Despliega el menú
Huesca

masificación en la montaña

Vuelven los atascos a la cima del Aneto

"Vi confusión, y peligro para la gente sin experiencia", alerta un montañero atrapado en la cola. La imagen es frecuente en la temporada estival, pero casi nadie quiere hablar de regulación. 

/ / Foto: Rafa Gobantes
Imagen captada por el montañero Manuel Yera sobre las 13.00 el sábado 1 de junio en el paso de Mahoma, visto desde la cumbre, que está a apenas 15 metros.
Manuel Yera

La foto del atasco en el Everest, a 8.000 metros, tomada por el alpinista Nirmal Purja el 22 de mayo, ha dado la vuelta al mundo. Una ventana de buen tiempo propició la gran concentración de montañeros. Por la misma razón esa imagen se ha repetido en la antecima del Aneto en el inicio de la temporada estival. No es el techo del planeta pero sí el de los Pirineos y, aunque con 5.000 metros menos, se suscitan las mismas preguntas: ¿solo son aglomeraciones puntuales? ¿es necesaria una regulación en vista del auge del montañismo? ¿perjudica la imagen turística y compromete la seguridad?

Lo cierto es que el pasado fin de semana se volvieron a ver colas en el paso de Mahoma, acceso obligado para subir a la mítica cumbre de 3.404 metros del valle de Benasque. El fenómeno no es nuevo pero parece incrementarse. El madrileño Manuel Yera, uno de los que hacían cola, esperó 20 minutos para pasar. Era su segunda ascensión. La primera, en 2013 por las mismas fechas, la hizo sin problemas. "Este año sí he notado la aglomeración. Iba con dos amigos, que se estrenaban y en cuanto vieron la cola decidieron quedarse en la antecima", relata. Como usuario, opina que esto irá a más y acabará siendo necesaria una regulación.

Yera habla de que "en medio de todo ese barullo" algunas imágenes le parecieron inquietantes. "Había gente en pánico, dando tropezones en sitios donde no tenían por qué. Sin el piolet a mano, cuando había nieve y podías resbalar... Era confuso, y muy peligroso para gente sin mucha experiencia. Queremos ir a la montaña a vivir algo único y no nos damos cuenta de que, como nosotros, hay otros que también quieren vivirlo", comenta.

El refugio de la Renclusa, parada en esta ascensión, volvía a estar completo la noche del sábado al domingo. Un montañero que hizo cima comentó que en el collado encontró 70 personas, aunque algunas se dieron la vuelta por el mal tiempo.

"La presión humana es muy alta" 

El alcalde de Benasque ya planteó el año pasado una regulación para atajar la masificación. Ahora vuelve a insistir. "Algún día será necesario tomar alguna medida, si queremos conservar el medio ambiente, sobre todo porque cada año hay más gente en la montaña", afirma Ignacio Abadías. "Durante dos meses y medio o tres, la presión que sufren el Aneto y los glaciares por parte de alpinistas es muy alta. Es el pico más elevado y la gente tiene esas ansias de ascenderlo". La Federación Aragonesa de Montañismo discrepa y reiteradamente ha dicho que no es partidaria de regular el acceso sino de "informar y formar".

Los guías también están contra las restricciones, porque "los atascos son puntuales". "Este problema lo tiene el Mont Blanc y el Everest, y posiblemente Monte Perdido, porque son cumbres emblemáticas. Hay gente que nunca ha hecho un tresmil y va al Aneto. Igual luego no hace otro", comenta el presidente de la Asociación de Guías del Valle de Benasque, Jordi Clariana.

La explicación al embotellamiento del pasado fin de semana está en el buen tiempo y en las condiciones óptimas que ofrecía la montaña: menos nieve en el paso de Mahoma, pero que perdura en el trayecto para ofrecer una ascensión más cómoda, sin tener que pasar por el pedregal ni por el hielo del glaciar. Pese a todo, Clariana reconoce que "hay gente a la que le da miedo y se queda bloqueada, porque aunque no es difícil, la caída es tremenda".

No hay cálculos de cuántos ascienden, pero considerando las plazas disponibles en la Renclusa (90) y los autobuses de acercamiento desde Benasque, que van llenos, en verano pueden subir 200 personas al día. "El problema es coincidir arriba a la misma hora", dice el presidente de los guías, quien recomienda a los clientes ir también a otros picos, y advierte sobre un fenómeno nuevo: la proliferación de corredores de montaña, "con pantalón corto y zapatillas".

Los casos del Mont Blanc y el Teide 

Otras cimas míticas ya están reguladas. El Teide por medio de una inscripción previa, que obliga a ir un día fijo. En el Mont Blanc, el Gobierno, en vista de la inoperatividad de las campañas de prevención, ha optado por un decreto que exige, en la vía clásica en Francia y en temporada estival, reservar sitio en los refugios. Los incumplimientos al acampar por libre se castigan con penas de prisión de dos años y multas de 300.000 euros.

¿Un cable para cruzar el paso de Mahoma?

En la controversia sobre qué medidas adoptar contra las aglomeraciones se cuela la opción de colocar un cable en el paso de Mahoma, como en las vías ferratas, para poder asegurarse con un mosquetón y un cabo de anclaje. "Es una montaña emblemática para Aragón y sería muy polémico", opina el veterano montañero Javier Garrido, de la empresa Aragón Aventura, con sede en Jaca, que organiza expediciones por todo el mundo.

"No lo solucionaría todo, porque en algún momento te tienes que soltar, aunque daría mayor seguridad. Pero estéticamente es feo y no sería bien aceptado por los montañeros, por toda la historia y la tradición de este paso. Sería como mancillar esa montaña". Además, se podría conseguir el efecto contrario, dice Garrido, y con él coincide el presidente de los guías de Benasque, Jordi Clariana, porque con una sirga "aún irían más personas".

"Cada vez hay más gente que quiere salir a la montaña y está preparada. Esto no se va a parar. Y todos buscan los sitios más altos, más conocidos y más bonitos, ya sea el Aneto, el Mont Blanc o el Everest", afirma Garrido. Él no es partidario de una regulación, porque el atasco se ciñe a 30 metros, aunque los 5 minutos que cuesta atravesarlos se pueden convertir en una hora. "Sí se arman atascos y sí supone un problema. Que haya muchísima gente a 3.000 metros, algunos mal equipados, es peligroso. Y desde luego no es una imagen deseable, pero no creo que haya que regular ya. ¿Qué criterio estableces? Hay que trabajar de manera indirecta. Por ejemplo, recomendando ir a otros picos igual de bonitos o fuera de la temporada alta", aconseja.

Etiquetas
Comentarios