Huesca

guardia civil 

Los equipos de rescate trabajan a destajo para atender 10 accidentes en la montaña

Los más graves fueron los de un escalador que sufrió una caída en vertical y un parapentista que se precipitó en una ladera.

Sufrió una caída vertical y se lesionó el hombro

Un montañero que iba sin gafas de protección en la ascensión al Aneto, otro que se clavó un crampón cuando cruzaba el glaciar en esta misma ruta, un escalador que sufrió una caída vertical en Ordesa, un excursionista que portaba un marcapasos y se mareó en el Parque Nacional, un parapentista que se precipitó en un ladera... Así hasta diez personas han tenido que ser auxiliadas por la Guardia Civil de Montaña entre el sábado y el domingo debido a todo tipo de incidencias, lo que ha obligado a trabajar a destajo a los especialistas, algo a lo que ya están acostumbrados una vez comienza la temporada de verano. Cuatro de los sucesos han tenido lugar en Benasque y el resto en Torla, Hecho, Panticosa, Broto y Loporzano.    

El primer aviso de socorro se produjo 20 minutos después de que empezara la jornada del sábado, de madrugada, desde el refugio de la Renclusa. Un montañero de 52 años tenía problemas en los ojos tras haber descendido la tarde anterior del Aneto sin gafas de protección. Se quedó a pasar la noche allí, pero necesitó ayuda para bajar hasta Benasque. A las 6.00, con las primeras luces, el helicóptero lo trasladó a esta localidad y desde allí fue al centro de salud. 

Fue el primero de los cinco accidentes atendidos el sábado. El más grave fue el de un escalador, vecino de Móstoles de 42 años, que en la vía Ravier de Ordesa se dislocó un hombro al sufrir una caída vertical. Según ha informado la Guardia Civil, al tratarse de un rescate en grandes paredes se activó a cuatro especialistas del Greim de Boltaña, el helicóptero con base en Benasque y un médico del 061. Bajaron hasta alcanzar al herido, le inmovilizaron el hombro y lo ayudaron a descender hasta la base de la pared, donde lo recogió el helicóptero para trasladarlo hasta la pradera de Ordesa.

En los otros tres rescates del sábado, los especialistas de montaña evacuaron al hospital de San Jorge a una mujer de Mondragón de 57 años que se fracturó una pierna en el pico Aguerri, en el Valle de Hecho; y al hospital de Jaca a otra mujer, también vasca, de Vitoria, de 60 años, que se lesionó el tobillo al tropezar cuando descendía del pico Tebarray. Además, atendieron a un bañista, un ciudadano libanés de 29 años, que se hizo un corte profundo en la rodilla al saltar a una poza en una zona de baño en Loporzano.

Este domingo se han producido otros cinco rescates. El primero también en la ruta del Aneto, donde un hombre se produjo una herida en el gemelo al clavarse uno de los crampones cuando cruzaba el glaciar. Tras una primera asistencia se lo evacuó hasta la helisuperficie de Benasque y de allí al centro de salud. 

También en Benasque se ha accidentado un parapentista, un ciudadano búlgaro de 35 años, en la Pleta de los Capellanes, en el valle de Ramuñé. Tuvo una incidencia y se precipitó en una ladera, lo que le provocó fractura de tibia y calcáreo, por lo que necesitó ayuda para su traslado a un centro médico. 

Y en el mismo municipio, el helicóptero que durante la temporada estival tiene su base en Benasque ha evacuado a un vecino de Pamplona de 69 años que se lesionó un tobillo en la bajada del pico Perdiguero, en el valle de Estós.

La Guardia Civil ha asistido además a un hombre que se encontraba en la Faja de las Flores, una ruta senderista exigente del Parque Nacional de Ordesa. Este valenciano de 38 años portaba un marcapasos y estaba mareado. Se le ha evacuado con helicóptero a la pradera de Ordesa donde le esperaba una ambulancia que lo ha trasladado a un centro médico. 

El último rescate, el décimo del fin de semana, se estaba realizando a última hora de la tarde. Una mujer al parecer se habría golpeado la espalda en Sorrosal (Broto) y no podía moverse. Hasta allí se han desplazado el Greim de Boltaña, el helicóptero de Benasque y un médico del 061.

Todos los grupos de rescate que tiene desplegados la Guardia Civil de Montaña en la provincia (Boltaña, Benasque, Jaca, Panticosa y Huesca) se han movilizado para atender estos diez accidentes, además de los médicos del 061 y los helicópteros con base en Huesca y Benasque. 

Etiquetas
Comentarios