Aragón
Suscríbete por 1€

Una Semana Santa entre el toque de queda y el toque de tambor

Las cofradías presentan mañana las firmas reunidas para que la DPZ rectifique y abra las puertas de San Cayetano. Discretos guiños a los redobles y un auto sacramental, entre los actos que se están planeando.

Nuestra Señora de las Lágrimas ya está expuesta al culto en la iglesia de San José Pignatelli de Zaragoza.
Nuestra Señora de las Lágrimas ya está expuesta al culto en la iglesia de San José Pignatelli de Zaragoza.
Oliver Duch

Las cofradías zaragozanas preparan su Semana Santa más incierta. No habrá procesiones en las calles, pero sí se podrán venerar las imágenes en algunos templos e, incluso, disfrutar de pequeños toques de tambor en las iglesias. Aún está por ver qué sucede finalmente con San Cayetano, epicentro de la Pasión de la capital, escenario con el que varias hermandades contaban para poder exponer al culto sus tallas. La DPZ ha denegado ese permiso pero los cofrades confían en que la institución provincial rectifique y para ello presentarán mañana más de mil de firmas recogidas en un acto de protesta.

Explican que, si no hubiera marcha atrás, el Cristo de la Cama no podría recibir culto, algo que ha hecho a lo largo de la historia contra viento y marea. "Durante los Sitios, en mitad de los bombardeos, se expuso en El Pilar, pese a la destrucción del convento que lo albergaba y las heridas que afligieron las bayonetas sobre la imagen. En la Guerra Civil también se mantuvo expuesto", comentan desde la Sangre de Cristo, en donde tienen constancia que desde mitad del siglo XVI siempre ha acompañado y ha asido accesible a los fieles.

Planes volátiles

"Todo es muy variable en función de las restricciones de Sanidad y la decisión final de la DPZ. Planeamos distintas alternativas y escenarios, pero todo está cogido con alfileres", explican los hermanos mayores de las cofradías, que no han dejado de reunirse en las últimas semanas. De hecho, existen planes A y planes B, y sirva el botón de muestra de que algunas hermandades ya habían impreso sus carteles con unos horarios de apertura que no serán finalmente los que se cumplan. ¿Otro ejemplo? En la céntrica iglesia de San Felipe, en principio, podrán verse el Ecce Homo, los pasos de la Humillación (la Virgen de la Amargura y Jesús de la Humillación) y los dos de la Coronación, pero se ha previsto también un croquis incluyendo la talla de la Piedad por si no abriera San Cayetano y hubiera que hacerle hueco. El concepto de hermandad parece más fuerte y presente que nunca.

Las congregaciones no renuncian a los redobles, aunque vayan a escucharse sin estruendo y de forma más bien simbólica. Se podrán oír cornetas y algunos toques de tambor en ‘misas especiales’ en el interior de las iglesias o en los jardines de San Antonio de Padua, como prevé hacer la Crucifixión. También habrá pequeñas muestras de redobles en Santa Mónica, donde no se montarán los pasos de la Humildad porque van a costal, pero sí se podrán ver las imágenes en un altar, o en Santa Rita, donde "conmemorando las dos procesiones principales sonará algún tambor, aunque será algo mínimo", comenta Carlos Pardos, nuevo hermano mayor del Resucitado. Lo mismo sucederá en la parroquia de la Coronación, en el Oliver, donde quedarán expuestas las imágenes de La Llegada, o en el Carmen, con la Verónica.

Control de aforos

En Santiago se dispondrán los cinco pasos de la Columna –habrá visitas guiadas– con una muestra de atributos. La populosa cofradía, además, planea para el Jueves Santo la representación de un breve auto sacramental, de la Flagelación del Señor, en el que sonarán una veintena de tambores, pero no estará abierto al público. Generalmente, antes de las salidas de las procesiones se juntan en la iglesia 700 cofrades, este año no podrán ser más de 300. En este templo también se ubicará la Dolorosa si no se resuelve la situación de San Cayetano.

Los aforos al 50% y el toque de queda a las 23.00 está condicionando las actividades que se preparan, si bien ya hay algunas más que definidas. La Oración del Huerto –que en junio recibió el título de ‘Real’– montará sus tres pasos en el Portillo, mientras que las Negaciones hará lo propio en la parroquia de San Lamberto, en Miralbueno. Tanto la imagen titular como la peana del Calvario quedarán expuestas en Santa Engracia desde el sábado del pregón, y se podrán ver con cita previa para evitar aglomeraciones dado que es una hermandad numerosa. Para la noche del Encuentro la cofradía ha preparado un vídeo para recordar el emotivo abrazo con la Dolorosa a través de Youtube.

Qué ver dónde

Las Siete Palabras celebran hoy mismo un capítulo en San Gil, al no poder utilizar San Cayetano, que es su sede canónica. Su patrimonio artístico está ahora dividido entre la exposición del Alma Mater (el Cristo de Miñarro), el Cristo de la Tercera y el de la Quinta Palabra (San Cayetano) y el Cristo de la peana, que se ha montado en San Gil con flores.

El Prendimiento también preveía exponer en San Cayetano su paso titular, que cumple 175 años, pero rezará el Domingo de Ramos en Santo Tomás de Aquino, antes de trasladar sus actos a la Mantería, donde expondrá el Cautivo, el Cristo de Daroca y su Dolorosa.

La Virgen de la Soledad permanecerá en su capilla de San Pablo, donde las Esclavas preparan la grabación de varios rezos –como los que suelen hacer a las puertas de San Nicolás– para emitirlos en Youtube. El Silencio hará un viacrucis por dentro de la iglesia y renunciará al lavatorio de pies tradicional de Jueves Santo. El Cristo de la Agonía y la Virgen del Rosario pueden visitarse en horario de culto, aunque esta última imagen no vestirá el manto procesional. El Cristo del Amor Fraterno, por citar un último ejemplo, ya está también expuesto al culto en el altar lateral del Perpetuo Socorro. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión