Despliega el menú
Aragón

coronavirus

"Ante enfermedades como el coronavirus o la gripe, hay que evitar las visitas sociales a los hospitales"

El doctor José Ramón Paño, investigador principal del Grupo de Investigación Clínica en Enfermedades Infecciosas del Hospital Clínico de Zaragoza, explica cómo actuar para prevenir el nuevo coronavirus, del que por el momento no se conoce ningún caso sospechoso en Aragón.

José Ramón Paño, médico experto en enfermedades infecciosas, es el investigador principal del Grupo de Investigación en Enfermedades Infecciosas del Hospital Clínico de Zaragoza.
José Ramón Paño, médico experto en enfermedades infecciosas, es el investigador principal del Grupo de Investigación en Enfermedades Infecciosas del Hospital Clínico de Zaragoza.
Ángela Ibáñez

El doctor José Ramón Paño, médico experto en enfermedades infecciosas e investigador principal del Grupo de Investigación Clínica en Enfermedades Infecciosas del Hospital Clínico de Zaragoza, advierte de que el coronavirus es una "amenaza" para España, pero no lo ve como un problema que esté afectando ahora mismo a los aragoneses, como sí lo está siendo la gripe. En este sentido, subraya que es aconsejable limitar las visitas sociales a los centros hospitalarios, que pueden complicar el estado de los enfermos ingresados. 

- ¿Cómo cree que va a evolucionar el nuevo coronavirus de China? ¿Podría llegar algún caso a Aragón o el riesgo es mínimo?

- Creo que puede llegar debido a que, de hecho, ya se ha identificado en España un caso importado, concretamente en La Gomera. Pero espero que sea a pequeña escala gracias a los esfuerzos que está haciendo China, al igual que el resto de la comunidad internacional, y a los protocolos y esfuerzos de vigilancia y contención en nuestro país. Respecto a la vigilancia, Salud Pública ha previsto todos los escenarios de entrada de pacientes.

- ¿Dónde se realizan las pruebas diagnósticas del virus en España, en el propio hospital donde ingresa el paciente sospechoso, o hay un centro de referencia?

- El diagnóstico se podría realizar técnicamente en nuestros centros. Pero en la fase en la que estamos, en la que no está habiendo casos en España -y ojalá no los haya-, centralizar el diagnóstico tiene utilidad para controlar que no haya problemas con la prueba. Afortunadamente, para este tipo de alertas sanitarias por infecciones nuevas o emergentes tenemos el Centro Nacional de Microbiología, que es capaz de diagnosticar los nuevos virus que van surgiendo en muy poco tiempo. Es un sistema que está preparado y además se revisa de una manera periódica. Ahora mismo es la mejor solución.

- En caso de sospecha, ¿se aislaría a todos los supuestos pacientes para hacerles las pruebas pertinentes? 

- Sí, hay que tomar una serie de medidas de prevención de la transmisión. Y entre ellas está el aislamiento. Técnicamente, se llaman precauciones de prevención entre las que está la ubicación del paciente en una habitación individual.

- ¿Están preparados los hospitales aragoneses para recibir este tipo de casos?

- Una de las ventajas que tenemos en España, a diferencia de China cuando surgió el coronavirus, es que en estos momentos sabemos que existe un nuevo virus que tenemos que vigilar. Por otro lado, nuestro sistema sanitario es robusto y cuenta con unas estructuras de Salud Pública que han sido pensadas para dar respuesta a este tipo de alertas, porque hay que diferenciar también entre estar alerta, que ayuda a estar mejor preparado, y generar alarma. Los hospitales hemos adaptado a cada centro las recomendaciones generales que el Ministerio de Sanidad ha hecho para facilitar su aplicación. Hay un protocolo y circuito de atención en caso de que apareciera algún paciente que fuera sospechoso, y lo adaptamos al circuito del hospital.

- ¿Cuál es el riesgo para la población aragonesa y la principal amenaza para el personal sanitario?

- El riesgo en el momento actual es bajo. En el hospital es un tema de conversación recurrente y se pregunta por él, pero no percibo miedo entre los compañeros. Quizás ayude saber que es un virus parecido a la gripe. En el fondo, la gripe estacional es una infección respiratoria que ocurre anualmente, pudiendo haber pandemias de forma mucho más esporádica, ante determinadas mutaciones del virus de la gripe, como ocurrió por última vez en el año 2009. Sabemos que periódicamente puede aparecer un virus nuevo, de la gripe, o en este caso un nuevo coronavirus que puede causar más problema, y por eso es una cuestión que se tiene más o menos interiorizada.

- Sin embargo, los profesionales de enfermería han remitido una carta a la OMS pidiendo que se mejore la formación, pues consideran que las medidas de las guías de prevención se quedan cortas. ¿Hay temor entre los sanitarios aragoneses?

- Las medidas de prevención de la transmisión de la infección que se aplicarían ante un caso sospechoso son las mismas que recomienda la OMS. No percibo temor entre mis compañeros en estos momentos por el nuevo coronavirus. Quizás sea porque la gripe es el problema real ahora mismo. El coronavirus es una amenaza y es difícil determinar si va a suponer un problema real como lo es en estos momentos la gripe.

- En plena epidemia de gripe, y siendo que los síntomas se confunden fácilmente con los del coronavirus. ¿Está siendo difícil abordar estos casos?

- En este momento no. Tal y como está la situación aquí en España, en el que no está circulando el virus, en principio no está suponiendo ningún problema porque para sospechar infección por el nuevo coronavirus, además de determinados síntomas sospechosos tiene que haber antecedentes de un viaje a una zona específica de Chinadonde se están produciendo los casos de transmisión.

- ¿Se está implementando estos días el uso de mascarillas en hospitales y centros de salud?

- De momento no veo diferencia con lo que fuera la temporada de gripe del año pasado. Puede haber más o menos casos de gripe, pero en cuanto a comportamientos no está habiendo cambios. Sí estaría bien que aprovecháramos esta alerta para aplicar estos principios porque sirven también para evitar casos de gripe.

- En estos momentos, ¿preocupa más la gripe que el coronavirus?

- La gripe está suponiendo en estos momentos una sobrecarga asistencial para los hospitales y si queremos evitar que haya más contagios de gripe es momento de que el ciudadano sea consciente de lo que tiene que hacer y empiece a hacerlo. Ahora mismo tenemos pacientes ingresados con gripe y lo que sí recomendamos es evitar las visitas sociales a los hospitales. La gripe en gente sana a veces tiene pocos síntomas, pero si uno viene con pocos síntomas y se acerca a un enfermo que tiene alguna cuestión le puede afectar. Hay que intentar no exponer a las personas frágiles en las que la gripe puede ser más complicada que en una persona sana.

- Medidas de higiene básica como el lavado de manos, ¿pueden evitar el contagio del coronavirus?

- Sí, eso es así. Las medidas básicas de higiene respiratoria pueden ayudar a prevenir que personas que no estén infectadas entren en contacto con el virus. Las más evidentes son el tema de cómo se estornuda y cómo se tose. Hay que intentar taparse y la forma de hacerlo es importante: mejor usar pañuelos desechables y no taparse con la mano directamente para evitar que esas partículas se dispersen. La higiene de manos es otras de las medidas básicas de prevención de todo este tipo de infecciones.

También es importante que sepamos que la gripe es un problema real ahora mismo y que las medidas de prevención que son válidas para la gripe son válidas para el nuevo coronavirus: la higiene de la tos y del estornudo, la higiene de manos… El virus se contagia fácilmente a través de estas partículas. Por eso, conviene evitar ir a trabajar estando enfermo o con síntomas de una infección respiratoria. Son cosas que deberíamos estar haciendo ya, pero no por el nuevo coronavirus sino por prevención ante otras patologías infecciosas.

- ¿A qué personas afectaría más el nuevo coronavirus?

- La información que tenemos ahora nos dice que parece afectar más a este subgrupo de población mas frágil o vulnerable: personas con patologías previas, ancianos... también esto es una similitud con la gripe.

- ¿Cuál es el índice de mortalidad que tiene esta enfermedad?

- Con los datos que tenemos, el índice de mortalidad se estima que es de un 2%. Pero es muy probable que cambie. Hay quienes piensan que va a ser inferior. Los pacientes que estamos identificando como casos son probablemente los más graves. Si incluyéramos todos los casos que hay en China, probablemente la mortalidad sea más baja. Pero como digo, sabemos que esta cifra puede variar cuando conozcamos mejor cómo se comporta la infección.

- ¿Cree que China está actuando e informando correctamente sobre este tipo de casos?

- Desconozco de primera mano la situación en China, pero creo que se han tomado medidas importantes. Han generado información que está siendo muy útil a los demás países para tomar decisiones que son muy importantes. Por ejemplo, a pesar de que es una infección tan reciente, ya se puede diagnosticar en poco tiempo porque en China se identificó y se secuenció el virus en un tiempo récord y eso ha permitido que las pruebas diagnosticas estén al alcance de mucha más gente. Disponer de la secuencia del virus permite que ya haya grupos de investigación trabajando en la vacuna. Creo que lo que está haciendo China es importante para tratar de contener la epidemia y ayudar a su control.

Etiquetas
Comentarios