Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

aragón

Los traductores aragoneses pasan del parón a florecer gracias a la versión virtual

La interpretación simultánea remota ha venido para quedarse en combinación con los eventos presenciales tras la irrupción del coronavirus. "Ha sido una revolución en nuestro sector", apuntan. 

Los traductores e intérpretes aragoneses Guillermo Pinilla, María Pilar Cardos (centro), y Natalia Gascón.
Los traductores e intérpretes aragoneses Guillermo Pinilla, María Pilar Cardos (centro) y Natalia Gascón.
Toni Galán

Como un "puente" que ayuda a que las personas consigan sus fines. Así describen los traductores e intérpretes de Aragón un trabajo que toca todos los campos y que pasa, por lo general, desapercibido para el común de los mortales. "Solo se acuerdan de que existimos cuando nos equivocamos. Siempre hemos estado ahí, pero nunca ha sido algo reconocido", afirma María Pilar Cardos, presidenta de Asati (la asociación que representa a este sector en la Comunidad) y docente del grado en Traducción y Comunicación Intercultural de la Universidad San Jorge.

70 traductores (texto escrito) e intérpretes (transmisión oral) están asociados a Asati. Se trata de una profesión mayoritariamente femenina (un 80% de mujeres frente a un 20% de hombres) y que se vio muy golpeada al inicio de la pandemia. Con todos los congresos y eventos suspendidos por el coronavirus en los duros meses de confinamiento del primer estado de alarma, algunos tuvieron que pedir cese de actividad e incluso cambiar de trabajo. "Se pararon las empresas, la administración... Los traductores se quedaron a dos velas. Desde marzo hasta septiembre fue muy negativo", destaca Cardos.

A Natalia Gascón, traductora e intérprete autónoma y también profesora en la San Jorge, se le empezaron a cancelar los trabajos unos tras otros "como si fueran fichas de dominó". "En marzo tenía un viaje de 10 días a Doha y me dijeron: 'Se pospone para cuando la situación sanitaria mejore'. Todo fue cayendo y me eché las manos a la cabeza", recuerda esta joven zaragozana.

Sin embargo, ahora Natalia no puede decir lo mismo: desde septiembre nunca había trabajado tanto como ahora de intérprete, solo que en la modalidad virtual. "Para mí, la pandemia ha sido un punto de inflexión brutal. Una vez las empresas sabían cómo organizarse y empezaron a emerger las soluciones virtuales hemos tenido más oportunidades en la interpretación. Los clientes pueden permitirse más nuestros servicios porque se reducen los costes (vuelos, dietas, salas...). Ahora como cada uno está en su casa y es solo encender el móvil o el ordenador y conectarte a zoom, ha habido una proliferación de eventos en remoto. De una desventaja sacamos la oportunidad", explica.

Por su parte, Guillermo Pinilla, traductor e intérprete que tabaja como autónomo, habla de "revolución" del sector gracias a la interpretación simultánea remota. "A través de las plataformas de videoconferencia tenemos clientes de cualquier parte del mundo. Septiembre fue la vuelta al cole total; se notó muchísimo. Y en 2021 se está volviendo poco a poco a hacer más cosas", apunta este joven aragonés, que también sostiene que la crisis sanitaria ha sido una "buena oportunidad" para diversificar. "En mi caso, redacción de contenidos, que antes no hacía", añade.

Atravesar "el desierto"

No obstante, para llegar a este punto los intérpretes han atravesado "el desierto", tal y como indica la presidenta de Asati. Otra cosa es la traducción escrita, que según el área de especialidad han mantenido el trabajo o han tenido "una catástrofe" económica. "Les han ido llamando más para traducción médica, un área en la que ha habido una explosión al igual que con la traducción visual de series -que han salido como champiñones durante la pandemia-", señala María Pilar Cardos.

Los tres profesionales coinciden en que la interpretación remota ha venido para quedarse en combinación con los eventos presenciales (que empiezan a moverse poco a poco en la Comunidad). "Se optará por presenciales cuando hablemos de un congreso de bastantes horas de duración y en los que viene bien el 'networking' y 'online', para reuniones breves en las que no tiene sentido gastar tanto dinero. Ahora bien, a todos nos gusta el roce humano y eso va a volver", apunta Natalia Gascón, que ha llegado a viajar a Suiza para un trabajo de una hora.

Asimismo, hacen hincapié en la formación continua que hay detrás para ofrecer sus servicios. Guillermo Pinilla dice que una persona que acaba traduciendo e interpretando es un "diamante en bruto". "Puedes formarlo en muchas cosas: derecho, marquétin, comercio internacional... Somos muy permeables en muchos temas; tenemos las habilidades del idioma (de entrada inglés, francés y un tercero) y puedes meter una formación extra", explica.

Mientras, Cardos resalta la "versatilidad y la capacidad de adaptación" como las características estrella de estos profesionales. "Somos los actores de las letras, tenemos que poner la voz de otra persona que está viviendo otra realidad y utilizar otro lenguaje. Estudias lenguas, arte, derecho, economía... de todo. Y te tienes que ir al extranjero y convivir con otras culturas", enumera.

Competencia desleal

Desde la Asociación Aragonesa de Traductores e Intérpretes se destaca que hay muchos profesionales a los que les cuesta acceder al cliente directo de la Comunidad y se ven abocados a salir fuera a solicitar ese trabajo. En este punto, Pinilla habla de "competencia desleal". "Por ejemplo, en Madrid gran parte del mercado tiene tarifas más bajas. Ahí es un poco la selva; hay tanta gente... Eso les permite que con sus tarifas y teniendo que pagar un AVE sean más baratos", cuenta. "Conocemos de casos de eventos que se han hecho en Zaragoza y nos hemos enterado por la prensa; ni siquiera se nos llega a pedir presupuestos", critica, por su parte, Natalia Gascón.

Todos ellos reclaman que se contraten profesionales autónomos locales y que se hagan eventos en Aragón. "Llevamos sin hacer temas presenciales desde febrero de 2020. Conforme va avanzando la vacunación y las medidas de seguridad se pueden celebrar. Y queremos que el trabajo se quede aquí. Podemos brindar ese servicio sin necesidad de tener que externalizarlo", destacan. 

Si necesitan sus servicios, ya saben donde encontrarlos. "Hay una cantera muy buena en la Comunidad que ha dado muestras de su profesionalidad", concluye la presidenta de Asati.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión