Huesca

rescates de montaña

Los accidentes de montaña se disparan en los últimos siete años con un 40% más de rescates y heridos

Los equipos de la Guardia Civil ya han tenido que realizar 51 auxilios en la provincia en el último mes. Cada vez hay más intervenciones por problemas físicos como agotamientos, insolaciones o golpes de calor.

Senderista auxiliada en Ansó, que tuvo que ser evacuada en camilla durante la noche.
Imagen de una senderista auxiliada en Ansó, que tuvo que ser evacuada en camilla durante la noche.
Guardia Civil

La Guardia Civil de Montaña atendió en solo una semana 11 llamadas de auxilio motivadas por extravíos, una insolación y sobre todo por lesiones en tobillos debidas a caídas y tropiezos. El caso más grave fue el de un alemán de 66 años que hacía una travesía en solitario y llevaba cuatro días herido y perdido en un barranco de Benasque. Llama la atención que nadie lo buscara. La suerte se alió con él, alguien que casualmente salió a pasear por la noche vio las señales que emitía con su linterna y esto le salvó.

Desde el pasado 17 de junio, coincidiendo con el inicio del buen tiempo, se han producido 51 salvamentos, confirmando una tendencia observada en los últimos años: los accidentes en la montaña van a más, a pesar de las campañas de prevención y los avisos. Según datos de la Guardia Civil referidos a los meses de verano, el número de rescates se ha disparado un 40% desde 2012. De los 202 registrados ese año entre el 1 de junio y el 30 de septiembre se pasó a 283 en el mismo periodo de 2018, lo que da una media de 2,3 diarios.

La cifra de heridos también subió un 40% (de 155 a 221), mientras que el incremento en los rescatados ilesos fue del 18% (de 221 a 261). Respecto a las víctimas mortales, los datos son muy variables de un año a otro. Destaca el récord de 2018, cuando entre junio y septiembre los equipos de salvamento recuperaron los cuerpos de 17 personas. La segunda peor cifra de este periodo corresponde a 2015, con 14. Desde el 1 de junio de este año han muerto cuatro personas: un montañero vasco de 49 años en Collarada (Canfranc), una senderista francesa de 55 años en San Urbez (Fanlo), otro montañero madrileño de 43 años en el pico Balaitus (Panticosa) y un barranquista de Valencia de 54 ahogado en una cascada en Hecho.

Rescates de montaña en verano desde 2012.
Rescates de montaña en verano desde 2012.
HA

Sin preparación física

Destaca el elevado número de rescates que esta habiendo por problemas físicos en en este inicio de verano. "Nos estamos encontrando con casos de agotamiento, golpes de calor, insolaciones, algún principio de infarto... Hablamos de que la gente no va preparada técnicamente pero muchas veces, y este verano lo estamos viendo, no va preparada físicamente", explica el teniente Santiago Gómez, jefe del Greim de Aragón y Navarra. "O no están bien entrenados o no se han hecho pruebas médicas para prevenir estos riesgos. Además, con el calor de este año aumentan las posibilidades de sufrir deshidrataciones o infartos", añade.

A diferencia del año pasado, los montañeros se están encontrando con menos nieve, reduciendo un factor de riesgo. No obstante, el responsable del Greim avisa de que todavía hay en altura. También los barrancos llevan menos agua, pero Gómez vuelve a advertir de que cualquier tormenta puede elevar el nivel en solo unas horas. Respecto a los puntos más sensibles, comenta que están preparados para tener más auxilios en el Aneto a partir del 15 de agosto, cuando podría desaparecer la nieve en el glaciar y quedar solo el hielo.

Refuerzo del operativo

El operativo de rescate se ha incrementado este año para los meses de más actividad. Por una parte, el helicóptero con base en Benasque trasladado por la Guardia Civil para reforzar a la unidad aérea de Huesca permanecerá en el Pirineo más días. Si antes acababa su misión el 15 de septiembre, este año la prolongará hasta el 30.

En segundo lugar, la Jefatura Superior de Montaña, con sede en Jaca (la única de la Guardia Civil que está fuera de Madrid), ha desplazado agentes de los grupos de Madrid o Asturias para reforzar a sus compañeros de las unidades del Pirineo (Boltaña, Benasque, Huesca y Panticosa). La excepción es Jaca, al ser la que dispone de más personal.

Etiquetas
Comentarios