Despliega el menú
Branded
Ayerbe, un auténtico paraíso para los cinco sentidos

Ayerbe, un auténtico paraíso para los cinco sentidos

En esta localidad es posible disfrutar de un simple paseo o participar en rutas senderistas y de BTT por la localidad y los núcleos próximos de Fontellas y Losanglis.

Los senderos de la localidad permiten disfrutar de unas vistas únicas.
Los senderos de la localidad permiten disfrutar de unas vistas únicas.
Ayto Ayerbe

Los amantes de la naturaleza tienen en Ayerbe un auténtico paraíso para los cinco sentidos. Un lugar donde es posible disfrutar de un simple paseo o participar en rutas senderistas y de BTT, no solo por la propia localidad, sino también por los núcleos próximos de Fontellas y Losanglis.

Entre las actividades que merece la pena realizar sobresale la Ruta de las Ermitas que, a finales de año, recorre algunos de los monumentos religiosos más queridos y emblemáticos de esta localidad, entre los que sobresale la ermita románica de Santa Lucía, del siglo XII. También destaca la conocida como Ruta de la Flor del Almendro, una ocasión excepcional para presenciar la floración de un árbol cuyos frutos han sido, durante muchos años, una de las principales fuentes de riqueza entre los vecinos.

En este recorrido por Ayerbe se recomienda la excursión circular por el monte San Miguel, desde cuyas alturas se pueden divisar las sierras Prepirenaicas y contemplar la propia ermita y los restos de una fortaleza musulmana (s. XI) denominada ‘Os Muros’. Tampoco hay que olvidarse de hacer un pequeño paseo por La Fontaneta.

En el núcleo del municipio es obligada la visita al Centro de Interpretación de Ramón y Cajal, que recoge los episodios más significativos de la infancia y juventud del gran premio Nobel, así como algunas de sus investigaciones y descubrimientos científicos.

Dentro del rico patrimonio de este rincón de la provincia de Huesca no se puede pasar por alto el Palacio de Ayerbe (s. XVI), o la Torre del Reloj (s. XIX). También se puede subir a la torre románica de San Pedro (s. XII) o disfrutar, antes de los horarios de culto, de la riqueza interior de la iglesia parroquial de San Pedro, una construcción de sillería, cuya decoración del interior es de concepción neoclásica.

El apunte

Una rica gastronomía: la gastronomía de Ayerbe es todo un referente en la zona. Entre sus deliciosos productos locales destacan las famosas tortas de Ayerbe y ‘Refollaus’, así como los embutidos artesanos, el vino, la miel o aceite de oliva. Las pinturas barrocas del Santuario de Casbas: desde la Oficina de Turismo de Ayerbe se ofertan excursiones al Santuario de la Virgen de Casbas (s.XVIII), para contemplar sus pinturas barrocas. Entre ellas, destacan las siguientes imágenes: en el lado del Evangelio: san Lucas, san Mateo, san Pedro, san Pablo, san José, santa Elena, san Valero, san Felipe Neri, san Antonio Abad y san Quílez. En el muro opuesto, san Juan, san Marcos, san Joaquín, Cristo crucificado, santa Ana, santa Leticia, san Francisco y santa Lucía.Anota en el calendario

Una vuelta al renacimiento: en julio, Ayerbe regresa al pasado de la mano de ‘En clave de Renacimiento’, una cita con la que la localidad pretende sensibilizar a sus vecinos sobre su rica herencia cultural. El Palacio Urríes, referente durante el Renacimiento, es uno de los emplazamientos más significativos de esta actividad. Un paraíso micológico: el próximo mes de octubre, durante los días 27 y 28, tendrán lugar las XXVIII Jornadas Micológicas de Ayerbe, un acontecimiento que congrega a cientos de aficionados al mundo de las setas.Ir al especial 'Impulsa Aragón'

Etiquetas