Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

El brote de Bielsa se agrava con otros 10 casos y ya es la zona de mayor incidencia en Aragón

Un vídeo muestra una celebración privada del Carnaval en la plaza con la salida de varias trangas, acto que estuvo vigilado por la Guardia Civil. Cinco agentes del cuartel han dado positivo. 

Una imagen del vídeo de la celebración en la plaza de Bielsa.
Una imagen del vídeo de la celebración en la plaza de Bielsa.

La zona de salud de Lafortunada, en la comarca de Sobrarbe, es actualmente la de mayor incidencia acumulada de Aragón a siete días, con casi 3.000 casos por cada 100.000 habitantes, a raíz del brote surgido en Bielsa y que también ha tenido incidencia en localidades vecinas del valle de Chistau como San Juan de Plan. 

En las últimas 24 horas se han notificado 10 nuevos contagios, el mayor número en la Comunidad (solo igualado por el área de Torrero-La Paz, en la capital aragonesa) y en total, desde que a finales de febrero se detectaron los primeros, el área sanitaria ya acumula 52 positivos, la mayor parte en Bielsa. A consecuencia del mismo dos personas, de 65 y 68 años, están hospitalizadas en Barbastro. Además, el brote afecta también al cuartel de la Guardia Civil. Entre los infectados confirmados en las últimas horas hay cinco agentes y este jueves se harán más pruebas PCR a sus contactos.

Los datos de este miércoles demuestran la importancia de este brote que surgió en torno a los días de Carnaval. Aunque el alcalde de Bielsa lo ha desvinculado de esta fiesta, ya que se suspendieron todos los actos, sí hubo alguna celebración en círculos reducidos, como demuestra un vídeo publicado en la web de Radio Huesca y otros que circulan por las redes sociales en los que se ve a algunas trangas (personajes típicos del carnaval belsetano) en la plaza, junto a una veintena de personas.  

Las imágenes del vídeo corresponden al 13 de febrero, el sábado en el que se debía celebrar la multitudinaria fiesta, que este año no fue tal. El acto estuvo vigilado por la propia Guardia Civil. Desde la Comandancia de Huesca confirmaron que ese día recibieron un aviso de una concentración de personas en la plaza de Bielsa y que los agentes acudieron a la zona. Allí comprobaron que había una veintena de personas que cumplían las normas sanitarias (uso de mascarilla y distancia). No obstante, tanto esa noche como la siguiente denunciaron a siete personas por saltarse el toque de queda.

Una imagen del vídeo de la celebración en la plaza de Bielsa.
Una imagen del vídeo de la celebración en la plaza de Bielsa.

La información de la Guardia Civil confirma la versión del alcalde, Miguel Noguero, que negó que fuera una fiesta multitudinaria. "Hubo gente que salió a tomar algo a la plaza con mascarilla y distancia, y cuatro trangas se dieron una vuelta por el pueblo. Fue una cosa casi simbólica. No sé dónde estará el origen de los casos pero allí no porque ninguna de esas personas ha salido afectada ni sus familias", recalcó. 

Pero no fue la única celebración en el pueblo, ya que el domingo por la noche, 14 de febrero, también se quemó la imagen de Cornelio Zorrilla en una hoguera como se hace cada año, esta vez 'para los de casa', unas imágenes que también han trascendido a través de las redes sociales. En una y otra ocasión, ha justificado Noguero, él mismo y varios concejales "estábamos vigilando en la plaza para que no se fuera de las manos".

El representante municipal ha insistido que los contagios de Bielsa no tienen que ver con esos actos y sitúa el origen en dos personas residentes en Huesca que el siguiente fin de semana, el 20 y el 21 de febrero, se desplazaron al pueblo, donde tienen vínculos familiares y de amitad. "Una infectó a un grupo de amigos y otra a su familia, y de aquí saltó a la escuela porque había niños", ha asegurado Noguero.   

  

El martes la zona sanitaria de Lafortunada, a la que pertenece Bielsa, notificó 14 positivos, también la cifra más alta de todo Aragón. De ellos, 13 correspondían al municipio de Bielsa, que desde la semana pasada sumaba ya 24 positivos por una transmisión comunitaria que ha obligado a cerrar la guardería y un aula de Infantil perteneciente al CRA Cinca-Cinqueta (otras dos de Primaria están funcionando con normalidad). Precisamente algunas fuentes indican que los primeros casos se detectaron en los trabajadores de este centro escolar, a raíz de encuentros que tuvieron lugar en los días de Carnaval. El brote salió a la luz unos después: el 21 de febrero se notificaron los tres primeros positivos en la zona de salud de Lafortunada y al día siguiente, 10.   

Parte de los contagios corresponden al municipio de San Juan de Plan, aunque también ha habido algunos aislados en las otras dos localidades del valle de Chistau, Gistaín y Plan. En este municipio hay una familia afectada que precisamente lleva a su hijo al centro escolar de San Juan de Plan. Para intentar frenar cuanto antes la transmisión, desde el centro de salud de Lafortunada habían realizado 109 pruebas PCR desde el 12 de febrero hasta el 2 de marzo, según el departamento de Sanidad.

Tras guardar la cuarentena, este martes ya se retomó parcialmente la actividad escolar con docentes sustitutos, según ha explicado el alcalde de San Juan de Plan, Roberto Serrano, quien da el brote por controlado y se muestra aliviado de que no haya habido ningún caso grave. Además, ha dejado claro que en San Juan de Plan no hubo ninguna celebración de Carnaval, donde también es un referente festivo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión