Despliega el menú
Aragón

Aragón, un país de montañas

Ruta de PRimavera

'Slowdriving' entre los almendros en flor de Cinco Villas y la Hoya

La Ruta de los Castillos suma el aliciente de llevar al viajero por zonas de cultivo de almendros y cerezos, ahora en plena floración

El Moncayo aparece al fondo de esta imagen tomada esta semana en la carretera de Sádaba a Pinsoro.
El Moncayo aparece al fondo de esta imagen tomada esta semana en la carretera de Sádaba a Pinsoro.
Javier Martínez el Brujo

La floración de almendros y cerezos hacen que esta época sea una de las mejores para disfrutar de un recorrido por la parte más occidental de la Hoya de Huesca y la vecina Comarca de las Cinco Villas. Ayerbe, Loarre, Murillo, Bolea, Uncastillo, Sádaba... y otras localidades ofrecen en estas fechas la mejor postal de los campos en flor. Para realizar un recorrido por estas localidades, tendremos una buena guía en la Ruta de los Castillos del programa turístico Aragón Slowdriving, que comienza en Loarre y nos lleva hasta la zona sur de las Cinco Villas. Una paseo detenido, siguiendo la filosofía ‘slow’ al viajar, es el mejor modo de disfrutar de estos paisajes y del rico patrimonio que también ofrece este territorio.

Castillo de Loarre

La ruta arranca en uno de los enclaves más valiosos de ese patrimonio, el castillo de Loarre, considerado la fortaleza románica mejor conservada de Europa (horario de visitas de 10.00 a 19.00). En el aparcamiento podemos dejar el coche y comenzar la ruta senderista hasta el pico Puchilibro, desde donde disfrutaremos de unas buenas vistas sobre los campos de almendros que pueblan la ladera sur de la sierra de Caballera. Si miramos en direccion a Guara, aparecerán los cerezales de Bolea, ahora también en plena floración. En la ruta al Puchilibro solo hay que salvar unos 520 metros de desnivel y recorrer 7,5 km de ruta circular. Está señalizado como sendero de pequeño recorrido (PR) con marcas blancas y amarillas.

Desde la localidad de Loarre, por la carretera A-1206, solo 12,3 km nos separan de Ayerbe, la siguiente etapa de esta ruta y otro enclave idóneo para pasear entre campos en flor. Desde el polideportivo Everest del municipio salen varios senderos señalizados que pasan por los zonas de almendros. En el casco urbano de Ayerbe destaca la torre de San Pedro del siglo XII y el palacio de los Marqueses de Ayerbe, de estilo gótico-renacentista. La carretera A-1202 nos lleva hasta Santa Eulalia de Gállego, en un tramo de 8,5 km que atraviesa el río Gállego. Remontando su cauce, encontramos Biscarrués y Murillo, dos poblaciones de este entorno que también ofrecen estas bellas estampas en sus campos.

Cinco Villas

De vuelta a la ruta, nos esperan las Cinco Villas. Uncastillo es una de las paradas de este recorrido, en cuyo término municipal también encontraremos cultivos de almendro. Ya en la localidad, nos encontraremos con el mejor conjunto románico del siglo XII de España, representado especialmente en sus seis iglesias de este estilo. Todo su casco urbano guarda un sabor medieval, que se puede ver también en los restos de sus murallas o en la Torre del Homenaje.

Los almendros andan también florecidos estos días en los campos de Sádaba, otro de los enclaves de esta ruta. Imposible confundir el perfil de esta villa medieval, marcado especialmente por las líneas puras y sobresalientes de su castillo del siglo XIII, sobrio y majestuoso sobre un promontorio que domina todo el casco urbano, y que es uno de los más monumentales y representativos de su época en Aragón. Conserva en su término municipal dos importantes vestigios romanos: el mausoleo de los Atilios y el de la Sinagoga.

De vuelta al asfalto, la A-127 nos llevará hasta Ejea de los Caballeros, con su iglesia-fortaleza de San Salvador, entre otros monumentos. Tras recorrer 15 km por la A-125 llegaremos a Erla y su cuidado caserío. El Santuario de Monlora, en los montes de Luna, será la siguiente parada y el prólogo a nuestro camino a Sierra de Luna, el municipio con mayor número de almendros de la comarca, en relación a su tamaño.

Etiquetas
Comentarios