Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Covid-19

Unos 17.000 profesores se incorporan esta semana para preparar el curso contra reloj

Los sindicatos piden reforzar las "insuficientes" medidas de prevención de riesgos para evitar brotes.

Tareas de limpieza en las aulas en el colegio María Moliner de Zaragoza
Tareas de limpieza en las aulas en el colegio María Moliner de Zaragoza
Oliver Duch

Unos 17.000 profesores se incorporarán esta semana a las aulas en un curso marcado por la incertidumbre y en el que, según las asociaciones y los sindicatos consultados, está "casi todo por hacer". Los próximos siete días se prevén "frenéticos", ya que tendrán que preparar "contra reloj" todo aquello que hasta ahora no se había podido concretar. "Hay que cerrar los horarios, impartir formación sobre los planes de contingencia, las plataformas educativas, las metodologías para las clases semipresenciales... Se va a tener que trabajar mañana, tarde y noche e incluso el fin de semana", avanzó Eva Bajén, presidenta de la Asociación de Directivos de Centros Educativos de Aragón.

El problema, señaló, es que en julio comenzó a prepararse el curso 2020-2021 pensando en una escenario 1 de nueva normalidad. "Ahora hay que reajustar todo al escenario 2. Faltan por concretar, por ejemplo, los protocolos de limpieza y cómo se llevará a la práctica el enlace entre los colegios y los centros de salud", dijo.

A esto hay que añadir que los interinos de secundaria se incorporarán finalmente el miércoles y no mañana como estaba previsto  tras un error informático que ha afectado a la solicitud de plazas y a las posteriores adjudicaciones.

A este nuevo curso se incorporarán alrededor de 350 docentes más, una cifra "insuficiente" para los sindicatos y que representa en torno a una cuarta parte de los 1.500 que se sumaron en la pasada legislatura. Para los profesores, uno de los grandes retos será transmitir las nuevas normas y, sobre todo, hacer que sus alumnos las asuman. "Todos los cambios cuestan y hay mucho respeto. La situación es caótica, la Administración ha tomado las decisiones tarde y todo afecta", apuntó Mónica de Cristóbal, representante de Educación de CSIF. 

Para Gustavo Alarés, delegado de CGT, hay cuestiones "fundamentales" relacionadas con las políticas de prevención de riesgos laborales que urge concretar. "No sabemos qué va a ocurrir con las personas con patologías o las embarazadas", dijo. En su opinión, las administraciones "han dejado perder un tiempo precioso". "Hay muchísimas dudas. Los grupos burbuja nos parecen un brindis al sol para justificar ciertas ratios. Entendemos que la situación es muy compleja, pero no puede ser que Educación no haya tomado ninguna medida antes para diseñar un inicio de curso más seguro y con mayores garantías", agregó.

STEA no descarta incluso ir a los tribunales o impulsar movilizaciones ante las "insuficientes" medidas de prevención anunciadas por el Ejecutivo autonómico. "No van a evitar la propagación del virus en zonas con elevada transmisión comunitaria como Zaragoza", avisó Tomás Sancho, portavoz del sindicato. La decisión la tomarán este miércoles en una asamblea telemática.

Del papel a la práctica

En opinión de Eduardo García, coordinador de Educación de UGT, septiembre será un mes "de prueba" que permitirá comprobar si las medidas aprobadas son realmente eficaces o no. "Hay que ver cómo se trasladan del papel a la práctica. Por el momento, todo son planteamientos teóricos", razonó ayer. A su entender, las cosas se podrían haber hecho "razonablemente mejor" en la Comunidad. "Se ha partido de la base de implantar medidas que supusieran poco coste, y así es imposible. Educación tendría que haber hecho una memoria económica y, a partir de ahí, ir trabajando", afirmó.

Adaptarse a las circunstancias será ya de por sí un reto. También lo será, según Guillermo Hernáiz, representante de CC. OO. en materia de Educación, la labor tutorial que tendrá que hacerse de manera constante "para que el alumnado no tenga miedo o ansiedad".

Este será "el curso más difícil de los últimos años". "Y pensar que la presencialidad se va a garantizar hasta junio es engañarse. Seguramente, muchos centros tendrán que ir a un confinamiento durante un tiempo. La prioridad es que estos periodos duren lo menos posible para que las clases puedan desarrollarse de forma presencial", subrayó.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión