Huesca

accidentes en el pirineo y guara 

El buen tiempo provoca un goteo de rescates en la montaña, con cuatro heridos en un día

Los accidentes se produjeron en el ascenso al Aneto, la Maratón Montañas de Benasque, un ibón de Panticosa y un barranco de Guara

La práctica de espeleosocorro en el barranco Las Gloces ha reunido a miembros de la Federación Aragonesa de Espeleología, la Guardia Civil de Montaña, la Ertzaina, Bomberos de Zaragoza y estudiantes.

Otro fin de semana de buen tiempo y otro goteo de rescates en la montaña. La Guardia Civil tuvo que auxiliar el sábado a tres montañeros y un barranquista por caídas y tropiezos en Benasque, Panticosa y Alquézar. Casi todos fueron evacuados a hospitales para tratar las heridas. 

Uno de los rescates, el más madrugador, se inició a las 7.55, cuando se recibió un aviso desde el refugio de la La Renclusa informando que un esquiador había sufrido una caída en el ascenso al Aneto (Benasque), a la altura de la Piedra del Marques. El hombre, un vecino de San Sebastián de 53 años, se deslizó 100 metros por una pendiente de nieve golpeándose el tórax y sufriendo laceraciones y quemaduras en brazos y manos. Había conseguido llegar hasta el refugio, pero las lesiones no le dejaban continuar la marcha. Especialistas del GREIM de Benasque, la unidad aérea de Huesca y el médico del 061 acudieron en su ayuda. Tras una exploración y las primeras curas, decidieron evacuarlo al Hospital San Jorge de Huesca.

Unas horas después, el mismo operativo auxilió a un deportista que se encontraba disputando la carrera Maratón Montañas de Benasque, en la zona del valle de Literola. Sobre las 11.30, había sufrido un tropiezo, se lesionó y no podía continuar. El accidentado, un vecino de Cambrils (Tarragona) de 42 años tenía un fuerte dolor en el pie derecho, posiblemente por una fractura, y fue trasladado al hospital de Barbastro.

Un tercera persona, en este caso una senderista, también debido a una caída, se fracturó un tobillo en la zona del ibón de Labaza (2.440 metros), en el termino municipal de Panticosa. Como en el caso del Aneto, fue desde un refugio, el de Bachimaña, desde donde se dio el aviso. En este rescate, iniciado a las 14.00, intervino el equipo de Panticosa, con apoyo del helicóptero de Huesca y del médico del 061, que trasladaron a la lesionada, una zaragozana de 49 años, hasta el balneario, donde tenía su vehículo.

El último rescate de la jornada se produjo media hora después. El accidentado fue un  barranquista, un varón de 48 años vecino de Vilanova y la Geltrú (Barcelona), que había sufrido una caída en el barranco del río Vero (Alquézar), golpeándose el costado. Él mismo advirtió de que podía tener una fractura de costillas. 

Rescate del barranquista accidentado en el Vero.
Rescate del barranquista accidentado en el Vero.
Guardia Civil

Al sobrevolar la zona se le pudo localizar, junto a dos compañeros, en un lugar muy estrecho. Con la grúa del helicóptero se bajó a dos rescatadores y la médico, que diagnosticó que las lesiones no era de gravedad, eso sí, presentaba una fuerte contusión costal en el lado izquierdo. Fue introducido en una camilla de salvamento, izado a la aeronave y trasladado al hospital San Jorge de Huesca para realizarle pruebas diagnósticas.

Etiquetas
Comentarios