Despliega el menú
Economía
Suscríbete

empresas

Springer Nature elige a Edelvives para ser su ‘hub’ productivo y logístico en Europa

El gigante editorial, que integró a Macmillan en 2015, distribuirá libros a la región y al norte de África desde la planta de la aragonesa en Épila.

CENTRO LOGISTICO DE EDELVIVES EN EPILA / 16-04-2021 / FOTOS: FRANCISCO JIMENEZ[[[FOTOGRAFOS]]]
Centro logístico de Edelvives en Épila.
Francisco Jiménez

El gigante editorial Springer Nature, especializado en libros de ciencia y educación, ha elegido a la empresa aragonesa Edelvives como socia para la producción y distribución de su material en Europa y el norte de África. La multinacional germano-británica, que en 2015 integró a la prestigiosa editorial Macmillan, ha inlcuido a Zaragoza en la red de siete ‘hub’ o nodos repartidos por el mundo desde los cuales poder distribuir sus libros, lo que permitirá a Edelvives afianzar e incrementar la actividad del centro logístico que abrió en Épila el año pasado.

«Hemos elegido a Edelvives en España por su estratégica ubicación geográfica y su propuesta comercial y porque entendieron el nuevo modelo operativo que estamos implantando en nuestra compañía y decidieron apoyarlo», indicó a este diario Shaun Plunkett, máximo responsable de Logística a nivel mundial del grupo Springer Nature. «Hace dos años pusimos en marcha en Singapur un centro editorial y de distribución y en Edelvives vieron que el modelo podría ser replicado en Zaragoza», añadió, antes de señalar que para su «sorpresa» Javier Cendoya, director general de Edelvives, que fue invitado entonces a visitar esa planta de Singapur con Cristóbal Martín, director de Producción y Logística de la firma aragonesa, se movilizó rápidamente para impulsar la inversión en un nuevo almacén (el de Épila) antes incluso de que se decidiera cerra un acuerdo. Esa determinación, dijo, influyó mucho en la decisión final.

La nueva alianza con Springer Nature ya empieza a notarse en Edelvives –que producía para Macmillan desde hace años– con el envío de libros a otros puntos de España, Italia y el norte de África, pero estará plenamente operativa en enero de 2022, considera Plunkett, que cuenta con el próximo traslado de las operaciones logísticas que Springer tiene ahora en Madrid a Zaragoza y con el compromiso de Edelvives de integrar a su actividad su sistema de gestión informática SAP Hana, lo que ayudará a reducir costes.

«Ahora producimos para ellos dos millones y medios de libros, el 40% de su mercado europeo, y ya nos piden el doble: en 2 años podremos hacer hasta cinco millones de unidades», apuntó Cristóbal Martín, que no se olvidó mencionar el reto que tiene Springer, y en particular Shaun Plunkett, de conseguir que un 60% de su producción sea bajo demanda.

Con el impulso que da esta alianza, en Edelvives prevén incrementar el número de puestos de trabajo del centro de Épila, pasando de los 10 actuales a 25, si bien se trata de un almacén de última generación en gran parte automatizado. Estas instalaciones cuentan con una nave de 8.000 metros cuadrados ya edificados y con la posibilidad de ampliar hasta los 35.000 metros cuadrados.

«Producir bajo demanda para reducir ‘stock’ como quieren ellos es para nosotros también un aprendizaje», admitió Javier Cendoya, que definió la apuesta de Springer como «una decisión importantísima para Edelvives, por la que llevábamos trabajando varios años».

La multinacional germano-británica tiene su origen en Springer, empresa fundada en 1842; Macmillan, creada en 1843, y la revista Nature, publicada por primera vez en 1869. El grupo actual se constituyó en mayo de 2015 con la integración de Nature Publishing Group, Macmillan Education y Springer Science+Business Media. La familia germana Holtzbrinck, de Stuttgart, tiene una mayoría del 53% en el capital. La multinacional emplea en sus operaciones en unos 50 países a unos 10.000 trabajadores.

Según reseñó Plunkett, Macmillan Education solía imprimir la mayoría de sus libros en Asia (China, Tailandia, Malasia...). De ahí los enviaban al Reino Unido, de donde se distribuían a todo el mundo, Asia incluida. Por ello él decidió reorganizar la operativa creando pequeños ‘hub’ por regiones, lo que le ha permitido ahorrar mucho en costes. El de Singapur, para producir y distribuir a países asiáticos, fue el primero y ahora ha puesto en marcha uno para Oriente Medio en el Líbano y otros en Sudáfrica, Uruguay, Argentina y México, además del de Edelvives en Zaragoza.

97  millones de facturación en un año "extremadamente difícil"

2020 fue un año «muy especial, extremadamente difícil pero enormemente retador, un año de aprendizaje continuo». Así resume Javier Cendoya, director general de Edelvives, editorial vinculada a los Hermanos Maristas, un ejercicio marcado por la covid-19, en el que la empresa aragonesa facturó unos 97 millones de euros, solo unos menos que en el año anterior dadas las circunstancias.

«En España hemos mantenido nuestras líneas de ingresos, muy especialmente en nuestra actividad principal, los libros de texto (con un leve crecimiento) y únicamente decrecemos en nuestras ventas de literatura infantil y juvenil por efecto del cierre de las librerías durante los meses de confinamiento», precisó Cendoya, que señaló también que la facturación del taller gráfico de la compañía registró el segundo mejor año de su historia pese a que sus ventas fueron inferiores a las del año pasado.

El director general de Edelvives destacó la puesta en marcha de dos importantes proyectos en 2020, el de la planta de ‘supply chain’ (cadena de suministro) de Épila, que será clave en la distribución de libros de enseñanza en inglés de Macmillan, y el de la línea de encuadernación de tapa dura en las nuevas instalaciones de La Puebla de Alfinden, que cerró con una facturación de más de 1,5 millones de euros.

Con unos 1.000 trabajadores en total, incluidos los eventuales –que han facilitado la flexibilidad que necesitaba en estos tiempos–, Edelevives mantuvo su actividad casi sin parar en 2020, sin tener que aplicar ningún expediente de regulación temporal de empleo (ERTE). La empresa tiene unos 700 empleados en España, 200 en Zaragoza.

Para este 2021 la firma prevé inversiones por unos 8 millones de euros, si bien ha de prepararse para un desembolso mayor en 2022 con los cambios derviados de la nueva ley educativa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión