Aragón

elecciones municipales 26-m

Las alcaldías de Zaragoza, Huesca y Teruel se juegan a varias bandas

PSOE y PP pugnan por ser la lista más votada en los grandes municipios y Cs, ZEC, Podemos, CHA, PAR y Vox, por ser decisivos.

Buena sintonía entre la DGA y el Ayuntamiento de Huesca. Luis Felipe, que participó en un acto electoral en el parque de Santo Domingo, habló este martes de la buena relación con el Gobierno de Aragón. Confía en que el domingo mejore aún más, "con un gobierno socialista en la Comunidad y en la capital oscense".
Buena sintonía entre la DGA y el Ayuntamiento de Huesca. Luis Felipe, que participó en un acto electoral en el parque de Santo Domingo, habló este martes de la buena relación con el Gobierno de Aragón. Confía en que el domingo mejore aún más, "con un gobierno socialista en la Comunidad y en la capital oscense".
Rafael Gobantes

Son las elecciones municipales más fragmentadas desde 1979. El escenario político está protagonizado por ocho candidaturas que se presentan en las principales localidades de la Comunidad, sin contar donde aparecen los independientes de la FIA y otras formaciones y coaliciones locales de electores. Hay por lo tanto dos bloques ideológico diferenciados, pero el primer objetivo de PSOE y PP es ser la lista más votada, porque en caso de no alcanzar pactos que sumen mayorías absolutas podrán acceder a las alcaldías.

El segundo objetivo de PSOE y PP es consolidar la hegemonía de su bloque ideológico que ya lograron en las generales del 28 de abril, cuando los socialistas se auparon como partido más votado y los populares lograron, salvo excepciones puntuales, el sorpaso de Ciudadanos, cuyo posicionamiento a nivel nacional le está estrechando el margen de acuerdos y pactos en autonomías y ayuntamientos.

Y el tercer objetivo, y el principal en este caso, es poder sumar mayorías absolutas con los grupos más afines, porque se puede repetir el caso de 2015 de ganar las elecciones y quedarse sin la alcaldía correspondiente, como le sucedió al PP en Zaragoza y Huesca.

Por su parte, Ciudadanos, tiene como prioridad acercarse al voto de las generales y aunque no descarta el sorpaso al PP, pese a que los datos indican que será solo en algún caso aislado, está concentrando los mensajes y los actos de la última fase de la campaña en obtener unos resultados que le permitan sumar con PP y con PSOE para gobernar en los grandes municipios. El problema para Cs es que los socialistas obtengan un resultado que les permita sumar por ambos lados.

Este contexto también sería un problema para el PAR, que perdería sus opciones para ser la llave de la gobernabilidad. El mismo problema que CHA, aunque si se mantiene será clave para la izquierda en su conjunto. Asimismo, aún está por determinar qué pasará si Vox entra en los ayuntamientos de las tres capitales y de cómo influirán las negociaciones para la DGA y para el gobierno de España.

La otra batalla destacada para las municipales es la que libran Podemos y las confluencias, que en su mayoría están lideradas por IU, salvo ZEC que está encabezada por los comunes de Pedro Santisteve y Luisa Broto.

La pelea más dura es en Zaragoza, donde Santisteve tiene muy difícil mantener la alcaldía y si además tiene menos concejales que Violeta Barba, puede quedarse incluso fuera del gobierno municipal, si se diera que PSOE, Podemos y CHA sumen o que los socialistas recibieran el apoyo de Cs.

Mientras que en Huesca, Cambiar-IU y Podemos están obligados a entenderse con el PSOE para evitar un gobierno de PP, Cs y Vox. Y en Teruel, la popular Emma Buj tendrá que contar con Ciudadanos y con el PAR para asegurar la alcaldía sin esperar a que Vox tenga concejal.

Por estas razones, todos, pero en especial PSOE y PP, están llamando a la participación y al voto útil para captar al mayor número de indecisos, que a estas alturas está en torno al 23%. Una cifra habitual a cinco días para ir a las urnas.

Etiquetas
Comentarios