaba el cadáver de Regina Cabeza, de 47 años, desaparecida desde el 22 de enero.

La búsqueda había comenzado precisamente en la calle Miguel Ambiela del barrio de Zalfonada, en la que vivía Regina. El Grupo de Desaparecidos de la Policía había decidido que fuera desde ese punto del que partieran varios grupos y, con un itinerario establecido, que comprendía parques, riberas y polígonos industriales de la ciudad, fueran ampliando el radio de rastreo.

No muy lejos de su domicilio, en un descampado cercano al Campus Río Ebro, fue hallado su cuerpo. Vestía la misma ropa que su marido describió el día que denunció su desaparición: un pantalón de cuero rojo, un abrigo plumas negro y un gorro de lana de color marrón claro. Una vez inspeccionado el lugar y el cadáver, que no presentaba aparentes signos de violencia, fue trasladado por orden judicial al Instituto de Medicina Legal para practicarle la autopsia y determinar las causas de la muerte.

La mujer sufría una fuerte depresión y estos días pasados había sufrido una fuerte crisis. Cuando salió de su domicilio, sin móvil y sin llaves, su familia se temió lo peor y dio la voz de alarma. De hecho, durante el fin de semana pasado se llevaron a cabo batidas, en las que participaron familiares y amigos de la pareja, entre ellos vecinos de Almonacid de la Sierra, de donde son naturales.

Mientras, a Narciso Ribote, que llevaba dos días desaparecido desde que se perdió cuando paseaba por el meandro de Ranillas, lo encontraron cerca de la orilla del río, a la altura del Parque Deportivo Ebro. Dos ‘centellas’, como se conocen a los motoristas de la Policía Nacional, vieron al anciano tumbado junto a unos troncos y maleza arrastrados con las últimas crecidas del río. Estaba cansado y deshidratado y, tras ser abrigado por los agentes, fue atendido por los sanitarios de la ambulancia de los Bomberos quienes, tras estabilizarlo, fue trasladado al Hospital Miguel Servet. Narciso padece diabetes y necesita medicación frecuente y quedó ingresado en observación.

Perdido desde noviembre

De quien no se encontró rastro alguno fue de Virgilio Jiménez, de 75 años, desaparecido el 30 de noviembre del pasado año. El hombre, que padece deterioro cognitivo, se confundió de autobús cuando regresaba a casa. Virgilio tiene el pelo blanco, ojos marrones y mide alrededor de 1,60 metros. El día que desapareció había llamado a su mujer para decirle que estaba cansado y que había cogido el autobús. Pero nunca llegó a su casa. Sus hijos y amigos han inundado la ciudad con su fotografía, con la esperanza de que alguien lo vea y dé noticias de su paradero.

En la Jefatura Superior de Policía de Aragón existe un Grupo de Desaparecidos, formado por seis agentes. Su jefe es Abel Ferro, quien siempre insiste en que no es preciso esperar 24 horas para denunciar la desaparición de una persona. Al contrario, cuanto antes se comunique antes se podrá empezar la búsqueda profesional.

Etiquetas
Comentarios