Aragón
Suscríbete por 1€

un año de la covid-19

"Fuimos los primeros en cerrar y vamos a ser los últimos en volver"

Tomás Gómez es el programador de conciertos de la Sala López de Zaragoza, que lleva cerrada un año por las restricciones, como el resto del ocio nocturno. La pandemia les cogió celebrando su décimo aniversario.

El tiempo se ha detenido en la Sala López de Zaragoza. Tomás Gómez, el programador de conciertos, sube la persiana del local y pueden verse en la entrada los carteles que anuncian la lista de actuaciones previstas en marzo de 2020. La pandemia de covid cogió a uno de los lugares de encuentro de la noche zaragozana celebrando su décimo aniversario. 

El 13 de marzo de hace un año era viernes y el local tenía que haberse llenado de nostálgicos de los años 80 para escuchar un tributo a The Cure y a Feel the beat, pero no llegó a abrir. Ni al día siguiente cuando actuaban 13 Krauss, Los Draps y Eleven. "El viernes ya teníamos el runrún de que estaban pasando cosas, gente que venía de Madrid y veía el ambiente. No esperamos a que saliera la orden sino que cerramos ese día por decisión propia. Sabíamos que iba a ser al día siguiente", recuerda sobre las horas previas al decreto con la declaración del estado de alarma. 

De unos días a un año

"Fuimos los primeros en cerrar y vamos a ser los últimos en abrir. Somos el sector de las relaciones sociales, de abrazarse, de brindar", comenta, entre la resignación y la impotencia. Desde entonces, el señor con bombín, un rayo de Bowie en la cara y bigote poblado que sirve de emblema a la sala lleva  365 días esperando para regresar, como el resto del ocio nocturno. Nunca creyeron que sería para tanto tiempo. "Pensábamos que iba a ser temporal, ni meses ni mucho menos un año".

"Aunque nos cueste, lo veíamos venir", añade. Pese a ello, también defiende que hay más control en un bar que el que ha habido estos meses entre quienes han seguido la vida nocturna en reuniones en pisos o botellones.

El toque de queda ha ocupado ahora el horario natural del negocio. En el interior, el polvo se acumula en las barras, el escenario permanece vacío y la luz que entra por las enormes cristaleras que enmarcan las vistas al Ebro y el Pilar hace que los morados y rosas de la barra recuerden más a una cafetería que a un bar de copas. Esta ha sido la reconversión de algunos locales nocturnos, pero Tomás tiene la esperanza de volver a celebrar conciertos, aunque no sabe en qué condiciones. 

Del 'tardeo' al vermú concierto

En una noche de actuaciones, 450 almas llenaban el local. En sus mejores años, "había una fila para entrar que daba la vuelta a la manzana", recuerda. Solo abrían viernes y sábado, los dos días en los que las noches se alargan hasta que empieza a clarear. Ahora no sabe "hasta qué punto los hábitos de los consumidores han cambiado" después de un año sin salir por la noche.

El cambio ya se había iniciado antes de la pandemia con el auge del llamado 'tardeo', que adelantaba la hora de salir de bares y la de volver a casa. Los conciertos que puede programar como autónomo  "los estoy haciendo a las 18.00 en los centros cívicos. Ahora va a haber vermú concierto, pero no sabemos si se quedará después". Puede que se adelante la hora porque era una tendencia en Europa, donde las 20.00 ya era tarde, frente a las 22.00 como hora habitual en España.

"He pasado de organizar 100 conciertos al año a dos al mes"

"He pasado de organizar 100 conciertos al año a hacer dos al mes", dice, por lo que ha pedido la prestación por caída del negocio que aprobó el Gobierno para los autónomos. "Con la prestación vas aguantando pero si esto sigue así me voy a tener que cambiar de profesión", lo que le pesaría porque lo suyo es vocación. Tiene 4 4 años y lleva 20 viviendo de la música. Se alegra por el resto de sectores que han podido volver, aunque haya sido con limitaciones de aforo y horarios, pero al mismo tiempo, le crea "más sensación de agobio" darse cuenta de que "somos los únicos que estamos parados". 

El futuro tras la pandemia no se atreve a dibujarlo aún. "Se especula con la posibilidad de que espacios que somos considerados como salas de conciertos se nos respete esa actividad, como un auditorio", cuenta pensando en cómo serán los conciertos postcovid. "Mejor tener eso que nada, pero no quiero decir que lo fuéramos a poner en práctica todos porque no sería rentable", reconoce.

Las primeras ayudas al sector no llegaron hasta hace unas semanas. El sector se ha movilizado durante todo este tiempo para pedir apoyos. Este domingo lo hace con una manifestación. "Ha habido salas que han cerrado completamente. Otras han cambiado de dueño", dice. El golpe ha sido el más duro que recuerda en el local, que a los tres años de abrir sufrió un incendio que obligó a cerrarlo de julio a diciembre de 2013. Visto con la perspectiva que da un año de pandemia asegura que "lo del incendio fue una broma comparado con esto, y recuerdo que entonces lloré".

Últimas noticias del coronavirus

Toda la información sobre el coronavirus en Aragón.

Más noticias sobre el coronavirus en España y en el mundo.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión