Despliega el menú
Huesca

Luis Masgrau: "Es absurdo elegir el Aneto para hacer tu primer tresmil"

El presidente de la Federación Aragonesa cree que el futuro Observatorio de la Montaña es el foro donde reflexionar sobre cualquier regulación

"Es absurdo que muchos montañeros elijan el Aneto para hacer su primera ascensión a un tresmil, sobre todo porque hay numerosos picos de 3.000 metros en Aragón". Con estas palabras, el presidente de la Federación Aragonesa de Montañismo (FAM), Luis Masgrau, resume su postura, tras las declaraciones del alcalde de Benasque, partidario de una regulación en la subida a esta cima para atajar los problemas de masificación y las imprudencias que se dan en verano. Para Masgrau, la solución no pasa por restringir sino por que la gente vaya al Pirineo "sabiendo a dónde va", con una cultura de montaña.

Masgrau reconoce que una parte de los aficionados que hollan el techo de los Pirineos son gente sin experiencia. Eso sí, en su opinión, la masiva afluencia se reduce a días puntuales, lo mismo que ocurre en cumbres emblemáticas de los Alpes como el Mont Blanc, y a determinadas horas, de forma que aconseja madrugar. "Esto sucede sobre todo 20 días, en julio y agosto, cuando hay mayor presión. De alguna manera sí sería deseable de que quienes subieran a la cumbre dieran garantías de que tienen los conocimientos suficientes, pero es complicado controlarlo". Y añade: "Hay personas que o no llevan piolets y crampones o si los llevan no los saben utilizar. Las prácticas de autodetención son lo más básico".

Luis Masgrau ha sufrido, como otros montañeros, "la congestión" en el puente o paso de Mahoma para acceder al pico, donde se ha encontrado a personas que "no saben comportarse y no saben tener paciencia". Pero él prefiere no hablar de regulación y propone como alternativa "información, formación y educación", poniendo el acento en el gran esfuerzo realizado por el Gobierno de Aragón y la Federación a través de la campaña Montaña Segura.

No a la prohibición

En caso de adoptar alguna solución, el foro adecuado, a su juicio, sería el Observatorio de la Montaña, que verá la luz en septiembre mediante un decreto aprobado por el Gobierno aragonés. Es un organismo de participación, entre cuyas funciones está la prevención de los accidentes. Masgrau ocupará la vicepresidencia. "Debería reflexionar sobre este asunto y valorar esos momentos del año en los que hay mucha presión de gente. Ver lo que opinan la Guardia Civil, los clubes, los guías... Regular es una palabra muy amplia, pero evidentemente prohibiciones no puedes poner. No se pueden poner puertas al monte. Y además, ¿cómo regulas?, ¿fijas topes de 200 personas y un horario?". Precisamente, el Observatorio se reclamó para hacer hincapié en la prevención y no solo en la intervención.

Masgrau admite que los grupos de rescate están a veces saturados los fines de semana en verano. "Los turistas vienen sobre todo a patear el monte y si queremos vender Aragón, también debemos destinar recursos a la seguridad". Él recuerda que a mediados de los 90, durante un verano con muchas víctimas mortales, ya se abrió el debate sobre posibles controles e incluso prohibiciones, con la intervención del entonces gobernador civil Vicente Valero.

Etiquetas
Comentarios