Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Covid-19

Los sanitarios alertan del aumento de contagios y las dificultades de rastreo por Semana Santa

Tarazona, con 407 casos por 100.000 habitantes, admite que la situación es "muy preocupante".

Prueba PCR en el centro médico Palafox, en Zaragoza.
Imagen de archivo de una prueba PCR en el centro médico Palafox, en Zaragoza.
Oliver Duch

Los sanitarios alertan ya del aumento de contagios en Aragón y de las dificultades de rastreo que se están encontrando por la Semana Santa. La sensación general es que "se ha bajado la guardia" y que, aunque ligero, los datos apuntan a un claro ascenso que podría complicarse en las próximas semanas ante el incremento de la movilidad durante el puente. También ha aumentado la velocidad de transmisión del virus, la positividad y la incidencia.

El propio director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo, admitió ayer en ‘Aragón TV’ "problemas" con los seguimientos de las personas infectadas en las últimas semanas. A pesar de la situación de la curva epidemiológica, donde continúa preocupando especialmente la ocupación de las ucis con pacientes covid, el Departamento de Sanidad no se plantearía endurecer las restricciones antes del próximo Jueves Santo.

La Comunidad notificó ayer 82 nuevos contagios procedentes de 994 pruebas, que arrojan una tasa de positividad del 8,25%. En estos momentos hay 263 personas ingresadas en los hospitales con covid, de las que 55 requieren atención en las unidades de cuidados intensivos, una cifra que se sitúa a un nivel similar al registrado hace dos semanas.

Tarazona sigue registrando la incidencia acumulada a 14 días más alta de Aragón, con 407 casos por cada 100.000 habitantes, según la información del Ejecutivo autonómico. Jesús Turrión, médico de Atención Primaria del centro de salud turiasonense, explicó que en los últimos diez días se han confirmado 46 positivos, de los que muchos podrían estar relacionados con un brote familiar.

Salud Pública realizó test PCR a 36 estudiantes, aunque la semana pasada acordó no cerrar aulas en los centros educativos. "Hay que mantener la sensatez, la prudencia y el sentido común en aras del bienestar de toda la sociedad", indicó. Un mensaje que también lanzó ayer el alcalde de Tarazona, Luis José Arrechea, que transmitió que la situación es "muy preocupante" y pidió a los vecinos "un gran esfuerzo" de cara a reforzar las medidas de distanciamiento y seguridad sanitaria. En este sentido, instó a la Consejería de Sira Repollés a acelerar el sistema de vacunación y solicitó a la ciudadanía que, ante el más mínimo síntoma, acuda al centro de salud. Al mismo tiempo, el regidor recordó que a quienes se les hace una PCR, aunque esta sea negativa, deben guardar diez días de cuarentena.

En municipios como Ejea de los Caballeros han constatado un "leve repunte de casos". "Parece que, cuando se relajan las medidas, la gente baja la guardia y suben los contagios", apuntaron desde el centro de salud. Según indicaron, la mayoría proceden del ámbito laboral o social. "Son personas que luego terminan contagiando a la familia", agregaron. La semana pasada hicieron entre 15 y 20 PCR al día y ayer tenían agendadas 24.

La situación sigue siendo especialmente complicada en Zaragoza capital, que ayer notificó un 63% de los casos de todo Aragón. Muchos de ellos, según dijeron desde ambulatorios como el Amparo Poch, en el Actur, proceden de familias enteras. "Salvo excepciones, cuando el virus entra en una casa termina contagiando a todos los miembros", señalaron. Los sanitarios consultados coinciden en que se ha perdido un poco el miedo y que hay gente que hasta que no lleva un tiempo con síntomas no acude al médico. "No vienen tan pronto como antes. De cara a la Semana Santa no sabemos qué esperar. Dependerá de la movilidad", reconocieron.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión