economía

Problemas de buscar empleo en pandemia: "Hay gente que no sabe ni encender un ordenador"

El manejo del correo electrónico y las entrevistas por Zoom o Meet se han convertido en unas vías habituales para la selección de personal, para las que no todas las personas están preparadas.

Oficina del Inaem en Zaragoza.
Oficina del Inaem en Zaragoza.
Guillermo Mestre

Antes de la pandemia de covid-19 el envío de currículums por internet ya estaba muy extendido, pero ahora, quien busca trabajo necesita un conocimiento más que básico de internet, además de disponer de medios, para poder optar a buena parte de las ofertas de empleo. Una barrera para quienes no han tenido posibilidad de formarse o no disponen de recursos como un móvil decente o un ordenador y una conexión de internet. 

 En Aragón hay 85.882 personas sin ocupación, según los datos de marzo del servicio público de empleo estatal (SEPE), en los que hubo un ligero descenso por la Semana Santa.

La necesidad de prevenir contagios hace que se esté "priorizando que los procesos de selección sean 'online' en las primeras fases. Se está potenciando el 'videocurrículum' y en las primeras cribas se están haciendo entrevistas por videollamada y telefónicas", explica Ana Rubio, técnica de empleo de la Fundación Laboral de la Construcción Aragón, que asesora a jóvenes de 18 a 29 años en la búsqueda de trabajo. 

Sin internet

"Nos encontramos que faltan muchas competencias digitales. Hay gente que no sabe ni encender un ordenador", asegura Andrea Chato, su compañera dentro del Programa Experimental de Jóvenes (PEJ) de la citada fundación con el Inaem, en el que orientan a 40 parados, algunos en riesgo de exclusión, para encontrar un empleo en el sector de la construcción. Los que tienen menos recursos chocan con barreras como que "tienen móvil, pero les falta conectividad, muchos no tienen saldo ni internet, y normalmente no tienen ordenador", añade Rubio.

En algunos casos eran usuarios de espacios públicos que disponen de ordenadores con conexión, que están cerrados por la pandemia. "Muchos son inmigrantes que en su país no han utilizado un ordenador", señalan las orientadoras. 

A ellos se unen los que aún teniendo herramientas no tienen conocimientos suficientes para hacer lo necesario para presentarse y responder a una oferta de empleo. Hay que saber elaborar el currículum en un programa de textos como Word, guardar el archivo en formato PDF para poder enviarlo a las empresas, mandarlo como archivo adjunto en un correo electrónico y utilizar las plataformas de videollamada (Zoom, Meet, Skype...), pone como ejemplos Chato, que confiesa que "es muy complicado" para algunas personas. "Se junta la falta de habilidades digitales con las de búsqueda de empleo. Procuramos ser un apoyo para ellos pero que vayan ganando autonomía", apunta Rubio.

Las orientadoras reconocen que buscar trabajo con la pandemia es "más complicado" si no tienes acceso a medios tecnológicos y para personas con pocas habilidades digitales. Sin embargo, afirman que va habiendo ofertas de empleo en su sector.

Habilidades de comunicación

Y no basta saber manejarse en internet. Hay que seguir trabajando otras habilidades  como la comunicación, aunque ahora sea más difícil porque la tecnología acerca pero también aleja. "Hay personas que se conocen todos los buscadores de empleo, están inscritos en muchos recursos, saben hacer un currículum, pero fallan en aspectos como la comunicación", reconoce Ana Zabala, responsable de Dfaemplea, la Agencia de Colocación de Fundación DFA que trabaja con personas con discapacidad. "Con la pandemia la mayoría de las actuaciones se realizan de forma telemática", coincide. 

"Cuando vas personalmente a entregarlo no es un currículum que se pierde, si es una persona de Recursos Humanos ya se hace una idea hasta de cómo eres tú"

Los aspirantes echan en falta el contacto en persona, que con la pandemia solo se produce si se consigue quedar entre los seleccionados finales a un puesto. Diego, un joven zaragozano de 25 años que lleva buscando empleo desde enero, lamenta que con la crisis sanitaria "no nos podemos ver la cara". Él prefería entregar los currículums en mano. "Cuando vas personalmente a entregarlo no es un currículum que se pierde, si es una persona de Recursos Humanos ya se hace una idea hasta de cómo eres tú, si puedes encajar y te puedes vender bien".

Encuentro por videollamada con candidatos de DFA a un empleo en Aquara.
Encuentro por videollamada con candidatos de DFA a un empleo en Aquara.
DFA

Ahora participa en un programa de empleo de la agencia de colocación de DFA, que le permitió tener ese "cara a cara" con una compañía hace unas semanas, aunque fuera por videollamada. "Pudimos presentarnos varias personas y decir qué podíamos aportar a la empresa", recuerda. "Creo que para la empresa también fue positivo por ver que las personas con discapacidad tenemos muchas otras virtudes. No te limita para hacer otras cosas que quieres desarrollar", apunta el joven, que tuvo un accidente el año pasado que no le ha permitido seguir con su empleo de dependiente de comercio, y entre puestos busca de administrativo o recepcionista. 

Selección de personal digitalizada

Las empresas han tenido que adaptarse a las restricciones sanitarias. "La pandemia ha cambiado nuestra forma de trabajar en todos los sentidos", explica José Ignacio Heredero, gerente de Aquara, la empresa que protagonizó la citada sesión con candidatos de DFA, dentro del Programa Integral para la Mejora de la Empleabilidad (PIMEI) del Inaem. En el caso de los Recursos Humanos "se ha digitalizado la selección de personal tanto en las precandidaturas, como en las entrevistas finales de los candidatos elegidos". 

"Procuramos que todo el proceso vaya por la vía tecnológica, pero no queremos que la brecha digital sea una barrera para posibles candidatos"

La firma es consciente de que no todos los candidatos tienen el mismo acceso a la tecnología, por lo que "se priorizan las entrevistas telemáticas y en caso de no ser viables, se realizan entrevistas personales organizadas con cita previa para garantizar el distanciamiento social y cumpliendo protocolos sanitarios vigentes (distancia de más de dos metros, mascarillas, gel, etc)", explica

"Procuramos que todo el proceso vaya por la vía tecnológica, pero no queremos que la brecha digital sea una barrera para posibles candidatos y de ahí que contemos con protocolos específicos y muy exigentes para poder realizar entrevistas de manera presencial", añade. Heredero destaca también que la tecnología puede ser "una gran aliada" para los procesos de selección de personal.

"Gracias a la tecnología pudimos enseñarles lo que hacemos en otros municipios de Aragón, más allá de las labores de lectura e instalación de contadores y gestión de abonados que realizamos en Zaragoza capital que ya conocían", pone como ejemplo sobre el encuentro con DFA. La compañía gestiona servicios vinculados al ciclo integral del agua en decenas de municipios aragoneses, incluida la capital, y presta servicio diario a más de 700.000 habitantes.  

En el citado programa la agencia de colocación de DFA trabaja con 70 personas con discapacidad para lograr su inserción en una empresa ordinaria. En el que está en marcha este año se ha conseguido encontrar un empleo a tres participantes. Se les acompaña en el proceso de búsqueda de empleo, con tutorías individualizadas para elaborar un plan personalizado. "Lo que más trabajamos sería desde la preparación de herramientas para la búsqueda de empleo como el currículum, la carta de presentación, la entrevista de trabajo y conocer los recursos para consultar ofertas", cuenta Zabala. Y se contacta con empresas para presentarles a los candidatos.

En el caso de Diego, la tecnología no es un problema. Se organiza concienzudamente y apunta en una hoja de Excel los nombres de las empresas a las que ha enviado el currículum, de la persona con la que ha hablado si ha llamado por teléfono, el número y  la dirección de correo electrónico "y observaciones para ver en qué hemos quedado: una reunión, entrevista…", detalla. "Yo busco trabajo todos los días porque al final buscar trabajo es un trabajo en sí mismo", afirma, sin perder el ánimo porque confía en que las ofertas de empleo se animen a medida que avance la vacunación.

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión