Despliega el menú
Aragón

aragón es extraordinario

Fuendetodos y Goya, amigos para siempre

La localidad natal del genial pintor aragonés fortalece sus referentes clásicos y busca nuevos alicientes para las visitas, que tienen en la primavera su temporada alta.

Foto de Fuendetodos
Casa natal de Goya
Laura Uranga

Sí, Goya, claro. Resulta curioso que ha día de hoy siga habiendo quien discuta la ‘explotación’ que hace Fuendetodos de su hijo más famoso, Francisco de Goya y Lucientes, uno de los mejores pintores de la historia. Los habitantes de esta localidad del Campo de Belchite no discuten el fondo de la cuestión, pero sí se exigen año tras año una renovación en las formas; además de los referentes habituales (Museo del Grabado, Casa Natal, sala de exposiciones Ignacio Zuloaga, Taller de Grabado) se busca dinamizar espacios y completar la oferta con la visita a las neveras (algunas ya recuperadas, otras en proceso), el rescate de los restos de la antigua parroquia de los Villares y el sendero educativo.

El alcalde Enrique Salueña explica que la visita más completa debe empezar en el Museo del Grabado. “Allí se paga la entrada a la Casa Natal y al propio Museo, 3 euros por las dos visitas; se empieza disfrutando de las obras de arte con la Tauromaquia, los Caprichos, los Desastres y arriba, los Disparates; abajo hay sala de exposiciones puntuales. Desde ahí, una de las encargadas del espacio –Rosa Calvo y Beatriz Soler son dos de las incumbentes– completa la visita de la Casa Natal de Goya y la sala de exposiciones Ignacio Zuloaga, que está contigua a la residencia del pintor”.

La Casa Natal de Goya pertenece a un descendiente de Zuloaga y la administra el Consorcio Goya-Fuendentodos. Es un espacio sencillo en el que destaca el recuerdo del 8 de octubre de 1917, cuando Manuel de Falla visitó el pueblo y tocó el armonio para la soprano polaca Aga Lahowska; la cocina, el recibidor, un pequeño comedor y arriba, las alcobas y la sala. Tiene encanto, aunque necesita algo de mantenimiento extra.

Enrique recuerda que en un día cualquiera hay más de 100 chavales de visita en el sendero educativo desde marzo y hasta final de curso. “Van 35 chavales al taller del grabado, 35 a la casa de Goya, 35 a hacer el sendero, desde ya y hasta final de curso. El sendero empieza por la fuente vieja, la Fuente de Todos, y sigue en la Caseta de los Pobres, que queremos reconstruir este año junto a una antigua calera gracias al apoyo de Adecobel. Luego tenemos unas antiguas parideras; si llegamos a un acuerdo con los propietarios, queremos hacer allá un museo de escultura al aire libre, con obras basadas en la piedra caracoleña. De ahí vamos a un nevero y a las antiguas canteras romanas de piedra, y a los restos de la Obra de los Moros, nombre de nuestro castillo, de ahí al nevero Balay, que en principio se inaugurará en mayo, y a la iglesia de la Asunción, donde está la pila bautismal en la que se bautizó a Goya. Acabaremos en la iglesia derruida antes de volver al Museo del Grabado”.

Marzo es un mes importante para Fuendetodos. Enrique lo detalla. “Vuelven las visitas teatralizadas por tercer año consecutivo, con el trabajo de Olga Larrubia, zaragozana muy involucrada en la oferta cultural del pueblo. El primer año, la Duquesa de Alba y la Maja eran las guías; el año pasado, un biznieto de Zuloaga. Este año aún es sorpresa; lo sabremos el 28 y 29 de marzo, con la fiesta anual que organiza el Ayuntamiento por el nacimiento de Goya, que se celebra el fin de semana más cercano al 30 de marzo. Las visitas teatralizadas se extienden hasta mitad de junio los sábados, domingos y festivos”.

Un sendero educativo con nuevas y bucólicas figuras de forja

Pascual López es un fenómeno. Escultor, hijo de murciano y fuendetodina, lleva años instalado en la localidad natal de su madre y se aplica en numerosas tareas; desde las clases en el taller del grabado a la decoración, la escultura en forja o la conducción de visitas culturales. En estos días, su taller se ha hecho orwelliano con perros, cabras y burro de forja. También hay un pastor; todo está hecho con hierro reciclado, recogido durante años de talleres. “Hace tiempo que pensaba darle un uso a la chatarra, y han salido piezas llamativas; cuando hablamos con Enrique de la posibilidad de decorar el sendero educativo con estas figuras para honrar a los antiguos cabreros nos pareció buena solución; es bonito recrear con desechos algo que ya no existe. Mi padre tenía un taller y hacía figuras con tornillos: lo mío tira más al arte, pero me ha inspirado, desde luego”.

Pascual guarda una sorpresa para este año; cabezudos. “Se van a exponer y pronto los conocerán todos; además, si sale adelante la idea del espacio expositivo al aire libre tendremos en Fuendetodos un lugar para que se haga realidad otro sueño, que los artistas hagan el viaje inverso al habitual y vengan a los pueblos desde la ciudad”.

Pascual y Enrique recuerdan que en 2020 se celebra el año Zuloaga, para honrar al gran valedor del legado goyesco hace un siglo. “Zuloaga vino en el tren de Utrillas desde Zaragoza con un grupo de personalidades que incluían artistas, periodistas y otros notables; pararon en la cantera de la Princesa y vinieron casi 10 kilómetros andando hasta el pueblo. El 29 de marzo vamos a recuperar eso, aunque ya no haya tren; vendrán en autobús hasta ese punto, luego habrá caminata y comida de hermandad en Fuendetodos, con embutidos y ternasco a la brasa”.

La visita a la localidad natal de Goya encierra muchos alicientes.

Un regalo inesperado en forma de pila bautismal

La iglesia derruida de los Villares dejó de ser parroquia en 1728. Los arqueólogos José Luis Ona y Héctor Arcusa (este último es familiar de Ramón, la mitad del Dúo Dinámico) dirigen la segunda fase de excavación en su solar, donde realizan tareas de limpieza arqueológica y consolidación, con el fin de facilitar las futuras visitas y dotarlas de contenido con los nuevos hallazgos. El más señalado llegó el pasado octubre con la pila bautismal en la que con toda seguridad se bautizó a Gracia Lucientes, la madre de Goya. “Fue un regalo –explica José Luis– porque es una pieza medieval entera, hecha con piedra de cantera local; con el trasiego que ha llevado esta iglesia y los diversos usos del edificio y el solar, que acabó siendo un vertedero, es increíble. El segundo regalo ha sido hallar e identificar un ábside románico de la primitiva iglesia del siglo XII y su ampliación de finales del XIII”.

Cómo llegar a Fuendetodos y qué ver

Comarca. Campo de Belchite.

Cómo llegar. Desde Zaragoza hay 50 kilómetros por la Autovía Mudéjar hasta Botorrita y luego por la A-2010 vía Jaulín hasta Fuendetodos.

La hostelería. Para tomar algo y comer bien se puede ir a dos puntos en Fuendetodos; el Casino, en el mismo Centro, y el hotel Capricho de Goya, más cerca de las afueras. También hay un albergue con capacidad para 34 personas y tres casas rurales en ejercicio: La Abuela Pilar, El Pintor y El Mielero. Se está construyendo una cuarta, La Pedriza, y en comercio queda la Carnicería Montse.

La panadería y el Mesón. La panadería cerró hace unos meses y en estos días se está ultimando su reapertura. El Mesón también sigue cerrado.

Fuendeverde. Espacio de naturaleza de Fuendetodos que tiene como objetivo principal la sensibilización y la educación medioambiental. Está dirigido a todos los públicos y todas las edades.

Reportaje de la serie 'Aragón es extraordinario'.

Etiquetas
Comentarios