Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

emprendedores rurales

La Roulotte de Let abre sus puertas en Saravillo: "Creemos que es algo positivo para el pueblo y a mí me permite conciliar"

La zaragozana Leticia Ortega inaugura este sábado una 'food truck' con la que busca conciliar trabajo y familia en esta localidad pirenaica, donde reside con su pareja y su hijo, de 16 meses de edad.

La zaragozana Leticia Ortega, en la 'food truck' que inaugura este sábado en Saravillo.
La zaragozana Leticia Ortega, en la 'food truck' que inaugura este sábado en Saravillo.
L. O.

La zaragozana Leticia Ortega y el oscense Fernando Mur, natural de Saravillo, tenían pensado abrir un hostal en este pueblo del Pirineo aragonés cuando de pronto la pandemia les obligó a cambiar de planes ante la imposibilidad de embarcarse en plena crisis en un proyecto tan grande. Así nació 'La Roulotte de Let', una pequeña caravana de comida ambulante que ellos mismos han restaurado en estos meses de "parón" para la hostelería y el turismo en el valle con la intención de empezar a dar servicio a partir de este sábado, 22 de mayo, de cara a la temporada de verano

Para Leticia, que estudió Cocina y ha trabajado siempre para otros en el sector de la restauración, dar el salto al emprendimiento supone la mejor manera de "tirar para adelante", compatibilizando el trabajo con la crizana de su hijo, de 16 meses de edad. "La hostelería ahora mismo está fatal en el valle y siendo madre de un chico tan pequeño es complicado que te contraten a 40 horas como hacía antes... En octubre, cuando volvieron a cerrar todo y vi que el paro se me acababa, se nos ocurrió la idea de montar algo pequeño. Pensamos en una 'food truck', empezamos a mirar normativas y no nos pareció descabellado", relata esta treintañera, que afronta con ilusión este proyecto, mientras su marido sigue trabajando en la construcción. 

El emplazamiento que les ha prestado el ayuntamiento de esta pedanía para dar servicio se encuentra a pocos metros de la máquina de venta de tickets para acceder a las pistas de Saravillo, en un entorno privilegiado del que parten numerosas excursiones, como el camino al ibón de Plan. Coincide también que el huerto ubicado justo detrás de la caravana es suyo, y eso es algo que les permite seguir soñando con la idea de futuro de abrir un hotel. "Cuando ideamos el proyecto del hostal, que esperamos retomar en uno o dos años, cuando la situación mejore, nos pareció ya un buen sitio por el tráfico de excursionistas que hay en este punto. Veíamos pasar a la gente y pensábamos que podía tener tirón", confiesa esta emprendedora, que ve en su pequeña 'rouloutte' la oportunidad de seguir en activo y conciliar trabajo y familia. 

Leticia Ortega, junto a su caravana de comida rápida en Saravillo.
Leticia Ortega, junto a su caravana de comida rápida en Saravillo, días antes de abrir.
L. O.

Las crepes y las hamburguesas -que costarán entre 5 y 8,50 euros- serán los platos estrella de esta 'food truck', que contará con tres fijas en su carta (de ternera, ternasco y quinoa) y una "especial" que irá cambiando cada semana. Leticia preparará también en ella raciones y postres, con precios que van desde los 5 a los 7 euros en el caso de las primeras, y de 3,50 a 4,50 en el caso de los últimos. Todos los platos -explica su cocinera- serán elaborados en la medida de lo posible a base de productos de la zona, como la ternera de raza parda criada en las praderas del Pueyo de Araguás o el cordero del valle de Gistaín. "Trabajaremos también con Queso de Saravillo, miel de La Abella Chistabina y berries de Pineta", indica. Además, en el plano medioambiental, su negocio cuidará también el embalaje de la comida, evitando el uso de plásticos y utilizando "todo material biodegradable y compostable", incluido en el 'take away'.  

Solo fines de semana hasta el mes de julio

Hasta que comience la temporada de verano, La Rouloutte de Let ofrecerá comidas y cenas de viernes a domingo en horario de 12.00 a 16.00 y de 20.00 a 22.30, con el objetivo de poder abrir todos los días a partir del 1 de julio. 

"Al principio -augura Leticia- tendremos más movimiento de comidas que de cenas por el tema de las excursiones, pero por la tarde -sobre todo en verano- queremos que sea también un punto más de reunión, que hace falta en Saravillo. Hasta ahora aquí no había un sitio en el que tomarse unas croquetas o unas patatas bravas, y ahora lo va a haber, con lo cual es también algo positivo para el pueblo. Hasta ahora la acogida que está teniendo es muy buena. Te llenan de ilusión aquí y en toda la comarca, y es un orgullo muy grande ver que la gente de la zona te apoya", subraya "muy agradecida" esta zaragozana, que lleva prácticamente desde que cumplió la mayoría de edad trabajando y viendo de la hostelería en el Sobrarbe. Su pasión por estos valles le viene de familia. Cuenta que de pequeña veraneaba siempre con sus padres en el Camping de Pineta, donde tenían una caravana fija. "Yo estaba muy hecha a estar allí y cuando empecé a trabajar en cocina me parecía el trabajo ideal, porque me permitía trabajar y a la vez estar en el sitio en el que quiero estar. Probé un verano y ya me subí. Esto fue con 17 años y tengo 31, y la verdad es que no lo cambio por nada del mundo", dice con una sonrisa. 

Leticia Ortega, junto a su pareja y su hijo en una excursión este verano.
Leticia Ortega, de excursión junto a su pareja y su hijo.
HA
Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión