Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

emprender en aragón

Los 20 años de una familia ucraniana en Belchite: dos bares y una pizzería

Los Balan-Sidor llegaron desde Ucrania en 2001 y en 2007 abrieron su primer bar. Su hijo lleva la pizzería y en julio del año pasado, en plena pandemia, se atrevieron con el tercer negocio.

Natalya Sidor y Nikolas Balan abrieron su segundo bar en Belchite en julio de 2020.
Natalya Sidor y Nikolas Balan abrieron su segundo bar en Belchite en julio de 2020.
HA

Valientes y emprendedores. Son rasgos que van en el ADN de la familia Balan-Sidor. Natalya Sidor y su marido Nikolas Balan llegaron a Belchite desde Ucrania en 2001. Les acompañaba su hijo, que por aquel entonces tenía cuatro años y, después, ya asentados en tierras aragonesas, nació su hija. En este tiempo, han echado raíces en el pueblo, donde se sienten totalmente integrados. En lo laboral, se puede decir que no les ha ido mal y, a día de hoy, tienen dos bares y una pizzería.

“Como hacía tanta gente de nuestro país en aquellos años, vinimos a la aventura, en busca de trabajo sin conocer ni siquiera el idioma”, recuerda Natalya. Ella tiene estudios superiores de inglés y antes de abrir el primer bar trabajó en varias fábricas de Belchite. Su marido es albañil, aunque desde hace tiempo se dedica, como ella, a la hostelería, un campo en el que no tenían ningún tipo de experiencia previa.

Aun así, con valentía y decisión, en 2007 se lanzaron con la apertura de su primer bar, el Jesús Obrero. “No sabíamos nada sobre llevar un negocio de este tipo pero, al final, si te propones aprender algo, lo consigues”, asegura Natalya. En este establecimiento, situado a la entrada del pueblo y recibiendo a los clientes con una terraza repleta de flores, se ofrecen sobre todo desayunos, almuerzos y tapas. “Es un bar más enfocado a la mañana y somos casi los únicos de la zona que servimos anchoas de Santoña limpiadas por nosotros mismos”, explica.

Reconoce que los comienzos fueron duros, más teniendo en cuenta que por aquel entonces España estaba sumida en una crisis económica. Pero esta familia de emprendedores supo ver la oportunidad dentro de la adversidad y su arriesgada decisión salió bien. En cualquier caso, con lo que no contaban era con una pandemia mundial. “Están siendo los peores años desde que abrimos. La incertidumbre es la nueva palabra que siempre está presente y se pasa mucho miedo”, asegura Natalya. Las restricciones de horario, el temor de la gente, algún brote de contagios en Belchite o el drástico descenso del turismo son algunos de los factores que han afectado directamente tanto a su negocio como al resto de la hostelería local. “Aquí hay muchos bares y no hay clientela para todos”, añade.

"La incertidumbre es la nueva palabra que siempre está presente y se pasa mucho miedo"

Pero a pesar de todo y, una vez más asumiendo riesgos, en julio del año pasado supieron que el dueño de otro de los bares de Belchite, el Ernesto, se jubilaba. Sin dudarlo y en plena pandemia, Natalya y Nikolas cogieron el negocio. El establecimiento está a escasos 200 metros del primero, junto a la iglesia. En este caso, se trabaja de forma más puntual, con picos de clientela por la mañana a la hora del café, muchos vermús sobre todo los fines de semana y cenas a base de raciones y tapas. “El foie y el pulpo son nuestra especialidad y también preparamos platos combinados”, explica Natalya.

Ahora, con el bar abierto hace apenas un año, ella está más centrada en este segundo establecimiento, mientras su marido invierte más tiempo en el otro. Durante todo el año tienen una plantilla de trabajadores fija y en temporada alta (los meses de verano y hasta el puente del Pilar, normalmente) contratan a otros de forma temporal. En total, en las épocas de más trabajo, como la actual, tienen unos 12 empleados entre ambos bares.

Doce sueldos, dos alquileres, agua, luz, cuota de autónomos, impuestos… Los gastos fijos para sacar adelante los dos negocios son elevados. “De momento nos hemos beneficiado de una ayuda del Ayuntamiento de Belchite de mil euros pero las que solicitamos al Gobierno central todavía no las hemos recibido”, indica Natalya. 

Mientras tanto, las facturas siguen llegando y a esta familia no le queda otra que seguir adelante. “Nos las vamos apañando de aquellas maneras. La primera mitad del año ha sido muy mala, la gente no salía de casa y todo estaba paralizado”, recuerda.

Con el optimismo que ha intentado mantener desde el principio, cree que a partir de ahora no habrá más recaídas pero tampoco lo quiere decir muy alto. “El año pasado en otoño pensábamos que ya había terminado todo pero luego ha venido lo peor, una racha muy mala que ha durado casi hasta este julio”, asegura. Desde principios de agosto el panorama ha cambiado a mejor, sobre todo con la reanudación de las visitas guiadas al Pueblo Viejo. “Buena parte de nuestro público son turistas por lo que notamos mucho cuando vienen. La mayoría son nacionales aunque también los hay extranjeros”, explica Natalya.

“Vivimos al día, sin hacer ningún plan como hacíamos antes. Hacer previsiones es muy complicado”

Su filosofía emprendedora ha pasado de generación en generación y su hijo se ocupa de la pizzería Big Times de Belchite, que solo abre los fines de semana porque el resto de días no hay demanda suficiente. Ese tiempo, Maksym lo destina a sus estudios. Acaba de terminar un grado medio de Marketing y Publicidad y ahora va a empezar con el Superior.

A pesar de que el espíritu positivo y trabajador de esta familia no ha cambiado, lo que sí lo ha hecho, por obligación, es su mentalidad a la hora de afrontar el futuro. “Vivimos al día, sin hacer ningún plan como hacíamos antes. No se pueden comparar meses ni semanas y hacer previsiones es muy complicado”, explica. Esto afecta a todos los niveles, también a la hora de hacer los pedidos. “Preferimos tener de todo en grandes cantidades porque si además de que vamos justos, no tenemos lo que el cliente nos pide, peor”, indica. Por eso, sus arcones siempre están llenos y en el almacén nunca faltan barriles de cerveza.

 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión