Despliega el menú
Aragón

agricultura

Miquel Montoro, youtuber agrario: “Muchos creen que la gente del campo somos tontos y es todo lo contrario”

La primera palabra que dijo fue "tractor". Ahora tiene 14 años, un millón de seguidores en las redes y es un ídolo en el mundo agrícola. Su visita a la FIMA de Zaragoza lo ha dejado patente.  

Seguramente hayan oído eso de "¡Hostiá, pilotes!”. Esta expresión, que surgió en el momento en que el protagonista del vídeo, Miquel Montoro, descubrió que ese día tenía albóndigas caseras para comer -pilotes en mallorquín- pasó de ser una simple ‘storie’ de Instagram publicada en la cuenta de un adolescente a viralizarse hasta el punto de convertirle en uno de los youtubers del momento en nuestro país. Este jueves, el joven protagonizaba un casual encuentro en FIMA con Luis Planas, ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca y Javier Lambán, presidente del Gobierno de Aragón.

Quedamos con Miquel en el stand de la Asociación Nacional de Maquinaria Agropecuaria Forestal y de Espacios Verdes (Ansemat) de FIMA 2020. La entidad quiso tener un detalle con el joven y agradecerle la defensa y promoción que hace en sus redes sociales de la agricultura y el mundo rural. “Hace una enorme labor de promoción y difusión entre los más jóvenes. Llevábamos años viendo cómo hacerlo y de repente un chaval de 14 años lo ha conseguido”, afirma Ignacio Ruiz, Secretario General de la asociación, quien asegura que es “el mejor embajador que tenemos en España”.

El joven mallorquín acaparó la atención de autoridades y visitantes en su visita a la FIMA este jueves, donde  coincidió con el ministro Luis Planas.
“Pensábamos que nadie iba a reconocerlo en FIMA. No esperábamos esto” (Sandra Fons, madre de Miquel Montoro) 

Hoy, este joven mallorquín cuenta con más de un millón de seguidores en la red, de los cuales más de 300.000 están en Youtube, la plataforma que lo catapultó a la fama hace un par de años. “Pensábamos que nadie iba a reconocerlo en FIMA. En Mallorca lo para todo el mundo pero no esperábamos esto”, admite Sandra Fons, su madre. En día y medio, el joven youtuber apenas ha podido salir del pabellón número 7 debido al revuelo que está ocasionando entre los presentes. Todo el mundo quiere una foto con Miquel Montoro. Y aunque aprecia el cariño de la gente, reconoce que es un poco estresante: “Intento llevarlo bien pero es duro”.

Miquel Montoro con su madre, Sandra Fons, en la FIMA de Zaragoza, este viernes.
Miquel Montoro con su madre, Sandra Fons, en la FIMA de Zaragoza, este viernes.
Camino Ivars

Mientras esperamos a que llegue su hijo, Fons asegura que Miquel es un niño “de lo más normal”. “Esto nos ha venido un poco de sopetón. Todo empezó como un juego, subió un vídeo a Youtube con un amigo para hablar del campo que es lo que le gusta”, rememora su madre. Sin embargo, y a pesar de que es una acción que diariamente protagonizan cientos de jóvenes en todo el mundo, unos meses después se convirtió en todo un fenómeno en las redes. El joven viene de una familia de agricultores encabezada por su abuelo paterno quien, junto a su padre, Miguel, le han inculcado el amor y una auténtica pasión por la vida en el medio rural, algo que se le nota en los ojos cuando habla de ello. “La primera palabra que dijo fue tractor. Ni mamá, ni papá, ¡No veas qué gracia me hizo!”, bromea su madre.

“La primera palabra que dijo fue tractor. Ni mamá, ni papá, ¡No veas qué gracia me hizo!”

Desde este jueves, Miquel Montoro se encuentra con sus padres en la FIMA, una feria a la que lleva acudiendo cada año desde que es un niño. “Llevo desde los 3 años viniendo con mi padre, para mí es una de las mejores ferias agrícolas de España”, asegura el joven. Y aunque reconoce que no ha podido ver muchas cosas entre foto y foto, ha pasado la mayor parte del tiempo viendo tractores, una de sus grandes pasiones pues le gustaría estudiar mecánica y dedicarse a la reparación de tractores antiguos.

Y es que, el medio rural también cuenta con un gran número de avances tecnológicos a pesar de que el imaginario colectivo tenga una imagen bien distinta: “Muchos creen que la gente del campo somos tontos y es todo lo contrario. Tendrían que venir aquí (FIMA) y ver los avances y las nuevas tecnologías”.

“Llevo desde los 3 años viniendo a la FIMA con mi padre”

Sobre su defensa del mundo rural y de la agricultura de proximidad, el joven, a pesar de su corta edad, lo tiene claro: “es imprescindible que se equilibren los precios y que el consumidor entienda que hay que pagar un precio justo para que los agricultores puedan vivir de esto”.

Miquel Montoro se ha convertido en todo un ídolo para mucha gente del campo. Por eso muchas personas han querido tener una foto con él en la FIMA. dra Fons, en la FIMA de Zaragoza, este viernes.
Miquel Montoro se ha convertido en todo un ídolo para mucha gente del campo. Por eso ha estado muy solicitado para hacerse una foto con él en la FIMA, como muestra esta imagen.  
Camino Ivars

Contra la precaria situación del campo

Miquel recuerda cómo vio un vídeo precisamente en Youtube en el que un padre le preguntaba a su hijo que de dónde procedían los huevos y este le respondía que del supermercado. Una broma que a él, lejos de parecerle divertida, le hizo tomar la decisión de tratar de cambiar las cosas. “Me dejó muy impactado. Quería poner en valor el trabajo de los agricultores y ofrecer otra perspectiva del mundo mucho más tranquila y agradable”, reconoce.

“Las personas que están en el campo disfrutan más las cosas y las aprecian mucho más”, reflexiona. Y aunque reconoce que su sueño sería tratar de vivir de ello, al tiempo asume que hoy en día es una quimera debido a la precaria situación que atraviesa el medio rural. “Es importante concienciar a los compradores de que pagar un poco más puede permitir que el agricultor pueda vivir de ello en lugar de elegir siempre lo más barato, que es una cuestión de calidad y también de medio ambiente”, reivindica.

Su participación en el programa televisivo 'La Resistencia' con David Broncado ha sido de lo más visto: 

Etiquetas
Comentarios